THE TOWER

Suecia es una mina inagotable de buenos grupos en todas las vertientes de Rock y Metal, pero dentro del país también hay ciudades que destacan por ser especialmente prolíficas y por dar nacimiento a, posiblemente, algunas de las formaciones rockeras más creativas. Una de las últimas en llegar de esta ciudad son THE TOWER, con un sonido que nos lleva de vuelta a los 60 y 70, fusionando Blues con distintos tipos de Rock e incluso Doom Metal. Ahora se ven lanzando su álbum debut, «Hic Abundant Leones», donde desprenden misticismo y personalidad a raudales. Así que, ante tal de roche de creatividad y calidad, no quisimos dejar pasar la oportunidad de entrevistar a este joven grupo sueco.

Read the English version

– Hola, muchas gracias por responder a nuestras preguntas. ¿Qué tal va todo ahora mismo con THE TOWER con el lanzamiento de vuestro disco debut?

¡Gracias por pedir que hagamos esta entrevista! Todo va bien con nosotros, estamos expectantes de ver a nuestro dejar el nido y empezar a volar, evolucionando en una vida propia, fuera de nuestro control inmediato, y estamos ocupados preparando futuros conciertos.

 

– Antes de todo, el nombre del grupo tiene un aura mística y mitológica. ¿Cómo se os ocurrió el nombre y qué significado tiene para vosotros personalmente?

«The Tower» (la torre) es el lugar donde formamos el grupo. Es un sitio en el que seguimos formando la banda, es un santuario interior dinámico fuera del espacio y del tiempo, un lugar que se está construyendo y reconstruyendo constantemente.

 

– Tenéis una biografía bastante singular, ficticia por así decirlo, pero personalmente creo que es solo ficticia hasta cierto punto. No creo que sea solo coincidencia o esté escrita al azar. De hecho los detalles en ella describen la emoción de vuestra música: cálida, melancólica… Con muchos detalles y «términos» opuestos. También la mezcla de diferentes eventos mencionados ahí dan cierto sentimiento de psicodelia. ¿Es realmente así o me estoy flipando?

Tienes razón, sí. Usamos alguna licencia poética para escribir la biografía, pero como toda buena poesía, al mismo tiempo, está escrita de una forma muy verdadera. Los detalles cronológicos están girados más que falsificados, y los fondos escénicos están modificados alegóricamente para encajar con los eventos que, simplemente, son inventados.

 

– Vuestra biografía termina en los 70, afirma que os reunisteis en 1983 pero permanecisteis en «la torre» hasta 012. Supongo que en cierta forma esto refleja lo que habéis absorbido musicalmente y las cosas o décadas que os han influenciado. Con una biografía tan particular, ¿queríais que la gente tuviera su propia interpretación y hacer que se pregunten cuán bien encaja con THE TOWER?

Queríamos una biografía que diera una buena sensación de quién somos y de dónde venimos (?no se supone que eso es lo que debe hacer una biografía?). Para dar una analogía: un dibujo puede clavar las características, los rasgos y la personalidad de una persona incluso aunque no esté dibujado de forma realista. De hecho, una pintura en, digamos, el estilo impresionista o en el estilo de una caricatura, ¡quizás lo haga mejor que una foto! Elegimos el estilo artístico de la biografía porque encaja con las letras y la música pero, de nuevo, el objetivo tan solo era hacer una descripción introductoria del combo.

 

– Al leerla da la sensación de estar leyendo un breve relato, con ciertas referencias literarias. ¿Estáis inspirados por la literatura?

No, la verdad es que no.

 

– Como he dicho antes, ahora lanzáis vuestro disco debut, «Hic Abundant Leones». ¿De dónde viene su título y por qué lo elegisteis?

Lo descubrimos en un antiguo mapa del emundo. Literalmente significa «aquí hay leones en abundancia», y se utilizó por cartógrafos para designar un territorio sin civilizar, salvaje y peligroso. Aplicado al norte de Escandinavia se hace bastante extraño, porque aquí no hay leones, pero esto solo va más allá en la poesía de convertir los leones en algo mítico. Para nosotros el álbum es un puente a esos territorios. Es lo desconocido lo que queremos explorar y, de alguna forma, paradójicamente, también son ls regiones donde nos sentimos más como en casa.

 

– No he tenido la oportunidad de leer las letras del compacto pero, ¿de qué tratan y de dónde tomáis inspiración para escribirla? Creo que son una gran parte del todo que habéis logrado crear con «Hic Abundant Leones». ¿Era este «todo» algo que queríais crear? ¿Es todo en este disco igual de importante para vosotros?

Tan solo queríamos crear, punto. La cohesión, el sentido de que todo encaja junto, simplemente fue un efecto secundaria de la buena química y de un ambicioso sincretismo y una actitud inclusiva.

 

– Y, ¿qué hay de la portada? Siempre he pensado que el artwork, y especialmente la portada de un plástico es una parte importante del trabajo en sí, y también es lo primero que ven los oyentes de un disco. Personalmente pienso que la portada de este lanzamiento de verdad captura el rollo e incluso el sonido de vuestra música, ¿era esto algo que queríais capturar con ella?

Sí, queríamos algo que capturara el rollo. También optamos por hacer el arte «en casa» y dejamos que se le ocurrieran los dibujos a August (el guitarrista), para así hacer de la placa una emanación más autocontenida del combo. El layout y tipografía lo hizo BoD, y también incluye una foto de Ester Segarra.

 

– Escuchando la obra, suena simplemente impecable; no solo habéis traído muy bien el sonido antiguo a los tiempos que corren, sino que también habéis puesto mucho sentimiento en la producción. ¿Estáis satisfechos con el resultado? ¿Ha quedado cómo esperabais?

¡Gracias por las amables palabras! Estamos muy contentos con el resultado. La producción es en gran parte gracias a Joona Hassinen, de Studio Underjord/MILK Studios, quien lo grabé y mezcló, y a Jaime Gómez Arellano de Orgone Studio, quien lo masterizó.

 

– De hecho todo el álbum suena muy orgánico, incluso analógico y con cierto regusto de directo. ¿Cómo fueron las sesiones de grabación y el proceso de producción? Supongo que este sonido era algo que buscabais.

Grabamos la guitarra, bajo y batería en directo, y añadimos las voces y algunas guitarras por encima de eso, así que suena en directo porque en su gran parte lo es. Trabajamos rápido, con pocas tomas, parcialmente porque ese es el sonido que queríamos, pero también porque nuestro tiempo en el estudio era limitado. Fue muy fácil trabajar con Joona, así que los días en el estudio fueron bastante fáciles.

 

– Todas las canciones de la obra son muy amenas, dinámicas, incluso las más largas hacen que el tiempo vuele. Aún así todo el disco es muy orgánico, todo fluye muy bien. ¿Es el proceso de composición tan espontáneo como parece? ¿Cómo soléis trabajar en el?

Un crítico reciente del disco dijo que tenía un «toque ingenuo» y, en cuanto a composición se refiere, posiblemente tenía razón: quizás seamos ingenuamente inocentes en cómo enfocamos nuestra propia creatividad. Lo hacemos fácil para nosotros mismos y vamos con la corriente de nuestras ideas.

 

– Quizás el hecho de que parecéis mezclar diferentes influencias ayuda a conseguir un resultado tan ameno, combinando Blues, diferentes tipos de Rock o incluso Doom, creando con todas ellas un sonido muy único. Por lo que, hablando de ello, ¿qué bandas señalarías como las más influyentes para el sonido de THE TOWER?

Todas y ninguna. Escuchamos todo tipo de música, y no tendría por qué haber ninguna correlación entre qué otro grupo nos inspira y cuán parecidos sonemos.

 

– Dicho esto, incluso aunque lanzáis diferentes detalles, no habéis creado una copia o un híbrido, sino algo personal. «Hic Abundant Leones» muestra que hacéis algo propio; fresco aún construido sobre una base tradicional/vintage. ¿Era hacer algo propio algo que teníais claro desde el principio, cuando formasties el grupo? ¿O es más bien dejar que las cosas fluyan y salgan de forma natural?

Más bien lo último. Un número de gente nos ha catalogado como un grupo retro, pero no es en absoluto como lo vemos notros, y nos encanta escuchar que tienes una perspectiva sobria y similar. Afrontémoslo, la música Rock lleva tanto tiempo que ahora se ha convertido en una tradición, como la música Folk o la música clásica. A alguien que escucha Bach o Brahms no le llamas retro, ¿no? El Rock ha conseguido trascender tanto regiones geográficas como específicas décadas, tanto espacio como tiempo.

 

– También me llamó la atención que «contraste» es una de las palabras que podrían describir este largo, aunque quizás no sea la más obvia. Hay luz y hay oscuridad; hay un sentimiento de calidez pero también de melancolía, y es muy groovy e hipnótico. Definiría este CD como «groovy de ensueño» pero, ¿fueron estos contrastes un esfuerzo consciente? ¿Cuán fácil es conseguir un buen equilibrio sin sonar en absoluto forzados, o sin sonar caóticos?

¡»Boogie de ensueño» suena bien! Éramos consciente de lo que estábamos creando, pero no fue un esfuerzo. Los contrastes están ahí porque nos gusta ese tipo de dramaturgia y automáticamente gravitamos hacia tales expresiones. Ponnos en un local de ensayo y tennos haciendo jams y, de manera espontánea, empezaremos a variar el beat e intensidad y demás. Tocar para nosotros siempre es un viaje catártico, que erige, de demoler torres, y parecemos incapaces de hacerlo de otra forma.

 

– Ahora, si no te importa, me gustaría que comentaras algunas canciones del disco. «Lucy» (la cual para mí es una de las mejores del álbum) suene casi chamanística, muy hipnótica, con cierto efecto como de mantra. Una canción con la que pierdes la noción del tiempo y espacio. ¿Crees que la música debe transportar ciertos sentimientos en lugar de ser simplemente algo que se escucha?

Ciertamente esperamos que nuestra música tenga tal efecto, sea un beat de ensueño hipnótico que despacio y con serenidad se escapa de un pantano, o como un hombre del saco con boogie que dice: «volvámonos locos».

 

– He leído que os han comparado varias veces con THE DOORS (entre otros), y realmente no me percaté demasiado de esta influencia hasta que me encontré con «Pine Tree Mary», que también tiene una estructura bastante DOORS. ¿Cuán influyentes han sido para vosotros? Aparte de THE DOORS concretamente, esta canción tiene bastante rollo USA. Supongo que la música de América ha sido una influencia para vosotros a nivel musical pero, ¿qué más de América os inspira?

Todo el mundo del grupo ama a THE DOORS, y no hay muchos otros grupos que tengan ese toque chamanístico, así que nos halaga que la gente piense que tenemos similitudes estilísticas. Tocamos música Rock, y el Rock en su gran parte es americano, así que sí, la música americana ha sido importante para nosotros. No sé qué más, excepto la «cultura Pop» en un sentido más amplio.

 

– Hablando de ello, ya habéis hecho un vídeo de «Exile», que curiosamente se filmó en USA. ¿Cómo fue la experiencia? Y, ¿por qué escogisteis este corte? Creo que es uno de los más pegadizos y fáciles de escuchar de la obra.

En realidad no estuvimos presentes físicamente en el lugar cuando se filmó el vídeo. Elegimos esa canción en particular porque tenía una duración que iba bien y, como dices, porque es bastante pegadiza. Un buen single con el que atraer a la gente a nuestra torre.

 

– La última pista es una épica de más de once minutos titulada «The Tower», casi Doom, pero también mezcla los elementos usados en los cortes anteriores. Da la sensación de ser un retrato de lo que trata THE TOWER. ¿Era esta vuestra idea? ¿Fue por esto por lo que este tema se titula de forma homónima?

Sí, estás en lo cierto. También es un tema que ha crecido de forma muy orgánica; no tuvimos claro inmediatamente cuánto del grupo había en el, ni si sería la pieza central de nuestro primer disco. Hay una canción sueca de 1980 que contiene las líneas: «We have written a song of our own, that is contradictory and cross. We don’t even understand it ourselves, but it goes something like this» («hemos escrito una canción propia, que es contradictoria y un cruce. Ni tan solo nosotros la entendemos, pero es algo así»). Esas líneas capturan bastante bien lo que sentimos respecto a cómo ha evolucionado el tema «The Tower». Ahora que, en cierta forma, se ha cristalizado, tanto en forma como contenido, entendemos mucho mejor su significado para nosotros como grupo.

 

– Esta obra sale a través de Bad Omen, de Will Palmer, un sello relativamente nuevo que parece encajar perfectamente con vuestro estilo. ¿Por ahora ha sido realmente una buena casa?

¡Ha sido genial!

 

– Dicho todo esto sobre «Hic Abundant Leones»; ¿cómo lo describirías con solo 3 palabras?

Rock polifacético temporalmente-cambiante

 

– Suecia siempre ha sido un país muy prolífico en cuanto a la música Rock y Metal, y parece que por ahí este tipo de música se está haciendo más fuerte hoy en día. Pero Uppsala concretamente también ha dado nacimiento (y sigue haciéndolo) a muchos buenos grupos de estilos muy dispares. ¿Hay alguna razón por la cual una ciudad tan pequeña y tranquila tiene una tradición Rock tan fuerte?

Posiblemente no. Muchas ciudades pequeñas y tranquilas albergan gente que ansia la trascendencia del Rock n’ Roll. A veces la oportunidad hace que haya suficientes de estas para llegar a una masa crítica, donde las cosas de verdad empiezan a suceder.

 

– Y, finalmente, ¿cuáles son vuestros planes de futuro a corto plazo? He visto que tocareis en el Muskel Rock, un festival que se está haciendo más conocidos con los años y, junto con algunos clásicos, también tocan muchos grupos más nuevos, siempre con un sonido tradicional. ¿Cómo crees que puede ser un festival como este para una banda joven como THE TOWER en cuanto a exposición?

Genial, obviamente. ¡Además será divertido ver a Will Palmer lanzando el bajo en ANGEL WITCH!

 

– Esto es todo por nuestra parte, gracias una vez más por tu tiempo. Si ahora quieres añadir algunas palabras finales; las últimas líneas son todo tuyas.

¡Gracias por tenernos! Recordad llevar al bien con el mal.

 

Tania Giménez

tania@queensofsteel.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Highslide for Wordpress Plugin