Por lo visto los filipinos de DEIPHAGO llevan dando caña (y cómo nadie, en el más sentido estricto de la expresión) desde hace ya la friolera de 20 años, pero lo cierto es que éste "Filipino Antichrist" es el primer encuentro que tengo con ellos y la verdad es que, para ser sincera, la primera vez que los vi y leí el título del álbum no me dio muy buena espina, pero este trabajo se trata de otro de ésos que o amas u odias y yo, personalmente, empecé odiándolo hasta quele di sus merecidas escuchas y me percaté de que, si no cerramos la mente ante este larga duración, no pasará inadvertido para nosotros (y tampoco lo hará paa los que terminen odiándolo). " />

DEIPHAGO – Filipino Antichrist

Por lo visto los filipinos de DEIPHAGO llevan dando caña (y cómo nadie, en el más sentido estricto de la expresión) desde hace ya la friolera de 20 años, pero lo cierto es que éste “Filipino Antichrist” es el primer encuentro que tengo con ellos y la verdad es que, para ser sincera, la primera vez que los vi y leí el título del álbum no me dio muy buena espina, pero este trabajo se trata de otro de ésos que o amas u odias y yo, personalmente, empecé odiándolo hasta que le di sus merecidas escuchas y me percaté de que, si no cerramos la mente ante este larga duración, no pasará inadvertido para nosotros (y tampoco lo hará para los que terminen odiándolo).

DEIPHAGO son rapidez, brutalidad y, sobretodo, caos. Un caos casi ruidoso que no da tregua ni un segundo en lo que dura el redondo. Quizás a algunos les parezca demasiado desordenado, como si todo estuviera tocado al azar y sin una buena ejecución con el simple propósito de dar la máxima tralla posible, pero ahí se esconde su encanto y su enorme personalidad. Las voces son exactamente igual de caóticas que su sonido; van de partes habladas a gritos insanos, pasando por guturales y aullidos que hacen de su música algo todavía más demencial. En general es una amalgama de guitarras y baterías ultrarrápidas y desestructuradas que a veces parecen no encajar las unas con las otras, pero parece ser que funcionan y crean un sonido y atmósfera muy característica. La producción es bastante raw, por lo que hay que prestar bastante atención para distinguir algunos pequeños solos que hay en este “Filipino Antichrist”, se esconden entre el caos reinante y la incesante velocidad.

Posiblemente DEIPHAGO sean uno de los grupos de Black Metal más bestiales, algo así como ANAAL NATHRAKH pero siendo puro BM, aunque con influencias de Death y Grind, una mezcla perfecta de lo más extremo del Metal.
Un disco caótico, demente, feroz… Una banda que no es para todo el mundo, no es en absoluto fácil de escuchar, pero si estáis preparados para oír algo que os destroce los tímpanos y no os asustan, por ejemplo, los mencionados ANAAL NATHRAKH, DEIPHAGO estarán siempre en vuestra colección.

 

Hell’s Headbangers (2009)

Puntuación: 8,5/10

Tania Giménez

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin