STRYPER – The Covering

Los grupos más veteranos y aclamados, a pesar de tantos años de carrera, siguen disfrutando con lo que hacen, e incluso algunos parecen sacar trabajos por pura diversión y, en las ocasiones más afortunadas, la diversión no está en absoluto reñida con la calidad. Y éso es lo que ha hecho el grupo cristiano de Hard Rock/Heavy Metal STRYPER con su último lanzamiento, “The Covering”, el cuál su título ya da una imagen bastante clara de lo que nos vamos a encontrar en esta obra: versiones.
Veriones de bandas de Rock y Metal de los 70 y principios de los 70 que han influenciado a los componentes del combo, y más en concreto lo han hecho estos temas aunque, además y a modo de regalo, nos encontramos con una canción nueva original del propio grupo.

Lo primero que hay que decir de este trabajo es que en absoluto se trata de una mala copia o algo sin sentimiento, sino que STRYPER brindan homenaje a estos autores y estos títulos, con lo que me refiero a que les han aportado su propia elegancia, vitalidad y personalidad (especialmente la vocal) a la vez que respetan las grabaciones originales aunque dándoles algunos arreglos para llevarlas al campo de STRYPER en lugar de crear clon tras clon sin sentimiento alguno. Han tratado todos los cortes con mucho cuidado para darles el tributo que merecen a la vez que inyectándoles un aire fresco lo cual es, exactamente,lo que se espera de un disco de veriones de una banda cómo esta tan legendaria.

La elección de los temas, sin lugar a dudas, hará las delicias de los seguidores de los grupos iconos del Rock y Heavy Metal más clásico y, además, las han intercalado de una forma que hace de este “The Covering” un compacto variado y ameno, por no mencionar que absolutamente todos ellos son auténticos himnos. Por ejemplo, el redondo abre con la pegadiza “Set me Free” (canción setentera de los glameros SWEET), para seguir con la más rockera y dónde varían el tempo en cierta forma “Blackout” (SCORPIONS), la cual da paso a la mítica “Heaven and Hell” (Black SABBATH), que se convierte en uno de los grandes puntos a destacar dentro del plástico. Supongo que la elección de este tema en concreto ha sido más que meditada, y no únicamente por su contenido musical.  Esta intrduce “Lights Out” (UFO). Esta última la han convertido en una pista más pesada, rockera, con un sonido compacto y, sobretodo, unas grandes guitarras.
A esta le sigue “Carry on Wayward Son” (de KANSAS), que parece hecha por sus armonías, estructuras, etc. para que ellos la versionen. Minutos más tarde esta pista presenta “Highway Star” (DEEP PURPLE), la cual es también otra de las grandes a destacar dentro de este “The Covering” y, además, la han hecho más rápida, especialmente gracias a una gran labor tras los bombos por parte de Robert. Todo ello sin olvidar la increíble capacidad vocal de Michael. Lo cierto es que siempre me ha parecido uno de los mejores cantantes del género, y todavía no logro entender cómo jamás ha recibido más atención.
Volviendo a los cortes que forman este plástico, ahora llega el turno de la que más ganas tenía de escuchar, “Shout it out Loud”, de los enormes KISS. Lo cierto es que es bastante fiel a la original, incluso la voz de Michael suena distinta y parece haber querido adaptarse en cierta manera a los rangos más graves y lineales de Gene Simmons. La mayor diferencia la encontramos en el estribillo y coros (muy destacables, por cierto), las guitarras (también en el solo tras el estribillo) y el sonido más moderno, quizás con un aire más de Rock actual y, absolutamente, más cercano al estilo STRYPER. Mucho groove y gran protagonismo de las 6 cuerdas. Lo primero que pensé al veer que habían versionado este tema fue que encajaría mejor con ellos un tema de su etapa “Unmasked” en lugar de algo previo, pero la verdad es que han sabido adaptarlo perfectamente a su estilo, acercándose bastante a sus días de “Yellow and Black Attack”.
“Over the Mountain” (OZZY OSBOURNE) es una de las versiones que menos destaca dentro del compacto, quizás es que tiene menos alma pero, afortunadamente, es una de las poquísimas excepciones.

A partir de aquí STRYPER nos muestran su lado más Heavy con “The Trooper” (IRON MAIDEN), la cuál también es bastante fiel a la original, a excepción de las guitarras, dónde realmente han puesto toda su creatividad y sello variando la composición y dónde, una vez más, Michael Sweet muestra todo su potencial y versatilidad vocal.
A esta le sigue “Breaking the Law” (¿hace falta decir de quién?) que es, sin duda, una de las que más han variado de toda la obra, haciéndola más lenta, pesada y Michael Sweet siguiendo sus propios patrones en lugar de los de Halford algo que, en ocasiones, parece difiícil de lograr en lo que hacer covers se refiere. Lo cierto es que también es otra de las que destaca del disco por haber sabido variarla de una forma notable y no tan solo en sutiles detalles.
“On Fire” (VAN HALEN) es la que le sigue y, de nuevo, se mantiene fiel a la original y, por lo tanto, prácticamente a la misma altura. Un corte que descarga pasión (de nuevo, sobretodo gracias a la voz tan llena de fuerza y sentimiento de Michael) y potencia, dejando con un buen sabor de boca y ganas de más.
La última versión del CD llega con una de las que es, quizás, de las más versionadas dentro del Rock, y no es otra que todo un clásico de LED ZEPPELIN cómo lo es “Immigrant Song”. De ella lo único que puedo decir es que reluce en varios aspectos. Es, simplemente, una de las mejores versiones que he escuchado de este tema junto con las que hicieron, hace ya algunos años, HELLION y GOTTHARD, y los que las conozcáis creo que os podéis hacer una idea de cuán bien suena la que encontramos ahora en “The Covering”.
El álbum cierra con “God”, un nuevo corte de estudio del grupo y que contiene todo lo que sus fans podrían esperar de ellos: guitarras punzantes, voces increíbles, ritmos sólidos y en perfecta cohesión, grandes melodías y, cómo no (y cómo ya predice el título), sus habituales letras que, entre otras cosas (o eso me gustaría pensar), ha hecho llegar a STRYPER dónde están hoy en día.

A todo el disco lo envuelve un gran y limpio sonido y, además, se nota la formación original que ha creado este nuevo trabajo, y es que la unidad es algo que también se transmite a su interpretación. Por si esto fuera poco, Michael Sweet está tan en forma cómo siempre, y no deja de dar muestra de ello ni en las notas más altas, incluso me atrevería a decir que ha mejorado y suena más limpio y claro. Su hermano tampoco se queda corto a las baquetas, sonando su batería con mucha presencia a cada minuto, al igual que Oz Fox parece ser uno de los guitarrista más infravalorados del estilo, y lo ha vuelto a demostrar con los grandes riffs y solos de este disco, tanto con personalidad cómo fuerza, sin olvidar la variedad de los sonidos más actuales a esos riffs tan ochenteros. De hecho, la guitarra es uno de los mejores elementos y más versátiles, amenos y originales de esta obra. Tim, a quién no veíamos en el grupo desde, nada más y nada menos, que “Soldiers under Command” no da tregua a su prominente bajo con su sonido firme que, en cierta forma, actualiza el sonido de estos clásicos. Y es que, cada miembro de la banda, parece dar lo mejor de sí en cada momento.

STRYPER, casi 30 años después de su formación, enseñan al mundo cómo se debe hacer un buen trabajo de versiones con un disco cargado de canciones clásicas de Metal y Rock interpretados por músicos experimentados dónde dejan ver sus tablas y buen hacer interpretándolos de una forma soberbia. Desafortunadamente, en discos de este tipo los oyentes suelen dejar de lado algunos factores o caen en la mala costumbre de escuchar estos temas sin prestar demasiada atención, por lo que “The Covering”, me atrevo a
decir, caerá pronto en el olvido.

Big3 Records
Puntuación: 8,5/10

 

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin