WOLFCHANT – Call of the Black Winds

Bajo el nombre de “Call of the Black Winds” nos llege el cuarto álbum del que, posiblemente, sea uno de los grupos más reconocidos de Pagan Metal en Alemania: WOLFCHANT.
WOLFCHANT comenzaron su andadura musical en 2003 y desde entonces no han hecho otra cosa que cosechar éxitos. Ya lo hicieron con sus dos primeros trabajos y lo han seguido haciendo en festivales y giras en las que han compartido escenario con bandas de renombre de todo el globo (MAYHEM, OBITUARY, ENTOMBED, etc.) y éste nuevo lanzamiento promete no ser una excepción a la regla.

El redondo abre con un preludio de instrumentación clásica y de sonido épico y majestuoso llamado “Black Winds” para seguir con la potente “Stormwolves”, dónde ya muestran todos los elementos que les han caracterizado. Ya dejan ver sus riffs honestos y rápidos, las grandes melodías que se confunden en partes épicas (aunque todos sus temas sean muy épicos, sobretodo en los ritmos galopantes y el sonido general mayestático). Las voces tampoco se quedan atrás, sonando agresivas y tan poderosas cómo cualquier otra del género pero mezclándose con voces rasgadas que podrían salir de cualquier disco de Black Metal, guturales y, por supuesto, augustos coros limpios que no podían faltar en ninguna obra del estilo.

Cómo no podía ser de otra forma, los teclados y las voces (incluyendo, sobretodo, los coros) hacen uno de los trabajos más importantes del redondo, pero sin olvidar la función de la potente y sólida batería y los tan incansables cómo personales riffs de guitarra que no dejan de seguir el ritmo y complementar la gran melodía (fácilmente distinguible) en ningún momento, incluso encontramos algún que otro interesante solo, que a veces suenan más rockeros que otra cosa.
Lo cierto es que en este “Call of the Black Winds” encontramos, sobretodo si prestamos especial atención a la batería, muchas influencias de Power Metal. Prácticamente es un Power Metal disfrazado de Viking gracias a esas melodías épicas, aunque también con alguna que otra influencia de Metal extremo, especialmente en el aspecto vocal (sí, esas guturales y voces rotas).

Todos los instrumentos están colocados con cautela y parece que absolutamente todo ha sido cuidado por completo, con una cantidad innumerable de detalles. Aunque para ellos e debe agradecer la gran producción (a cargo de Markus Stock, quién ha trabajado con grupos cómo THE VISION BLEAK; EISREGEN o MAROON), puesto que es soberbia, algo que necesita cualquier redondo del género para poder distinguir a la perfección la cantidad de elementos que se esconde tras la música.
No es un disco especialmente sinfónico, pero sí realmente majestuoso y bastante más alegre que sus compactos anteriores. Además, en todo momento notamos que el septeto ha madurado mucho (especialmente en el campo compositivo) desde su anterior “Determined Damnation” y han creado un sonido todavía más variado.

Sin duda, WOLFCHANT son uno de los grandes del género y así lo es este compacto, que maravillará a los seguidores tanto del Viking cómo del Power Metal que no les importe escuchar algo de Metal extremo e influencias épicas.
Un álbum con garra que incluso puede abrir la mentalidad de los menos acérrimos a este género que ahora parece estar sobreexplotado.

Massacre Records (2011)
Puntuación: 9/10

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin