Ranquin del 2021: Pere

Durante este año hemos podido disfrutar de muchos discos de enorme calidad musical. Como siempre, ha resultado una ardua tarea elaborar una clasificación con solo diez de estos lanzamientos, ya que uno siente que siempre quedan en el tintero grandes formaciones, que perfectamente podrían haber sido incluidas. Espero que os parezca satisfactoria mi elección final, ya que he intentado que exista una cierta variedad entre géneros, para recoger lo mejor de 2021. ¡Sin más dilación, que empiece este ranking!

10) Cherokee – Blood and Gold (Dying Victims Productions)

Empezamos por un disco con reminiscencias al estilo setentero que popularizaron Thin Lizzy en su época, con esas dobles guitarras ofreciendo solos a diestro y siniestro. Su propio nombre, Cherokee, ya nos indica la inspiración en el oeste americano en varias de las composiciones de este Blood and Gold. Si bien con sus quince canciones superan la hora y cuarto de duración, este viaje por el desierto en ningún momento nos resultará pesado.

9) Purification – The Exterminating Angel (Rafchild Records)

Descubrí a Purification gracias a su brillante Perfect Doctrine, lanzado el año pasado. Cuesta creerlo, pero ese mismo 2020 sacaron otro elepé, Dwell in the House of the Lord Forever, por lo que es evidente su inquietud a la hora de trabajar en nuevo material. Llamado como la conocida película de Luis Buñuel, maestro del surrealismo, The Exterminating Angel es un ejercicio en el sentido estricto del doom, con un siempre atmosférico uso de los sintetizadores.

8) Lunar Shadow – Wish to Leave (Cruz del Sur Music)

Max Birbaum, guitarrista líder de Lunar Shadow, ya había dejado claro que Wish to Leave implicaría un cambio importante en la dirección de la banda.Ha sido un movimiento arriesgado, el apostar todavía más por sus influencias góticas, si bien a la vez resulta una evolución natural. Creo que alcanzaron su cénit con el anterior The Smokeless Fires, en el que existían detalles de black mezclado en su heavy clásico, aunque siguen manteniendo una altísima calidad.

7) Los Mundos – La Fortaleza del Sonido (Abstrakt Muzak / Little Cloud Records)

¡Bienvenidos a la fuente más pura de todo lo psicodélico! La Fortaleza del Sonido mezcla en una bizarra armonía el rock psicodélico de Hendrix, junto al stoner de Kyuss, el doom más lisérgico e incluso toques del krautrock alemán, de bandas rarunas como Twenty Sixty Six and Then. Que no os extrañe pegaros un viaje caleidoscópico sin haber tomado ninguna sustancia ácida, ya que Los Mundos nos demuestran que la música es el mejor medio para transmitir sensaciones.

6) Heavy Feather – Mountain of Sugar (The Sign Records)

Los suecos Heavy Feather, quienes ya nos engancharon con su debut Débris & Rubble (2019), han regresado por la puerta grande con este fenomenal Mountain of Sugar. En su sonido podemos encontrar influencias de géneros tan distintos como el hard rock setentero, el blues, el rock sureño, la psicodelia o el country rock, que parecen encajar como un guante. Es innegable la habilidad de Lisa Lystam es capaz de adaptar su variado registro vocal a cualquier necesidad.

5) Tower – Shock to the System (Cruz del Sur Music)

Lo primero que sorprenda al oyente, cuando escuche por primera vez este Shock to the System, probablemente sea la increíble capacidad pulmonar de Sarabeth Linden, quien se pega unos gritazos al más puro estilo Nicole Lee, de los ya disueltos Znöwhite. Si a eso le sumamos el doble ataque en las seis cuerdas de James Danzo y Zak Penley, nos da como resultado el mejor disco de speed metal del año. ¡Tower en directo tienen que ser como un afilado cuchillo en la yugular!

4) Claymorean – Eulogy for the Gods (Stormspell Records)

Es evidente el amor que profesan en su música, los miembros de Claymorean, por el metal más épico: además de una versión de Virgin Steele, su composición Lords of Light está dedicada al añorado Mark Shelton e incluye referencias a sus Manilla Road. Si bien ya llevan en activo desde 1994, en mi opinión su consagración ha llegado con este mastodóntico Eulogy for the Gods. La poderosa voz de Dejana Garčević reluce con luz propia en el Olimpo metalero.

3) Kabbalah – The Omen (Rebel Waves Records/Ripple Music)

Las navarras Kabbalahse han marcado, de lejos, uno de los mejores discos del occult rock. Con influencias también del doom y del heavy psych, The Omen es toda una oda a la oscuridad de nuestras almas. Se me hace quizás algo corto, ya que no supera la media hora de duración, cuando el material es excelente.Alba y Carmen combinan sus voces en una atípica simbiosis, bien respaldadas por un omnipresente sintetizador, que magnifica el eterno hechizo pagano. ¡Si queréis conocer más acerca de esta increíble agrupación, os dejo la entrevista que les hice!

2) Jess and the Ancient Ones – Vertigo (Svart Records)

Me sabe mal hablaros de nuevo sobre rock y ocultismo, pero siempre es una gran noticia el regreso de un clásico moderno como Jessand the Ancient Ones. Esta banda finesa, liderada por la carismática Jasmin Saarela, se mantiene fiel a su rock psicodélico, con un protagonismo claro del teclado y el órgano, para reforzar una atmosfera sombría. Desde la primera composición, Burning of the Velvet Fires, pasando por canciones pegadizas como Talking Board, para finalizar con una epopeya como Strange Earth Illusion, nuestras mentes se pierden en un viaje continuo.

  1. Nephila – Nephila (The Sign Records)

Llegamos ya al primer puesto, bien merecido por el debut homónimo de Nephila, si bien ha estado disputado hasta el último instante.Definiría la música de estos suecos como… un poco convencional cuento de hadas. Merece la pena experimentar su combinación de psicodelia, blues, folk, rock progresivoy una brizna de metal. Excepto sus vocalistas, el resto de los músicos llevan máscaras para ocultar sus rostros, como si fueran personajes de The Wicker Man (1973). ¡Tuve el enorme placer de entrevistar a sus dos magníficas cantantes, Stina Olsson y Josephine Asker, quienes me contaron detalles sobre la formación la mar de interesantes!

Bonus: los mejores discos de Dungeon Synth

En esta ocasión,no he incluido dentro la clasificación ninguna de las grabaciones de Dungeon Synth que más me han gustado. En su lugar, he preferido destinar este apartado en concreto, para cerrar el artículo. Empezaremos por el artista español Castle Zagyx, quien nos ofrecido el orquestal Doors to the Battlefields of Ertbe. Si os gusta la música de RPGs retro tenéis que escuchar TheTwelve Temples, del australiano Quest Master. Por último, hemos celebrado con especial cariño el regreso de un veterano de este subgénero como Fen Walker, Fare Thee Well Battle, con una producción algo más moderna, una influencia psicodélica y un regusto pagano.

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin