Intentaré resumir de modo poco extenso los últimos años de esta enorme banda finlandesa. Muchos avatares ha habido alrededor del grupo otrora liderado por Tolkki. Idas y venidas de miembros, presentaciones de cantantes que nadie conoce, guerras, disputas y lo más sonado de todo la salida del alma mater del conjunto, Timmo Tolkki. " />

STRATOVARIUS – Polaris

     Intentaré resumir de modo poco extenso los últimos años de esta enorme banda finlandesa. Muchos avatares ha habido alrededor del grupo otrora liderado por Tolkki. Idas y venidas de miembros, presentaciones de cantantes que nadie conoce, guerras, disputas y lo más sonado de todo la salida del alma mater del conjunto, Timmo Tolkki.

Intentaré resumir de modo poco extenso los últimos años de esta enorme banda finlandesa. Muchos avatares ha habido alrededor del grupo otrora liderado por Tolkki. Idas y venidas de miembros, presentaciones de cantantes que nadie conoce, guerras, disputas y lo más sonado de todo la salida del alma mater del conjunto, Timmo Tolkki.

Parecía que las cosas iban tranquilas hasta que en marzo del 2008, Tolkki anuncia en su web la disolución  de la banda: “Las confrontaciones, peleas, incompetencia, relaciones tensas, reacciones negativas, amargura, hostilidades, desinterés y la mala maestría musical han sido la causa…”

En 2008 el combo finlandés tenía previsto editar un nuevo álbum del cual solo habían dicho parte del nombre: “R……….R……..”, pero no fue así . Tolkki creó una banda denominada Revolution Renaissance, el cual era el nombre del que iba a ser nuevo disco de los finlandeses.  Esta nueva  agrupación editaba su primer disco con todos y cada uno de los temas que iban a aparecer en ese álbum frustrado de Stratovarius.

Pero estos deciden filtrar a internet la demo de Revolution Renaissance grabada por todos y cada uno de los miembros originales de Stratovarius (toma castaña) . A raíz de esto comunican a la prensa que Tolkki lo habría hecho por pasta y que siguen con el grupo.

Finalmente este renuncia a todos los derechos de Stratovarius y se los cede a Kotipelto, Johansson y Michael. Vamos como Falcon Crest pero en versión metálica y a la finlandesa.

Después de todo este embrollo la banda continúa con el proyecto y editan el pasado 2009 Polaris. Lo que llama sobradamente la atención es quienes han tomado el peso de la banda en cuanto a composiciones se refiere. Hubiera sido más lógico que los miembros más antiguos del combo como Kotipelto ,Johansson o Michael tomarán la dirección del conjunto y dieran rienda suelta a su creatividad. Pero como bien dice el bueno de Tolkki “es llamativo que gran parte de la composición recaiga en manos de un bajista que lleva poco tiempo en la banda, y un guitarrista que acaba de incorporarse “(opinión del guitarrista recogida de su propio foro dada la presentación de este disco).

Por un lado nos queda claro el peso que el genial guitarrista tenía en la banda y la envidia que les tiene. Por otro lado este hecho deja bastante en entre dicho a los propios antiguos miembros del quinteto, ya que debiera haber sido suya la responsabilidad para que el alma de la banda siguiera siendo la misma o cuando menos parecida. Antiguamente había un líder claro y definido dentro del conjunto, quien era el que tomaba las riendas de las composiciones. En este caso  son todos y cada uno de ellos quienes aportan ideas, como una unión para poder realizar un proyecto mucho más plural.

De esta forma ponen fin a una época cancerígena, de caciquismo, de la cual han podido extirpar el mayor de los tumores, sino el propio cáncer y viven una segunda juventud. Entiendo yo que la banda haya tomado este nuevo disco como un renacer, todos y cada uno de sus miembros colaboran activamente en las composiciones de este nuevo disco.

Este álbum goza de esos teclados vertiginosos, esa batería contundente, esa voz prodigiosa de los cuales han hecho gala tantas veces. Han mirado dentro de sí mismos, y muy  atrás en el tiempo de forma que  parte del sonido y las composiciones recuerdan mucho a épocas pasadas (Visions), aunque no se haya conseguido emular totalmente dichos lanzamientos.

Han cogido sus rasgos característicos y le han añadido la nueva savia que  Lauri Porra y Matias Kupiainen pueden aportar, para que después de cismas pasados puedan afrontar el futuro y el presente con cierto optimismo.  Se nota que las composiciones  son más directas que en pasados lanzamientos, han eliminado gran parte de ese barroquismo del que hacían gala, y han conseguido un producto de  buena calidad.

Siempre he tenido predilección por Timo Kotipelto, por su profesionalidad en el escenario, por su carisma y porque es un buen frontman. Pero de un tiempo a esta parte considero que  no se hallaba cómodo con los registros a los que Tolkki le hacía llegar.

De esta forma estos temas se han hecho para que Timo se encuentre cómodo cantando, enfocando  sus registros vocales hacia cotas más bajas. Aunque sigue poseyendo agudos increíbles. Realiza un trabajo inconmensurable en todo el álbum, que no quepa duda de ello.  Lo único que echo de menos es quizá que hubiera tomado más parte en las composiciones.

El increíble batería Jörg Michael ha encontrado un muy buen escudero en Lauri Porra, quien cumple sin hacer grandes alardes. Jörg está mucho más comedido que en entregas anteriores, aunque sin perder nada de fuerza.

Las guitarras de Matias Kupiainen están muy influenciadas por Malmsteen, Vai o Blackmore,  lo cual hace que en este aspecto el disco suene bastante diferente a lo que estábamos acostumbrados, que no de peor forma. Le ha tocado bailar con la más fea, y no ha salido mal parado. Es un álbum menos enfocado a su instrumento, de forma que apenas encontramos solos. Aunque cabe destacar que se ha acoplado perfectamente al grupo e incluso se ha dado el gustazo componiendo varios temas.

En cuanto a Jens Johansson lo encontramos muy activo durante todo el plástico, con su sonido habitual y quizá yendo un poco más allá, con un talante más progresivo que otras veces y recordándonos quizá un poco a Dream Theater.  Además tres de las composiciones son suyas.

Pasemos a comentar todos y cada uno de los temas:  el primero que encontramos cuando comenzamos la audición de Polaris es Deep Unknown. Estamos acostumbrados a que los primeros cortes de cada uno de los álbumes de esta banda sean espectaculares. Y este no lo es menos. Un tema con tintes muy positivistas que quizá nos recuerden a otros combos de power metal  más que a ellos. En síntesis podríamos decir que nos encontramos con un corte de toda la vida, donde nos podemos encontrar el típico duelo guitarra/teclados marca de la casa. Cabe señalar el giro de los teclados de Jens Johansson , bastante más progresivos que de costumbre.

Falling Star es el siguiente tras Deep Unknown. Que nos recuerda sin lugar a dudas a lanzamientos anteriores de la banda. Tema que se escucha bastante fácilmente, con es estribillos reconocibles, 100% Stratovarius.

King of nothing es el tercero que podemos escuchar. Quizá un tema con demasiado aire militar, muy largo para mi gusto, donde sin duda lo mejor lo encontramos dentro de la parte instumental: el teclado de Jens Johansson.

Blind es un corte rápido y poderoso de esos que antaño nos gustaban tanto y nos dejaban con la boca abierta. Aunque no es más que volver a lo de siempre, es un gran tema.

Winter skies es una baladita de esas de toda la vida del quinteto, donde la voz de Kotipelto suena espectacular, y que tanto gusta al respetable. Considero que puede deleitar a mucha gente, tema precioso aunque no esté entre mis predilectos del álbum.

Forever is today parece sacado directamente del disco Visions dada su velocidad en todos y cada uno de los instrumentos, destacable el gran sólo de guitarra. Timo aparece en pleno apogeo dando un espectáculo grandioso. Quizá no sea el mejor de los temas que ha hecho Stratovarius de estilo, por debajo de Paradise obviamente, pero es una canción soberbia.

Higher we go nos recuerda mucho a Hunting high and low. Corte cargado de energía, potencia y rabia y con estribillo pegadizo. De escucha fácil y directo, genial.

Somehow prectious es el contrapunto a los tres cortes anteriores. Muy lento, un tanto pesado del cual cabe destacar la parte instrumental.

Emancipation suite nos llega divida en dos partes: Dusk y Dawn. El primero de ellos de estilo arábigo, bastante elegante,  largo. El segundo de ellos mucho más corto que sirve para dar paso al tema que cierra el redondo.

When mountains fall emotivo es un tema donde Timo Kotipelto es acompañado simplemente por una guitarra acústica y violines. Muy en honda del mítico Forever. Sin duda mi favorito del disco.

Canciones (Música/Letra):

Deep Unknown  (Matias Kupiainen/Timo Kotipelto)
Falling Star (Lauri Porra)
King of nothing (Jens Johansson)
Blind (Jens Johansson)
Winter Skies (Jens Johansson)
Forever is today (Lauri Porra)
Higher we go (Kotipelto, Kupiainen/Kotipelto)
Somewho precious
Emancipation suite: I Dusk (Lauri Porra)
Emancipation suite : II Dawn (Lauri Porra)
When mountains fall (Lauri Porra)

Formación:

–          Timo Kotipelto : voz

–          Matiais Kupiainen: guitarra

–          Jens Johansson: teclados

–          Jörg Michael: batería

–          Lauri Porra: bajo

 

Nota: 7´5/10

Edel / Jvc (2009).

Canciones favoritas: , Deep Unknown , Higher we go, Falling Star, Forever is today, When mountains fall.

Texto: Xabier Rivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Highslide for Wordpress Plugin