DEVIN TOWNSEND PROJECT – Ghost

“Para mí hacer música es cómo cagar: es, simplemente, parte del día”, éso dice este incansable artista canadiense sobre su trabajo, y lo cierto es que se nota, tanto por sus colaboraciones con artistas, cómo los diversos proyectos que ha tenido o por su carrera en soltario, todas estas trayectorias realmente activas.
Devin Townsend crea música con una facilidad tremenda, y también navega por diversos estilos, sentimientos y universos de una forma pasmosa, abre su mente de una forma que muchos quisieran… Quizás por ello es considerado por muchos un auténtico genio contemporáneo.
Cómo sus seguidores sabréis, en escasas semanas lanzará, bajo el nombre de DEVIN TOWNSEND PROJECT, “Deconstruction” y “Ghost”, los cuáles ponen punto y final a una cuatrilogía conceptual que comenzó en en 2009 con “Ki” y “Addicted”. Dos trabajos con un sentimiento distinto pero que representaban todas las sensaciones que había vivido tras dejar el alcohol y las drogas, compañeros de giras durante muchos años. Así que, una vez más, “Deconstruction” y “Ghost” no son sino otro viaje a través de sentimientos, aunque hoy únicamente hablaremos de la última entrega, “Ghost”.

Desde la primera escucha nos percatamos de que es el disco más bello de Devin Townsend hasta la fecha  y que transmite un sentimiento general de una agradable paz y una apacible tranquilidad, y además es algo que también se transmite a la perfección con la portada. También se trata de un álbum muy ambiental, enormemente acústico y, en ocasiones, más “folkie”, con instrumentos cómo flautas y una gran vibración de fragilidad.

A pesar de que la mayor parte de temas sean completamente atmósfericos, en ocasiones con un ambiente prácticamente espacial, también encontramos cortes cómo la más alegre “Blackberry”, que tiene un fuerte sentimiento Country mezclado con los habituales ambientes del compacto, lo cuál crea una combinación única y fantástica, propia solo de mentes tan irrepetibles cómo las de Devin, que se atreven con un compacto tan arriesgado cómo lo es este “Ghost”.
Otra pista a destacar bien podría ser “Texada”, que cuenta con un sonido que rompe, en cierta manera, con la tónica general del plástico, y mezcla sonidos asfixiantes creados por el sintetizador con armoniosos melodías de flauta. De nuevo, otra gran imagen de cómo crear distintos contrastes y unirlos de forma única y fluída, de manera natural y sofisticada.

Está claro que Devin no se aburre, y tampoco hace aburrirse a sus oyentes; creando siempre obras distintas, sin dejar probar cosas nuevas… Y “Ghost” vuelve a ser una buena prueba de ello, con un sentimiento y sonido distinto a sus tres obras predecesoras, aunque no se puede decir realmente que, por ejemplo, ni “Ki” ni “Addicted” se parecieran entre ellos, por lo tanto, Townsend ha vuelto a lograr lo que buscaba y ha vuelto a regalar lo que sus seguidores esperan de él. Evindentemente, seguidores de SYL, por ejemplo, no disfrutarán de este disco tan relajado, pero no creo que los que busquen algo similar a lo que nos ofreció con STRAPPING YOUNG LAD hayan llegado a estas alturas de su carrera.

Devin Townsend ha vuelto a crear una obra maestra con su habitual facilidad, elegante, realmente expresiva y, en esta ocasión, (además de arriesgada en varios sentidos) también bella, delicada y que dejará a los oyentes con una sensación interior muy agradable. Devin, ante todo, se considera un artista, y ha vuelto a retratarse con una forma casi inmejorable de poner punto y final a DEVIN TOWNSEND PROJECT y que, dentro de unos años, nos hará tener un grato recuerdo de este aventurado proyecto.
Century Media (2011)
Puntuación: 9/10

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin