CLOVEN HOOF – Who Mourns for the Morning Star

Nuevo trabajo de la legendaria banda británica CLOVEN HOOF, “Who Mounrs for the Morning Star”. Esta gente ya cuando grabaron su anterior álbum, y si has tenido ocasión de verlos en directo, habrás observado que su sonido, tanto actualmente como cuando tocan los temas más antiguos, lo metalizan bastante, y así es este disco. Un álbum, principalmente de Heavy Metal por todos los lados, eso sí, se aprecian cosas de los primeros años, sobretodo si conoces las obras antiguas pero, en este caso, hay un cantante llamado George Call que es una maravilla a todos los niveles, y le ha dado si cabe un plus más de Metal a la banda.

 

Y, sin más preámbulos, nos metemos en el disco con temas como “Star Rider”, un trallazo de Heavy Metal en todos los sentidos; riffs muy duros, agresivos, pero con tonos melódicos, muy a la NWOBHM, unos solos cargados de virtuosismo, pero con un cantante de un registro vocal más metálico. Una buena mezcla de Power US a la NW; agresivo pero no molesto. Lo mismo ocurre con “Tim to Burn”, aunque esta es de la familia PRIEST total. Asesina y directa. Con un sonido y unas connotaciones a nivel general de Heavy Metal de los 80 alucinantes. De mis temas favoritos, sin duda. Por otro lado “Neon Angels” tiene más toques de lo que fueron los primeros años de la formación. Es el típico sonido británico de la NW pero del lado más melódico, rozando el Hard. Un tema de pista, bailable, con buenas melodías, solos ochentenos al máximo, estribillos y una voz que, a lo largo de todo el redondo, sabe estar a la altura de las pistas con los registros. Y aquí no es menos. Por el contrario, “Go Tell the Spartans” también tiene el estilo de los primeros años, pero esta del lado más épico melódico, con ritmos más virtuosos y vocalmente con tonos más épicos. Y jugando también con buenos agudos cuando hace falta. “Song of Orpheus” es más melódica, con buenos cambios de ritmo, de pasajes suaves a cambios duros, con unos solos muy limpios y cristalinos. Aquí el corte en cuestión vocal desprende una lírica que en ocasiones te recordará a bandas como QUEENSRYCHE. Y en cuanto a temas de toque más moderno pero sin perder la esencia, “I Talk to the Dead”. Es una canción de ritmo constante y lineal a base de riffs muy machacones, solos recortados por pasajes cargados de cierto sinfonismo y oscuridad tanto musical como vocal, destacando también los coros tan épicos que han encajado tan bien en ciertas partes de la canción, y unos juegos rozando el progresivo a nivel rítmico, donde las guitarras suenan de lujo. En cambio “Mindmaster” también tiene ese riff machacón y lineal a medio tiempo, pero esta sin cambios. Toda ella es dureza, con unos estribillos muy épicos y teatrales, a lo ICED EARTH, algún pasaje también, con cierta mística, pero la base es muy dura, siempre más mecanizada si cabe. “Morning Star” es una pista que en sí misma contiene tanto ritmos de balada, pasando a Powerballad y desembocando en un Heavy Metal melódico. Eso sí, cargada de cierta épica gracias al registro vocal que prime esa característica. Atentos también a los juegos de guitarra, muy a lo MAIDEN. Y acabamos con “Bannockburn”, también con un inicio baladero pero más acústico, rozando el Folk, con un sonido muy medieval. Todo transcurre suave y narrado hasta que cambiamos a unos ritmos más frenéticos, sin dejar de ser melódicos, contrastando la fuerza vocal con la melodía rítmica. Una canción de casi ocho minutos donde la banda deja el sello de todo lo escuchado anteriormente. Buenos solos, buenos estribillos y dejando la nota del álbum bastante alta.
En conclusión, todo un discazo de Heavy Metal sin concesiones, que gustará sí o sí.

 
High Roller Records (2017)
Puntuación: 8/10

 

Paco Gómez
Paco@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin