UNHOLY BAPTISM

A pesar de haber sido creada hace casi una década y de haber estado haciendo como banda cosas de manera intermitente, la formación norteamericana UNHOLY BAPTISM publicó el pasado 10 de marzo su primer disco de estudio. Bajo el nombre de “…On the Precipice of the Ancient Abyss” se engloban once temas de un Black Metal de corte europeo de principios de los 90. Eso sí, con una limpia producción que consigue un sonido bastante moderno dentro de este género extremo. Hoy para conocer más acerca de ellos y saber que ya se encuentran trabajando en su próximo álbum, mandamos nuestro cuestionario al dúo yanqui.

 

Read the English version

 

– Hola, gracias por responder a nuestras preguntas. ¿En qué estáis centrados en estos momentos?
Mantus: Estamos en bastantes cosas la verdad! Lo más importante es intentar correr la voz sorbe nuestro primer disco, “…On the Precipice of the Ancient Abyss”. Internet y las redes sociales han ayudado mucho a tener el éxito que hemos tenido hasta ahora, y hemos ganado una sustancial base de seguidores para lo desconocidos que somos. También estamos muy emocionados de anunciar que hemos empezado el proceso de composición de nuestro siguiente disco. Siempre he sido un gran amante de los discos que cuentan una historia de principio a fin y no solo son una amalgama de canciones, así que hemos decidido hacer una trilogía entera de discos. El primer álbum de esta trilogía se va a llamar “The Bonds of Servitude”, y realmente esperamos completarla en marzo del año que viene. Vamos a incorporar en ella tonos atmosféricos, pero creo que la idea básica tras ella seguirá siendo reminiscente de nuestro primer trabajo.

 
– Antes de todo, ¿podrías presentar un poco al grupo?
Mantus: Este proyecto ha vivido una multitud de cambios, pero al principio el grupo era yo y un amigo mío que tocaba la batería, en 2008. He estado en distintos grupos, principalmente Death Metal, durante mis años de adolescencia, pero la música no me decía lo mismo que el Black Metal. Después de que mi grupo, GRIM BLESSING, se separa, más o menos decidí que quería hacer algo mucho más minimalista con la gente con la que había trabajado y con el tipo de música que qu4ería hacer. Así que nació UNHOLY BAPTISM. Compusimos un EP homónimo de cinco canciones entre los dos, pero en realidad queríamos tener una formación completa de directo, así que Moloch acordó contribuir con la guitarra con el proyecto, ya que yo esencialmente soy un bajista. El disco se grabó durante el curso de unas dos semanas y después empezamos a tocar por la ciudad durante 2010. Dado a una variedad de circunstancias, el proyecto se paró de 2010 a principios de 2013. Una vez llegó ese momento, Moloch y yo nos volvimos a juntar y decidimos empezar a trabajar de nuevo en el proyecto, con el intento de hacerlo un proyecto de estudio. Ensayamos bastante en el garaje de Moloch durante este tiempo, y conseguimos hacer mucho y muy buen trabajo. Desafortunadamente, soy un poco neurótico en lo que se refiere a tareas y arreglos musicales, y recompusimos varias canciones. En realidad acabé reescribiendo las letras de casi todas las canciones en múltiples ocasiones. Empezamos la producción de “…On the Precipice of the Ancient Abyss” a finales de 2015. El espacio en el estudio donde vivimos es muy limitado, así que fue un poco difícil encontrar un lugar donde pudiéramos hacer la grabación. A través de algunas recomposiciones y de una pronunciada curva de aprendizaje, finalmente hemos clavado el sonido y la estética que buscábamos.

 
– ¿Cómo describirías vuestro sonido?
Moloch: Nuestro sonido empezó como un descendiente directo de la primera segunda ola del Black Metal; guitarras muy crudas, riffs simples y directos, letras agresivamente blasfemas. De todas formas, con el tiempo hemos evolucionado e incorporado elementos con más toques, ambiente y armonías en nuestras canciones, aunque seguimos rindiendo tributo a aquellos que originaron el género. Tomamos un enfoque holístico en cuanto a la composición, que se centra en conseguir una atmósfera de oscuridad, desesperación, misterio y el triunfo del mal.

 
– ¿Cuáles son las principales influencias musicales del grupo?
Mantus: ¡Escucho muchísimo Black Metal! Realmente es el único tipo de música que escucho, porque nada más ahí fuera me transmite de la misma forma. DARKTHRONE y MAYHEM son dos enormes influencias para mí. Esos grupos realmente son muy representativos del estilo y estética musical del Black Metal, es difícil ser una banda de Black Metal y no estar influenciada de alguna forma por lo que ellos hicieron. También estoy bastante influenciado por la escena sueca. MARDUK en particular siempre ha sido uno de mis grupos preferidos y creo que son pioneros en lo suyo “Dark Endless” es uno de mis diez discos preferidos de todos los tiempos. Últimamente también me ha estado gustando el Black Metal atmosférico y el depresivo. Creo que, simplemente, me atrae la música que tiene un sentimiento crudo. Para mí el DSBM es la mezcla perfecta entre Doom y Black Metal; invoca la emoción cruda y angustia, pero también puede ser sofocante.
Moloch: Podemos trazar nuestras raíces desde bandas de la primera ola como HELLHAMMER y BATHORY, pero nuestra principal influencia es una mezcla de bandas de la segunda ola como DARKTHRONE y MAYHEM, junto con grupos antiguos que hoy siguen siendo relevantes, como MARDUK e INQUISITION.

 

– ¿Qué tal está siendo la respuesta de vuestro nuevo disco?
Mantus: La respuesta fácil es que hemos recibido sobretodo una respuesta positiva! El hecho es que estamos empezando a asentar suelo como banda, aunque hayamos estado haciendo cosas de manera intermitente como grupo desde hace casi una década. Me sorprendió mucho cuantas reproducciones y descargas hemos recibido en nuestra página de Bandcamp, y me gusta pensar que la gente lo está escuchando. Nuestra página de Factbook y nuestra web han tenido algo de tráfico, pero si la gente tiene algo negativo que decir, parece que se lo están callando! Hace poco alguien nos dijo que le gusta mucho el disco, y son opiniones como esa lo que nos hace apreciar tanto a los fans que tenemos. Obviamente, los gustos de cada uno son distintos, y en realidad no espero que a todo el mundo le guste. Siempre he dicho que si a una persona le afecta o cambia mi música de alguna forma, entonces considero que el esfuerzo ha valido la pena.
Moloch: Sigue siendo pronto, pero la belleza de Internet es que es muy inmediato y se corre mucho la voz. Hemos recibido una sorprendentemente cálida respuesta de gente de todo el mundo, y esperamos que nuestra audiencia crezca aún más.

 
– Y, ¿estáis personalmente satisfechos con el resultado final?
Mantus: En cuanto a respuesta, creo que aún nos queda mucho para de verdad sacar nuestro nombre ahí fuera y crear algo con sustancia. También tenemos una gran cuesta arriba porque en estos momentos no tocamos demasiado en directo. Definitivamente, queremos empezar a agradecer enormemente a toda esa gente que nos ha escuchado hasta ahora. Aparte de la respuesta creo que, definitivamente, podemos cumplir lo que nos propusimos hacer. Teníamos esta idea de crear un sonido de Black Metal crudo, sin adulterar, y estoy muy satisfecho con la grabación. Como he mencionado, este álbum en realidad fue nuestro homenaje a los pioneros del género, y estoy muy satisfecho con lo bien que hemos creado eso.
Moloch: Para nosotros lo más importante de hacer este disco fue que fuera algo que nosotros mismos querríamos escuchar. No solo una semana después del master, sino durante los próximos años. Nunca puedes alcanzar la perfección, pero estamos muy orgullosos del resultado final, y estaremos escuchando este trabajo de viejos.

 
– ¿Cómo describiríais esta obra con solo 3 palabras?
Mantus: Crudo, agresivo, satánico.
Moloch: Incesante maldad sombría.

 

– ¿Cómo ha sido el proceso de producción para vuestro nuevo trabajo?
Mantus: El proceso de producción en realidad fue genial para nosotros! No sé si muchos de nuestros fans u otros saben esto, pero en realidad produjimos todo nosotros mismos, desde el comienzo hasta el master final. He estado aventurándome en este durante mucho tiempo, pero una vez Moloch y yo nos volvimos a juntar para trabajar en esto, tomamos la decisión de aprender a cómo producir nosotros mismos. Conseguí pillar una copia bastante barata de Pro Tools y una interfaz de grabación, y una vez tuvimos el espacio para el estudio, empezamos a aprenderlo. Creo que no hace falta decir que aún hay cientos de cosas que no sé sobre grabación, pero creo que sacamos una buena colección de temas de nuestro primer intento. También debería mencionar que fue de una ayuda tremenda ir al ritmo que queríamos ir. Si algo no sonaba como queríamos, no nos teníamos que preocupar sobre a cuánto estábamos pagando la hora o sobre cómo afectábamos a otra persona; simplemente podíamos arreglarlo o volver en otro momento. En general la producción fue una enorme oportunidad de aprendizaje, no solo porque ahora somos capaces de grabar nuestra propia música, sino porque si alguna vez tenemos la oportunidad de trabajar con un técnico de sonido, sabemos cómo fluyen las cosas y nos podemos adaptar a diferentes situaciones.

 
– Y, ¿cómo soléis trabajar en la composición?
Mantus: Bueno, estamos probando algunas técnicas y cambiando un poco las cosas ahora mismo, pero normalmente primero son las letras. Yo sobretodo escribo las letras, así que normalmente te me ocurre un concepto e intentamos reflejarlo con nuestro sonido. Por ejemplo, si el tema pide algo muy agresivo, entonces compondremos algo que de verdad da esa sensación de paliza. O si es algo melancólico, quizás ralenticemos las cosas o añadamos partes armónicas. Es un poco heterodoxo, pero parece que nos funciona. También no tengo escrúpulos cuando reescribo letras o partes de guitarra para que encajen con la emoción del tema. Creo que el Black Metal necesita tener una emoción trascendental dado a todas las temáticas ocultistas y anticristianas, pero aún logran mantener la agresividad fría. Sé que muchos músicos dicen esto, pero de verdad intentaremos dejar que la canción se componga ella misma. A veces sale al momento, y a veces tienes que darte de cabezazos esperándola.
Moloch: Se nos ocurren títulos de canciones efectivos, y a veces letras enteras, antes de componer la música en sí. Una vez tenemos una idea para la temática de un tema, los dos trabajamos en las partes de guitarra riff a riff, y después añadimos el bajo y luego las baterías para complementar el corte. Nos gusta revisar las canciones después de haber compuesto los bocetos con tal de hacer giros y perfeccionar poco a poco el sonido y el significado que transmiten.

 
– Finalmente, ¿cuáles son vuestros planes de futuro a corto plazo?
Mantus: En realidad gran parte de nuestro foco ha estado en empezar el siguiente disco. Definitivamente, estamos intentando equilibrar todos los esfuerzos de marketing y trabajar de manera diligente en “The Bonds of Servitude”. Creo que el tracklist está casi terminado, y las letras se están haciendo ellas mismas. Con todo lo que hemos aprendido durante el proceso de grabación, creemos que este próximo álbum llevará mucho menos tiempo que “…On the Precipice of the Ancient Abyss”. ¡También esperamos recibir atención de algún sello!

 
– Esto es todo por nuestra parte, gracias una vez más por dedicar parte de tu tiempo a responder a nuestras preguntas. Si ahora quieres añadir algunas últimas palabras; tómate la libertad de hacerlo.
Mantus: Gracias por tomaros el tiempo para entrevistarnos! Estad atentos a unholybaptism.com ya que intentamos actualizar con noticias al menos cada semana! También, el nuevo disco es completamente gratuito, así que descargadlo en unholybaptism.bandcamp.com/releases! Además, seguinos en Facebook (www.facebook.com/UnholyBaptism) y en Twitter @UnholyBaptism! Oh, y HAIL SATAN!
Moloch: Satan Lives!

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin