FLAME – March into Firelands

Los seguidores de la brutalidad underground al más puro estilo de la vieja escuela están de seurte… Y es que los fineses de FLAME ya tienen nuevo álbum de larga duración tras su debut (después de varios splsits y demos) “Into the Age of Fire”, el cuál ha sido bautizado bajo el nombre de “March into Firelands” tras retrasar alguna que otra vez su salida.
A pesar de ser un cuarteto formado en 1999, hace ya más de una década, no es una banda conocida por el grna público, sino que siempre han movido dentro de los círuclos del underground. Aún así, el combo fue fornado por componentes de URN y en él también encontramos miembros que están o han estado en ADORIOR y BARATHRUM.

Lo cierto es que no podemos decir que FLAME tengan un sonido similar a ninguna de esas bandas sino que, más bien, parece que han cogido ciertos elementos de cada una de ellas para formar el sonido único (aunque dentro del Black/Thrash) de FLAME.

Cogen la esencia Black Metal de BARATHRUM y ADORIOR añadiéndole el sonido tan a la vieja escuela y cavernoso de ADORIOR, incluso algunos ritmos más pesados de éstos.

En este “March into Fireland” se mezcla una producción sucia y cavernosa (quizás sea algo de lo que más destaca), un sonido oscuro y gélido, una batería atronadora con cambios de ritmo, pues no todo es velocidad por velocidad y unos instrumentos todos ellos con gran protagonismo y que suenan en su sito en todo momento. Tampoco hay que olvidar la gran voz que suena perfectamente y en acorde con la, en casi todo momento, desenfrenada instrumentación. En la voz, rasgada en todo momento, también se utilizan algunos efectos que nos podrían recordar a los de algunos trabajos de Death Metal de principios de la década de los 90, convirtiéndola en una voz prácticamente de ultratumba y que otorga un sonido más sombrío a su música. De hecho, el ambiente creado por la voz e instrumentación es de sobresaliente, y mejor todavía en combinación con su música acelerada y cargada de odio, especialmente gracias a la atronadora batería.
Tampoco hay que desmerecer la gran labor de las guitarras, siendo repetitiva cuándo así lo necesita, incluso aportando algunso riffs melódicos y hasta algún que otro pequeño solo, aunque en ningún momento resta brutalidad a su música.

A pesar de que sea un trabajo más enfocado al Black Metal de la vieja escuela, encontramos elementos de Thrash Metal e incluso algún que otro detalle de Heavy Metal pero, a pesar de con qué elementos jueguen en distintos momentos, no dejan de lado la brutalidad, los ambientes gélidos y, sobretodo, una gran pesadez.
Black/Thrash en estado puro añadiendo el sello personal de la banda, cómo son los cambios de ritmo en la frenética velocidad desatada a algunos más lentos pero no menos contundentes o los efectos vocales, además de la gran variedad en las seis cuerdas. Aunque pueda parecer lo contrario, no inentan revivir el sonido de viejas glorias, y lo hacen con un sonido puramente old school de la primera a la última nota de la manera más brutal y, sobetodo, dinámica. Siendo breves, siguen la línea de su predecesor pero todavía con más brutalidad y toques de Death Metal. No os cansaréis de hacer headbanging.

Lo cierto es que para mí han sido una gran sorpresa (admito que ver a músicos de ADORIOR hizo interesarme especialmente por este redondo, pero la verdad es que no se pueden comparar) , y también lo serán para seguidores de bandas cómo NIFELHEIM, VULCANO, BLASPHEMY, DESASTER, AURA NOIR (y no solo por el título del compacto) o incluso SARCÓFAGO.

Hell’s Headbangers (2011)
Puntuación: 8,5/10
Tania Giménez

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin