REIGN IN BLOOD

Su álbum debut salió hace una década, y desde entonces poco se ha sabido de ellos, pero lo que importa es que ahora en forma de dúo, los germanos REIGN IN BLOOD están de vuelta con su nuevo “Missa pro Defunctis”, un álbum que añade elementos de Death, Doom y Thrash a su Black Metal siniestro y misterioso. Repasamos su trayectoria con el vocalista D. Raise.

 

Read the English version

 

 


– Hola y, antes de todo, gracias por dedicar parte de tu tiempo a responder a nuestras preguntas. Acaba de salir vuestro segundo disco, ¿cómo os sentís al respecto? ¿Ha quedado como esperabais?
Guau, es un sentimiento increíble tener la versión en LP y CD en mis manos. Ha pasado mucho tiempo desde que salió nuestro anterior trabajo. Definitivamente, para mí es el renacimiento de REIGN IN BLOOD. El sonido, layout, portada, son todo impulsos mágicos que quiero para el disco y que en este trabajo cobran vida.

 
– No te pediré que cuentes la historia del grupo, sino que antes de nada me gustaría que nos dijeras qué os motivó a formar REIGN IN BLOOD y qué grupos os inspiraron para dar el paso.

Antes de empezar en REIGN IN BLOOD toqué en otro grupo. Pero durante los últimos años de este grupo no encontraba la satisfacción que buscaba en la música. Así que lo tenía claro, tenía que empezar una banda nueva para satisfacer todas mis visiones y conceptos. Desde 2005 RIB es el mejor vehículo para sacar todos mis pensamientos. Bandas como KING DIAMOND, BATHORY, METALLICA, SLAYER, SATYRICON, MAYHEM y muchas más me motivaron.

 
– Y, ¿cuál es el significado e historia tras el nombre del combo? ¿Tiene algo que ver con SLAYER?

Mis raíces en el Metal están a mediados de los 80. SLAYER siempre han estado presentes en mi vida. Para mí fue un honor darle a mi grupo este nombre, y hoy en día es un puente que conecta con el pasado. Pero desarrollé mi propia visión entorno al nombre. Para mí es mucho más que SLAYER. El nombre refleja el lado oscuro de la humanidad. Todos los oscuros deseos que yacen dentro del hombre. Deseos como la destrucción, la guerra, sadismo, masoquismo, drogas, matar, lujuria, pecados, dolor. Todas las cosas que hacen de este mundo el infierno en la tierra. A lo largo de la historia de la humanidad ha corrido muchísima sangre. Siempre ha sido un reino sangriento. El nombre es como un espejo que refleja la vida.

 
– Entre otros temas, en vuestras letras también tocáis un poco el satanismo. ¿Es una temática que encaja estéticamente con el grupo o profundiza más y refleja vuestras creencias, o quizás lo debemos tomar como alegorías/metáforas sobre asuntos más “terrenales”?

Digámoslo así, el satanismo es parte de mí y también de REIGN IN BLOOD. Al principio usaba esta temática solo para nuestras letras, pero hoy en día quiero incluir más formas de ocultismo que puedo ver y sentir. Cómo el Gran Padre Muerte. Para mí esto es un nuevo capítulo en mi vida. Pero el Mal no está muerto, El siempre arde en mi corazón. Todo el tiempo.

 
– Como he dicho antes, hace poco habéis sacado vuestro segundo álbum, “Missa pro Defunctis”, vuestro primer largo en una década. ¿Qué ha hecho el combo durante estos diez años? ¿Cuál fue la principal razón tras todo este tiempo entre lanzamientos?

Desde 2010 se hizo cada vez más difícil ensayar juntos. Nuestros batería y bajista en aquel entonces vivían a más de 100km de mí, y debido al trabajo, familia y otras cosas, nos era difícil encontrar tiempo para ensayar. Creo que fue en 2011 cuando tomamos la decisión de separarnos. Deus y yo ensayamos hasta finales de 2012, pero ya no era lo mismo. Así que era momento de parar con RIB durante un tiempo indefinido. Todos seguimos nuestro camino durante los años siguientes. Deus y yo quedábamos de vez en cuando para beber cerveza y hablar del pasado. Pero el impulso de crear música nueva nunca murió. A finales de 2016 era el momento de romper la espera y dar la bienvenida al renacimiento de REIGN IN BLOOD.

 

– Empezando a indagar en el; ¿cuál es el simbolismo tras la portada?
La criatura de la portada representa al Gran Padre Muerte, pero de una forma distinta, sin la cara de calavera y la guadaña. Está celebrando la “missa pro defunctis” y en su mano derecha sostiene la Copa de la Vida. Conoce todas las cosas, del principio hasta el fin. El símbolo de la máscara representa la sabiduría ancestral. Y el mágico ojo blanco refleja la eterna conexión entre la vida y la muerte. Su mirada brilla en todos nosotros, no importa si eres fuerte o débil, rico y pobre; siempre nos mira. Pero si derrama la Copa de la Vida, te observará, y ese es el momento de morir. Es el guardián de la vida y la muerte. Lo podéis ver todos los días en las redes sociales, guerras, catástrofes o en la naturaleza. Para mí es el único dios. Es muy real, no como los otros dioses que jamás puedes ver.

 
– Este disco para girar entorno a o centrarse en la muerte. ¿Qué inspiró esto?

Hace algunos años perdí a una persona importante en mi vida, y durante todos estos años he estado buscando una forma de gestionar todas mis impresiones. “Missa pro Defunctis” es el resultado de mi búsqueda, un viaje a través del valle de la muerte. También es un paso hacia mi interior, a través del disco encontré que le daba una gran satisfacción a mi espíritu.

 
– Y, ¿cómo exploráis el tema de la muerte a lo largo del disco y a través de sus canciones?
Cada corte canaliza una emoción distinta inspirada por la todopoderosa muerte. Sentimientos como, qué se siente al estar muerte y ser parte de una procesión funeraria, o al caer en un agujero, o cómo es la reacción cuando pierdes a alguien. El principio y el final, viajar atrás en el tiempo en el universo para ser parte de esto, sentarte a las puertas de la muerte en un silencio absoluto y tocar un cadáver. En nuestro nuevo álbum podéis explorar todas estas emociones y más.

 

– De hecho creo que enfocáis vuestro arte como un todo que incluye música, letras y artwork. ¿Es este sentido de totalidad vuestra visión de vuestra música? Y, ¿qué es vuestra música para vosotros?

Sí, tienes toda la razón, desde hace mucho tiempo esta era la visión, crear un disco donde todos los elementos, letras, música y arte fluyan como una unidad. Para mí, nuestra música es la clave para adentrarse en un mundo más allá del real. Este es el lugar donde todos mis sentimientos e impresiones tienen vida.

 

– Este compacto lo sacó Iron Bonehead. ¿Cómo entrasteis en contacto con ellos?

En un principio le había mandado a Patrick la canción “Dawn of a Dying Soul”, y quería escuchar más de nosotros, así que le mandé el disco entero. Muchos días después me dijo que estaba interesado en editar el nuevo largo. Es un gran placer trabajar con el.

 
– En “Missa pro Defunctis” hay muchos elementos de Thrash. ¿Hubo alguna razón concreta para que esto se diera? ¿Estábais escuchando una variedad de estilos más amplia mientras componíais la obra?

No, creo que hay otra razón para las estructuras de nuestros temas. Escuchamos muchos estilos de Metal; Death, Thrash, Speed, Black y Doom. Nuestro objetivo con RIB es mezclar diferentes elementos y al final poder decir que esta es nuestra música, nuestro sonido.

 
– Hay también algunos elementos de Doom y Death Metal, haciendo de “Missa pro Defunctis” un disco bastante variado. ¿Cuán importante es mantener las cosas variadas y entretenidas para vosotros tanto como músicos y compositores?

Muy importante, me gusta crear música con diferentes elementos. Creo que hay más opciones, de esta forma las canciones tienen una personalidad más fuerte. Uno de mis artistas preferidas es un gran creador de nuestra época, ¡¡¡se llama King Diamond!!! Me inspiró mucho para crear música de este estilo, lo cual podéis escuchar en “Missa pro Defunctis”. ¡Alabado sea el Rey!

 
– Las estructuras también son más variadas y proporcionan más melodía. ¿Fue el proceso de composición distinto esta vez?

No, fue el mismo proceso, pero mi visión para este disco era diferente a la de “Diabolical Katharsis”. Quería componer un disco en el que te puedas sumergir por completo.

 


– Musicalmente habéis evolucionado mucho desde que salió  vuestro anterior largo, “Diabolical Kathrsis”, ahora con un sonido más únco y centrado. Supongo que un primer disco también debe ser más como una experiencia de aprendizaje, y el segundo un paso más firme en vuestra auténtica personalidad musical.
Sí, creo que es un comentario muy bueno. Pero debo decir que cada disco es un proceso de aprendizaje creando una personalidad propia dentro de nuestra música. Muchas bandas crearon su propio sonido en sus primeras grabaciones, y para mí ese es un paso muy importante. Mi objetivo es tocar música que, al escuchar los primeros segundos de una canción, el oyente pueda decir “sí, esto es REIGN IN BLOOD”.

 

– Durante estos años perdísteis a vuestro batería por lo que, ¿quién se encargó de grabarla en el disco? ¿Seguireis como dúo a partir de ahora?
El disco se grabó con S.R., un buen amigo nuestro. En el futuro pensamos celebrar RIB como dúo. Para próximas grabaciones, o quizás conciertos, trabajaríamos con músicos invitados.

 

– Dicho todo esto sobre “Missa pro Defunctis”; ¿cómo lo describirías con solo tres palabras?

Oscuridad, frío, salvación.

 
– Y ahora, ¿cuáles son los planes de futuro a corto plazo para el grupo?

Bueno, estamos de vuelta en el local de ensayo para crear temas nuevos para un siguiente disco. Y quizás podamos dar algunos conciertos sueltos en el futuro próximo. ¡Veremos…!

 
– Esto es todo por nuestra parte, gracias una vez más por responder a nuestra entrevista. Si te gustaría añadir algunas palabras finales; tómate la libertad de hacerlo.
La vida es un eterno misterio, pero la muerte sigue siendo un secreto. Gracias por la entrevista y por el apoyo desde España. ¡¡¡Mantened viva la llama del Black Metal!!!

 

Tania Giménez
tania@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin