WHITE SKULL – Will of the Strong

Otro trabajo más de WHITE SKULL, esta incombustible banda que, como el que no quiere la cosa, aún sigue teniendo su gente y sacando álbumes. Y bien, pues en este nuevo “Will of the Strong”, la historia es lo que mejor saben hacer: escuela italiana de toda la vida. Y así, sin más, el disco se abre con “Endless Rage”, que es una intro épica sinfónica de dos minutos escasos. Ya luego, en cuanto a los temas, “Holy Warrior” y “Lay Over” son pistas con el estilo épico de los 90, con mucho sinfonismo y riffs speedicos a lo RHAPSODY. La voz de Federica les da ese toque metálico que, junto al acompañamiento coral, los solos y las teclas, con unos estribillos guerreros, forman la base de ambas canciones.

 

“Grace O’ Malley” sigue la senda del Power de los 90. Un corte con cambios de ritmo y acelerones propios del género. Esta vez es una pista igual de melódica y épica, pero menos rocosa, al estilo de unos EDGUY, STORMHAMMER, y punteos a lo MAIDEN. Atención al estribillo; pegajoso, alegre y gustoso al máximo. Del mismo estilo son “I am your Queen” y “Warrior Spirit”. Pero estas con la voz como más protagonista, con momentos heavies y líricos, y unos coros más épicos e hímnicos. “Will of the Strong” y “Hope as Wings” suenan más Heavy sin perder esa composición power metalera. Tienen unos riffs muy HELLOWEEN. Luego transcurren entre momentos vocales pletóricos, juego de teclas y guitarras. No faltan sus estribillos épicos, ni tampoco pasajes lentos que le dan tregua para volver a ese ritmo alegre de escalas power metálicas. “Lady of Hope” y “Shieldmaiden” tienen ese contraste entre el medio tiempo y el Speed Metal. Por momento golpes de riffs y voz con épica, y cambios acelerados con sinfonismo, de nuevo de la escuela italiana, estilo RHAPSODY o VISION DIVINE. En cuanto a solos y estribillos, de nuevo todo milimetrado con exquisita elegancia y ejecución. EN cambio, “Metal Indian” también tiene esa misma propuesta, pero con unos riffs a golpes cortos y rasgados, y una garra vocal y coros más a lo MANOWAR/VIRGIN. Y acabamos con “Sacrifice”, una balada de corte épico que transcurre lentamente acústica, con cierto regusto Folk, pero que también tiene unos parones con unos cambios de ritmo desde sinfónicos a metalizados, con intrusiones vocales de agudos también muy heavies en buena parte del tema, y apoteósico final.

En fin, que aunque este estilo llegó a un momento que se saturó, todos eran lo mismo, me gusta que aún haya bandas que sea fieles a cómo se sonaba en esta etapa del Metal.

 
Dragonheart Records (2017)
Puntuación: 8/10

 

Paco Gómez

paco@queensofsteel.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Highslide for Wordpress Plugin