ROTTING CHRIST – Rituals

rotting christ rituals coverSiempre es difícil sobrevivir cerca de 30 años en una industria. Y parece todavía más difícil si se trata de la industria musical. Cuando te encuentras con bandas como ROTTING CHRIST, que llevan ya casi 30 años en este mundo, te preguntas cuál es el secreto, cuál es la receta de su longevidad. Y entonces es cuando se plantan ante el mundo con un álbum como «Rituals», que es precisamente la respuesta a eso.
Todos sabemos la evolución por la que ha pasado la banda griega desde su formación, y ese es precisamente el secreto. Saber adaptarse, actualizarse… Pero, sobretodo, haber logrado crear su propio sonido y, disco tras disco, haberlo explotado al máximo, sacándole siempre el máximo partido, y lo hacen añadiendo nuevos elementos.

 

Su nuevo álbum es un ritual de 49 minutos que contiene 10 invocaciones. Empiezan con «In Nomine Dei Nostri», alabando y llamando a las fuerzas de la oscuridad, a deidades como Amon, Ishtar, Lilith o Naamah. Unos cánticos con un sonido casi étnico que dan paso a una brutalidad absoluta puramente Black Metal con raíces primitivas. La combinación entre las cuerdas, la tensión que estas crean, y la arrolladora batería suena como un trueno. Y la voz de Sakis Tolis parece completamente poseída, o venida del más allá. Como es habitual en la banda, con algunas líneas en latín, como en el estribillo, que reza «In nomine dei nostri Satanas Lucieri excelsi», donde el grupo suena realmente como un aquelarre. De hecho la voz de Sakis suena mejor que nunca, no solo con potencia, sentimiento y claridad, sino que en este álbum logra interpretar, creando registros aterradores cuando la música así lo pide, o con interpretaciones casi teatrales en los momentos más dramáticos.
El viaje por las culturas sigue con «Ze Nigmar», con toque árabe, donde además los griegos despliegan toda su épica, sin dejar de lado los cánticos solemnes. «Elthe Kyrie» es uno de los cortes más rápidos de la obra, que satisfará a aquellos con ansias de Black Metal, pero sin dejar de lado los momentos Folk con instrumentos como gaitas, sin restar efecto en absoluto a la agresividad de la pista. Es un tema feroz, agresivo, y no solo por el ritmo. De hecho ROTTING CHRIST tienen la habilidad de hacer de cada tema un propio mundo sónico distinto, con su carácter, y logran crear una sensación, una emoción y mantenerla a lo largo de todo un corte con todos los elementos que forman su música: del sonido a la letra, de la atmósfera a las líneas vocales. «Apage Satana» es otro tema primitivo,  prácticamente étnico, tribal. La percusión de Themis juega un papel fundamental en una canción totalmente ritual, atmosférica. Una de esas canciones donde la riqueza ancestral del país de la banda tiene una influencia, y donde convierten ese patrimonio en música. Y que precede a la explosión que es «Les Litaines de Satan», con las voces narradas de Vorph (SAMAEL), recitando a Baudelaire con fragmentos de «Les Fleurs Du Mal». Otro tema imperioso, épico, con un ambiente majestuoso, casi cinematográfico. Otro artista invitado lo encontramos en el siguiente corte, «For a Voice Like Thunder». En esta ocasión es Nick Holmes (PARADISE LOST) quien ofrece su voz narrada para darle un toque realmente sombrío a este tema de ambiente gélido y tempo constante, con unos riffs de guitarra muy clásicos y un sutil aroma gótico. «Konx Om Pax» (como la obra del Frater Perdurabo) le sigue con ligero regusto Doom y más cánticos. Otro tema pomposo, triunfante, casi teatral, y con un registro bastante lírico de Sakis en el estribillo que lo hace descomunal. Es una estructura que va creciendo. Te ponen los pelos de punta desde el instante, mantienen la tensión y todo va en un continuo in crescendo hasta que explota y la intensidad parece palpable. De repente todo se rompe con la guitarra, pero de nuevo todo vuelve a estar y nos deja prendados. De hecho ese es el gran elemento del álbum, que ROTTING CHRIST saben crear y mantener la intensión, crear una intensidad abrumadora y hacer que todo explote cuando parece que la cosa no puede ir a más.
El viaje por antiguos cultos y viejos mitos sigue con «Devadevam», combinando himnos en sánscrito, una tensión creada por los instrumentos que actúa prácticamente como un mantra, una atmósfera en ocasiones asfixiante y melodías indias entre esa agresividad black metalera. Y lo sorprendente es que todo fluye. Todo casa. Porque los griegos tienen la habilidad de mezclar distintos tipos de Metal, Folk de todas partes del mundo, instrumentos tradicionales, una gran variedad de ritmos y hacer que todo resulte natural. Y que, en lugar de un elemento restarle efecto al otro, logren que se realcen los unos a los otros, creando un impacto mucho mayor.
Y, hablando de impacto, el aire oriental se rompe de repente cuando irrumpen con «Tou Thanatou», uno de los temas más potentes, veloces e incluso pegadizos de la obra (donde hay muchísimos riffs y estribillos infecciosos). Un tema que recuerda a «Elthe Kyrie», también con gaitas, pero mucho más épico. Mucho más rimbombante pero sin perder esa raíz primitiva. Finalmente este recorrido por antiguas creencias y civilizaciones, esta ofrenda e invocación a distintas deidades de la noche, el fin del rito llega con «The Four Horsemen». Un final solemne, oscuro, con un ritmo constante. Un final soberbia a una obra no menos soberbia.

«Rituals» es una lección de cómo crear ambiente, de cómo variar las emociones, de cómo crear atmósfera con absolutamente todos los instrumentos. Una lección de riffs personales y pegadizos, de cómo hacer solos de guitarra. Una lección de la originalidad aplicada a una receta ya establecida. De cómo crear y sacar el máximo partido de tu propio sonido. Un ejemplo del efecto que puede llegar a tener la combinación de una percusión potente con una voz tan versátil como la de Sakis, de las cuidadas frecuencias de bajo. Porque en este álbum todo elemento tiene su instante para brillar aunque como es habitual en ellos, muestran sus puntos fuertes y toda su maestría con moderación, y sin perder el groove a pesar de las melodías e instrumentos Folk. Por otro lado, la mezcla y master tan limpio y masivo de Jens Bogren ayuda mucho a conseguir este sonido imperioso y tan épico. Y combinando todo esto no solo logran crear algo único, sino algo relevante, que te engancha y te hace perder de principio a fin. Este es su trabajo más tribal, y eso muestra el cuidado puesto tras lo que debe transmitir cada tema, el vínculo entre las letras y el sonido. Y crea un sentimiento enorme. Un compacto tan emocionante como emocional.

 
He de reconocer que hace muchos años que dejé de escuchar a ROTTING CHRIST con atención, pero «Rituals» es sencillamente apabullante. Quizás no sea tan agresivo o veloz como anteriores obras pero, sin duda, es el más intenso de su carrera.

 

Season of Mist (2016)
Puntuación: 9/10

 

Tania Giménez
tania@queensofsteel.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Highslide for Wordpress Plugin