FERAL – Dragged to the Altar

Fichar con el sello del mismísimo Jon McEntee, Ibex Moon records, para un álbum debut ya es todo un sello de calidad. Y eso es lo que precisamente tienen los suecos FERAL que, además, iban a formar parte de la gira cancelada de MASTER junto con SIX FEET UNDER. Todo esto, y sus previas demos (de las cuales han incluido los que para mí son, sus mejores temas en este compacto) son auténticos sellos de calidad.

“Death ‘N’ Roll” es cómo en muchas páginas se etiqueta a esta joven banda de Norsjö, pero lo cierto es que son mucho más Death     que Roll o Rock. Quizás algunos ritmos más marcados y algunas guitarras suenen más rockera, pero su música está construída sobre una base sólida de Death Metal, eso sí, brutal y melódico a partes iguales a la vez que pegadizo.

Ejemplos de esas guitarras más rockeras, o incluso heavies, y de su sonido pegadizo pueden ser cortes cómo “The Deathbog”, cercano al Thrash, o el especialmente pegajoso y potente estribillo de la tercera pista del plástico, “Judas”, ésta con un ritmo más lento y galopante que, en ocasiones, puede mostrar influencias de Heavy Metal. Aunque, si hablamos de canciones pegadizas, es imposible no mencionar “The Curse of the Casket”, con riffs adictivos, un ritmo más rápido y, en general, un corte más death metalero, sobretodo en la sólida batería marcada en eterno contraste con riffs rockeros.
Lo cierto es que la ya mencionada “The Deathbog” es uno de los títulos más variados y ricos del disco, ya que en ocasiones, aparte de rozar el Thrash, las guitarras están llens de psicodelia y nos transportan con facilidad a la década de los 70.
La ejecución de todo el disco es simple pero efectiva y, a pesar de las interesantes composiciones, no son demasiado complicadas. También debemos destacar toda la base rítmica, incluso el bajo, afortunadamente bastante audible e incluso encontramos algún solo de las 4 cuerdas (prestadle especial atención al tema inicial “Once inside the Tomb”). Por supuesto, las guitarras son una de los grandes rasgos de este redondo, mostrando influencias de diversos géneros musicales y distintas épocas (pero sobretodo Death y Rock, en diversas formas), siendo algo de lo que da más riqueza y cultura musical a todo este “Dragged to the Altar”. Posiblemente las guitarras sean el pilar sobre el que se construye la identidad de FERAL.
Las voces siempre acompañan cómo anillo al dedo a la instrumentación, siendo en todo momento guturales profundas que contrastan con la que, probablemente, sea la mayor característica de FERAL: su groove y la clara producción deja entrever todos los detalles que componen sus creaciones.

FERAL, con su disco debut, han logrado crear un sonido atemporal, variado y que recuerda a diversos estilos en distintas ocasiones pero difícil de encasillar.

Ibex Moon Records (2011)
Puntuación: 9/10

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin