SISTER – Hated

Desde que de Suecia surgieron bandas cómo LOUD N NASTY o HARDCORE SUPERSTAR me he considerado una amante de,prácticamente, todo lo que saliera de ese país oliendo a Rock, especialmente con el auge que hubo tras la salida del primer álbum de CRASHDÏET. Y es que, desde entonces, Suecia parece haberse convertido en la nueva casa del Sleaze, o quizás sea una especie de “New Wave of Wave of Swedish Sleaze Metal”. Un ejemplo de ello y de todas las interesantes bandas que han nacido ahí son SISTER quiénes, a pesar de lanzar ahora su primer álbum de larga duración, apuesto que los seguidores de este estilo ya conoceréis gracias a sus cuatro trabajos previos de corta duración.
Dicho ésto, cabe añadir que hace ya un par de años mi interés por este “Swedish Sleaze” empezó a pagarse, quizás fuera, precisamente, por ser un movimiento bastante saturado, a pesar de que la mayoría de grupos tengan una gran calidad. Y, dicho sea de paso, este interés ha parecido volver gracias a lanzamientos tan buenos cómo los de SISTER.

No creo ser la única que ve auténtica calidad en lo que estos chicos hacen. Y para muestra, un botón; y es que este debut ha sido lanzado por, nada más y nada menos, que Metal Blade. Por no mencionar que, si su último EP fue producido por Martin Sweet y Peter London (CRASHDÏET), este primer compacto completo ha sido producido por Tobias Lindell (HARDCORE SUPERSTAR, CRASHDÏET, EUROPE). A pesar de ello, todo este es secundario, y la única forma en la que podemos descubrir su calidad es escuchando este “Hated”.

Cómo ya sabréis sus seguidores, con su cuarto y último EP hasta ahora, “Dead Boys Making Noise”, se ganaron muchas comparaciones con MURDERDOLLS, y lo cierto es que parecen haber dejado esa línea más “oscura” que tomaron con aquella obra en el tema de letras, ya que continúan con la misma imagen. Por otro lado, la voz sí podría recordarnos a la de Wednesday 13.
En esta ocasión las letras son crudas, quizás es que, al igual que su música, derraman cierta actitud y sentimiento Punk pero, a excepción de cortes cómo “Werewolves on Blackstreet” (y de la sinistra intro del CD que, a pesar de no tener letra suena bastante siniestra. Y la portada, por supuesto, que también desprende ese aire de horror), han dejado de lado aquellas letras, prácticamente de horror, que hicieron que se les comparara tanto con MURDERDOLL. Porque ahora, sencillamente, no se les puede comparar con nadie.
El disco es una mezcla entre Sleaze, Glam a los primeros tiempos de ALICE COOPER, Rock ‘N’ Roll, Hard Rock de los 80 y, sobretodo, Punk, aunque más que en lo musical, la influencia Punk (u Horror Punk) parece estar en su imagen y actitud. Aunque también en el sonido sucio, directo y honesto del compacto. A pesar de ello, su abanico de influencias parece ser mucho más amplio y a veces no ser tan evidente, puesto que en títulos cómo el último, “Drag me to the Grave”, hay ciertos detalles muy metaleros además, se trata de una de las pistas más pesadas, potentes y contundentes del redondo.
Algo que destaca dentro de este plástico, además de su sencillez de temas rápidos y simples pero efectivos, siempre pegadizos y amenos, son los grandes coros que encontramos, especialmente, en los estribillos. Temas cómo la más apunkarrada “Motherfuckers (like you”) son una prueba ejemplo de ello, además el estribillo suena incluso más Punk algo que, sin duda, encaja con el título de la canción y con sus habituales letras. Por si esto fuera poco, en este tema también nos encontramos con una gran solo de guitarra y es que, por lo general, los desafiantes riffs son una gran aportación al redondo.

A pesar de esta general tónica que parece seguir el trabajo (de temas rápidos y sucios cargados de distorsión), encontramos un par de canciones que marcan la diferencia. La primera es la que da nombre al lanzamiento y que es el primer single de dicha obra, “Hated”, la cual es un medio tiempo pesado y que, bajo mi punto de vista y en comparación con el resto del CD, tiene bastante poca garra. Lo cierto es que podrían haber elegido cómo single prácticamente cualquier otra canción del disco. Eso sí, excepto “Would you Love a Creature”, una auténtica balada acústica dónde encontramos un piano y unas voces que ni siquiera parecen venir de Jamie quién, sin duda, demuestra saber adaptarse a lo que la música de SISTER pide en cada momento y, además, ni siquiera en las baladas pierden la esencia de la banda.

SISTER tienen una gran ejecución, composición (todas son realmente efectivas, con mucha garra y, por lo tanto, parecen estar perfectamente estudiadas), producción y, sobretodo, mucha honestidad, haciendo la música que les sale del corazón sin ningún tipo de miramiento algo que, sin duda, creo que puede funcionar muy bien en sus directos. A pesar de lo que muchos puedan pensar por su cuidada imagen y esta “moda” sueca, estos chicos hacen lo que quieren, y lo demuestran con una forma soberbia y sutil de mezclar estilos y hacer que ellos formen su personalidad ya que, si algo tienen, es una personalidad muy marcada que no pierden ni un segundo en todo el redondo.
Lo cierto es que SISTER están por encima de muchos de sus grupos compatriotas además de por calidad y, sobretodo, personalidad, por haber tenido más imaginación y tener algo que, solo a primera vista, haga diferenciarlos del resto, cómo bien podría ser su imagen.

Quizás “Hated” se podría describir cómo Sleaze sueco, pero no creo que muchas veces hayáis escuchado algo así, y no por lo técnico. Así que lo mejor que podéis hacer es conseguir este álbum cuándo salga a la venta el próximo 7 de junio y opinar por vosotros mismos. Pero, sin duda, incluso han superado sus anteriores lanzamientos de corta duración.

Metal Blade (2011)
Puntuación: 9/10

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin