Recogiendo el legado que dejaron algunos de los fundadors de la banda que habían militado en bandas como sus conmpatriotas ABOMINATOR o DESTROYER 666, los australianos de DESTRUKTOR se ponen las pilas para lanzar su primer álbum de larga duración tras más de una década de carrera editando algunos Eps y splits, con el cual hacen asomborosa gala a su nombre. " />

DESTRUKTOR – Nailed

Recogiendo el legado que dejaron algunos de los fundadors de la banda que habían militado en bandas como sus conmpatriotas ABOMINATOR o DESTROYER 666, los australianos de DESTRUKTOR se ponen las pilas para lanzar su primer álbum de larga duración tras más de una década de carrera editando algunos EPs y splits, con el cual hacen asomborosa gala a su nombre.

Este «Nailed» es una descarga de ira, destrucción y Death Metal con tintes de «blackened» Thrash Metal, mezclan lo mejor de bandas como NIFELHEIM o los ya mencionados DESTROYER 666, por supuesto, con algunos elementos de grupos como INCANTATION en numerosas partes lentas que intercalan en medio de su brutal descarga. 10 temas en 45 minutos de poca variedad, solo ritmos cada vez más rápidos, furiosos blastbeats y un sonido sucio, justamente lo que su música necesita y lo que crea la producción, aunque siendo lo suficientemente nítida para notar los riffs de guitarra tan afilados. Las voces de su vocalista Glenn Destruktor también encajan a la perfección con su música; growls graves pero bruscos. Totalmente reconocible.

El redondo es un asalto de bestialidad y siempre utilizan el mismo patrón, pero a partir de la segunda mitad del álbum parecen tener algo más de variedad y así lo muestran en cortes como la genial «Endless Reign of Terror» o la que cierra al disco de una gran forma, «Spawning the Immortal» con unos buenos cambios de ritmo y una estructura casi épica que demuestra que DESTRUKTOR pueden ofrecer mucho más que una tormenta de riffs.

Death Metal sin trampa ni cartón, sin tecnicismos; el único propósito es ser brutal y utilizar los tópicos del género de toda la vida en todos los aspectos. Y mejor todavía si es un Death Meal tan bien tocado y como siempre debería sonar.
No busquéis encontrar nada original en este redondo, pero si lo que queréis es que un disco os haga destrozaros el cuello y que os haga respirar a principios de los 90, está claro que os encantará este «Nailed» de unos tós que no podrían ahber escogido mejor su nombre. Tres cuartos de hora de pura destrucción sonora.

Hell’s Headbangers (2009)

Puntuación: 8/10

Tania Giménez

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin