MASTIPHAL

Tras, nada más y nada menos que una “separación” de 10 años, los polacos de MASTIPHAL regresan con su segundo álbum de estudio de larga duración, “Parvzya”.  Eso sí, cómo era de esperar, los únicos miembros originales de la formación son Flauros y Cymeris, los  fundadores y quiénes han permanecido en la banda después de algún otro cambio de line-up anterior. Esta vez, entre los tres componentes nuevos encontramos a Daamr, compañero de Cymeris en DARZAMAT e INDREAD COLD, quién es precisamente quién nos responde de forma realmente extensa a estas preguntas sobre su próximo “Parvzya”, su historia y sobre qué podemos esperar del combo tras este regreso.
Read the English version here

- Hola y gracias por tu tiempo. ¿En qué estáis ahora MASTIPHAL?
Daamr, guitarrista de MASTIPHAL: Hola, contestaré a tus preguntas encantando. Por muchos motivos estamos bastante ocupados. Prácticamente no hemos tenido tiempo de descansar después de la grabación del álbum. Ahora mismo estamos centrados por completo en nuestros ensayos. Pasamos casi cada día en el local de ensayo, preparando a MASTIPHAL para el ataque en directo. Mientras tanto, tenemos que organizarnos con el tema del próximo lanzamiento de “Parvzya”. Correcciones de los gráficos, tener cuidado de no equivocarnos… Hay cosas importantes para nosotros porque queremos tener el mejor resultado final del disco. hasta ahora nos hemos preocupado efectivamente de que ningún fallo se cruzara con nosotros. Aparte de estos elementos, los cuales nos absorben mucho. También mantenemos nuestra mente en cosas adicionales más relacionadas con la visualización del grupo. Estamos hablando sobre pulir los vídeos en directo, ya que queremos empezar a grabar pronto. Esperamos que las imágenes creadas por nosotros se queden en la memoria de todo el que las vea durante mucho tiempo, así que la misión es bastante importante. También pasamos mucho tiempo en contactos con la prensa. Estamos satisfechos de que “Parvzya” haya despertado tanto interés. Lo sabemos por las entrevistas, que empiezan a salirnos más y más. A veces una multitud de actividades causan retraso en responderlas, algo que también ha ocurrido en este caso, y lo siento mucho de parte de toda la banda. Además, hemos empezado a trabajar en nuevas canciones para el MCD, el cual pensamos preparar dentro de poco. Será un lanzamiento especial, creo que interesante porque la gente escuchará la maldad de una forma poco habitual. Generalmente, no nos quejamos sobre la falta de ideas. MASTIPHAL es nuestra mayor prioridad y ponemos toda nuestra energía en la banda. Sé que parece que todos tengamos los síntomas de de tener ADHD, pero en este caso incluso nos gusta. MASTIPHAL ha descansado durante 10 años. Ahora no hay tiempo de descansar.

 

- Si tuviera que describir el sonido del grupo a alguien que todavía no os has escuchado, ¿cómo lo harías?
“Hey, tío, compra el nuevo disco de MASTIPHAL y entonces posiblemente escucharás el sonido más infernal del infierno de toda tu vida (risas)”. Pero, en serio, creo que es difícil identificar el sonido de este trabajo. Cuándo estábamos terminando la composición del redondo, nos sentamos juntos y empezamos a discutir el sonido final de “Parvzya”. Estaba claro que no buscábamos soluciones modernas. Estábamos interesados en el sonido old school de los grupos, ya que escuchábamos eso de adolescentes. No fue en plan: “hey, queremos que el disco suene cómo SLAYER, VENOM o algo así.” Nos centramos en crear nuestro propio sonido usando también amplificadores que encajaran, casi de culto. No nos sentimos cómodos utilizando novedades técnicas. Encontramos que la oscuridad más intensa y Satán saldría de “Parvzya” gracias a unos Peavay 5150 y Marshall JCM800. También en términos de arreglos no soy capaz de decir qué tipos de Metal toca el plástico. En “Parvzya” puedes encontrar todo. El CD junta muchos elementos de una forma de tocar extrema. Encontrareis mucha oscuridad, agresividad y melodía, sentimiento una profunda depresión pero también expresiones estimulantes para luchar contra todo el mundo. Cómo podéis ver, también hay color. Una cosa es cierta, y es que no encontrareis ruido de masturbación en “Parvzya”. Ese no es nuestro campo. Elegimos una forma convencional. El infierno con su humo persuasivo y emanando un olor a azufre.

 

- Y, ¿qué significa “Mastiphal”?
El príncipe de la oscuridad. La maldad imperante. Liberado de las mentes de aquellos que escupen sobre la hipocresía religiosa y la estupidez humana. Es un arma para celebrar la naturaleza humana y su poder. Es la personificación del odio que ha crecido en las personas debido a la idolatría, contra su voluntad. MASTIPHAL es el predominio de una forma de pensar racional contra el mundo imaginario escrito en los libros sagrados de la humanidad.

 

- Vuestro nuevo disco, “Parvzya”, saldrá dentro de  muy poco. Tras todos estos años sin lanzar nada nuevo, ¿cuáles son tus expectativas?
¿Alguna expectativa? Mmm, no lo sé! La mayoría de expectativas sobre este material fueron durante la composición y producción en el estudio. El disco ya está lista. Y estamos muy satisfechos con el. Hicimos lo que quisimos. Creo que nuestra satisfacción por un disco exitoso fue lo más importante que esperábamos. Por supuesto, sería genial los oyentes exigentes se quedaran prendados del álbum, pero sabemos que es imposible satisfacer todos los gustos. Personalmente, creo que estaría bien escuchar y leer palabras constructivas y críticas valientes. Por supuesto, si eso ocurre (risas).

 

- El grupo se ha tomado un descanso de 10 años. ¿Qué os hizo separaros y qué os hizo volver?
Sí…la banda ha estado en un paréntesis. Una de las razones para esto fue que los chicos tenían problemas para mantener una formación estable. Varias personas formaron parte de la grabación de cada obra. Por aquel entonces, también hice propuestas para que algunos se unieran a MASTIPHAL. Desafortunadamente, las discusiones no dieron resultado a pesar de mi participación con  la banda en anteriores lanzamientos, aunque recuerdo haber tocado algunos ensayos con el grupo poco antes de tomar la decisión de terminar MASTIPHAL. Observé toda la situación y llegué a la conclusión de que los problemas que iban creciendo habían llevado a la frustración a los líderes del combo. Flauros y Cymeris tienen una personalidad muy fuerte y ven al grupo bajo su propia visión. Desafortunadamente, hace 10 años, estas visiones eran tan distintas que tomaron la decisión de suspender las actividades de la banda. Fue cómo si hiciéramos dormir a la bestia.  ¿Por qué volvimos? Porque seguían hablando a menudo sobre MASTIPHAL. Tenemos el plus de que vivimos cerca los unos de los otros, así que he escuchado más de una vez esas conversaciones con aroma al espíritu de MASTIPHAL cuándo nos juntábamos cada semana para beber…
Bueno, durante muchos años, las discusiones no llevaban a nada, ya que ambos también estaban en sus otros grupos. Todo causó que el proceso de resurrección de MASTIPHAL durara 10 años. Y, finalmente, hubo una propuesta por parte de Witching Hour Productions para reeditar nuestro primer material bajo el común título de “Damnatio Memoriae”. Lo publicaron y empezaron a persuadirnos para que grabáramos un nuevo disco. El nuevo álbum, tras un descanso de 10 años, es un gran reto. Hubo dudas cómo la forma más apropiada de grabarlo. Por otro lado, el deseo de volver a despertar a la bestia era tan fuerte que la resurrección se convirtió en una realidad para bien. El trabajo ha empezado en “Parvzya”.

 

- ¿Ha cambiado mucho el mundo del Metal extreme durante estos 10 años?
Por supuesto. No lo dudo. El cambio es un proceso constante. Lo que era para nosotros lo extremo hace 10 años, ahora no lo es. El tema es que hay varias formas de expresar el extremismo que han ido creciendo en la última década. Empezando por la masturbación musical, la aceleración increíble de las canciones, las mutaciones de distintos géneros musicales con tal de obtener más reconocimiento. Porque todos quieren que su grupo sea el más reconocible. Ahora todo es más predecible, antes era más fácil categorizar a los grupos. Es un fenómeno positivo para algunas bandas con gran creatividad. De todas formas, en muchos casos, es crear fricciones pseudos-extremas con lo grotesco.

 

- Vuestra vuelta en 2009 se hizo realidad con el recopilatorio que lanzó Witching Hour. ¿Cuánto tuvisteis que ver con este lanzamiento y cómo surgió  la idea?
Bartek Krysiuk, el jefe de Witching Hour Productions, tuvo gran parte de “culpa” de nuestro regreso. Nos sugirió reeditar el antiguo material de MASTIPHAL el cual, finalmente, salió en 2009 bajo el nombre de “Dominatio Memoriae”. Tuvimos total relación, de principio a fin, con lo que se encuentra en el disco y hablamos mucho con el sello sobre cómo debía ser el trabajo. Era muy importante para nosotros que el disco saliera cómo debiera.  Este recopilatorio se hizo para que la gente se volviera a acordar de MASTIPHAL, y creo que cumplió con su deber. Poco después de la salida de “Dominatio Memoriae”, recibimos muchas preguntas sobre el nuevo disco. Había señas de Witching Hour de que, si el disco pudiera hacerse, ellos lo editarían encantados. Una vez discutido también todo esto, empezamos a considerar seriamente la idea de volver. Quedamos, empezamos a hablar y, de repente, creímos que debíamos comprometernos. Lo pasamos tan bien durante los 80 y 90, durante nuestros primeros ensayos, que eso también despejó el resto de dudas En seguida nos sentimos muy felices de volver a tocar juntos.

 

- Seguís con Witching Hour y este es vuestro primer disco de estudio con el sello. ¿Estáis bien con ellos?
Estamos muy satisfechos con el trabajo de Witching Hour. Las experiencias de MASTIPHAL con ellos han sido cómo en las películas: con final feliz. Es una relación feliz (risas). Las serias propuestas de las discográficas, su mentalidad abierta hacia nuestras idea, todo eso manifiesta su profesionalidad en todo lo que hacen.
El sello no nos hace estar bajo ningún tipo de presión, apoya nuestra creatividad. Funciona bien con una compañía que se centra en la promoción y desarrollo de los grupos. Además, nosotros cómo grupo, hacemos todo lo posible para que nuestras visiones de los discos de MASTIPHAL, tanto de forma sustantiva como técnica, quede clara. Pudimos producir “Parvzya” en el Necromorbus Studio, en Suecia. Witching Hour Proud tiene grandes méritos. Viendo esta situación desde nuestra perspectiva polaca, la producción del disco fuera de fronteras polacas es un auténtico reto, sobretodo en términos financieros. La compañía ha creído en nosotros. No queríamos decepcionarlos. “Parvzya” nos ha abierto más posibilidades gracias a Witching Hour Prod., en contexto de ideas exitosas, las cuales queremos producir juntos con esta compañía. Hemos dado muchas ideas y hasta ahora no hemos escuchado que hayan denegado ninguna. Queremos ser creíbles para los ojos de la compañía, convencerlos de esta relación con nuestros actos…

 

- Aunque os separasteis hace 10 años, vuestra obra debut salió en 1995, la verdad es que hace muchos años. Por lo tanto, ¿cuáles son las principales diferencias entre “For a Glory…” y “Parvzya”?
Ante todo, somos más maduros cómo hombres. Con 34 años ves el mundo y la música de una forma diferente que hace 15 años. Hoy en día prestamos mucha más atención a los detalles y, por supuesto, conocemos mejor lo qué queremos mostrar y tocar. Hace años, siendo adolescentes, no teníamos este conocimiento, recordad; no había Internet y era muy difícil conocer algo de fuera. Teníamos que sudar para encontrar algo de periodismo serio, o de amigos más mayores. Y también en cuanto a grupos, equipamiento y cualquier cosa relacionada. Hoy en día es mucho más fácil y nosotros, al ser más mayores, sabemos mejor cómo prepararnos para el estudio, a qué prestar atención y qué equipamiento elegir para sonar  bien. Segundo, ¿por qué esta madurez es un rasgo de nuestra música? A medida que pasa el tiempo, cuándo un hombre conoce mejor el mundo, quiere gritar más f7uerte. Así que, ¿por qué tenemos que aprobar toda la mierda que nos rodea? Conocemos totalmente lo que queremos y qué meta queremos lograr.
Aunque MASTIPHAL es más agresivo en el disco “Parvzya” comparado con el pasado es, definitivamente, más maduro que en los 90. Hemos dejado al Demonio suelto tras pasar más de 10 años encerrado. Esta música es algo muy natural para nosotros, salió por sí sola. Desde luego, no vamos a ser esclavos de ningún estilo. Nuestra motivación viene de una forma de pensar individualista, no formamos parte de un rebaño.

 

- Al principio teníais algo en vuestro sonido que era, en cierta forma, vuestro sello y que por aquel entonces no se usaba mucho: los teclados. ¿Por qué habeis dejado esto de lado?
Hace 16 años, los teclados no eran tan notorios ni usados por tantos grupos cómo en los últimos años. Entonces los arreglos de MASTIPHAL se basaban en las teclas. Era un sonido nuevo para la banda e intentábamos construit un sonido sombrío y una atmósfera oscura.  En la época de “For the Glory…”, las composiciones se hacían para una guitarra y bajo, yasí que podías usar los teclados para enriquecer las composiciones. En las canciones siguientes después de “For the Glory…” no había teclados, el concepto cambió. “Summoned Howling” es el mejor ejemplo. MASTIPHAL tenía entonces algunos toques épicos y un sonido más brutal. Eso fue en 1996… En el caso de “Parvzya”, los arreglos han sido preparados para dos guitarras. Queremos mantener esta forma de hacerlo. Quitamos los teclados porque las guitarras creaban el clima apropiado para el álbum…

 

- De todas formas, incluso la voz suena distinta, diría que más grave. ¿Qué nos puedes decir sobre ello?
Sí. Pasamos mucho tiempo con Flauros en el local de ensayo antes de grabar las últimas voces en el estudio. Flauros se involucró mucho en la búsqueda de un timbre que encajara. Grabamos varias versiones de las voces con tal de determinar cuál acentuaría perfectamente las letras… Flauros es un gran cantante, puede aportar el sentimiento adecuado con su voz. Le llamo imaginación emocional. Sabe cómo interpretar sus letras porque ha sido el letrista de todo el disco. No hay duda, es un jodidamente gran instrumentalista porque su voz también es un instrumento, la cuál debe ser capaz de usar con su imaginación. Los arreglos vocales y el timbre no son cuestión de azar, es algo deliberado, consistentes, analizado y pensado. El timbre puede gustar o no, es cuestión de gustos. Tuve el placer de trabajar con Flauros varias veces en el estudio durante los últimos 10 años, y me atrevo a decir que esas son las mejores actuaciones vocales grabadas que he podido escuchar. No hay complementos porque muchas veces antes tuve una actitud escéptica frente a su voz, pero aquí no tengo objeciones. El paso del tiempo afecta al color de la voz en cierta medida. Ya no somos adolescentes (risas) y la voz también cambia con la edad. En este caso, creo que para bien.

 

- El sonido general es bastante diferente. ¿Cómo afrontásteis la composición? ¿La nueva formación ha tenido algo qué ver con este cambio en vuestro sonido? Quiero decir, ¿es el proceso de composición un trabajo en equipo?
¿Sabes? MASTIPHAL es un grupo real. No es una criatura, un proyecto de un único miembros. Los músicos no están aquí por casualidad. Cada uno de ellos es bastante distintos, cada uno de ellos tiene una perspectiva distinta sobre la música. Hemos coleccionado todas las ideas para combinarlas de forma coherente. “Parvzya” nos da una completa mezcla de nuestras capacidades y nuestras visiones. Sin duda, es el resultado de una labor en equipo.

 

- Y, aparte de los cambios de line-up que tuvísteis en vuestro pasado, ¿ves el actual cómo uno estable?
Me gustaría matener esta formación. Si cada uno va a involucrado con la expansión de MASTIPHAL, todo irá bien. Hemos tocado durante años con esta formación y hemos tenido la oportunidad de probarnos los unos a los otros en condiciones extremas. El ritmo de trabajo del disco fue cruel. Hada uno tenía su propio trabajo qué hacer. “Parvzya” muestra que hemos triunfado. 5 personas, incluyendo los 3 nuevos. En lugar de intentar tocar ensayos empezamos a arreglar y grabar un disco, algo que ya estaba planeado en la banda. No hubo sentimientos. Sí, al principio nos preocupamos porque todo el mundo pudiera llevar el ritmo. Hubo momentos de debilidad. Penasamos que era imposile… Pero lo imposible se hizo posible, todos sobrevivimos esta vez de gran manera. Vimos nuestras posibilidades. Aprendimos sobre nosotros mismos. Salimos victoriosos. “Parvzya” es el testimonio.
Seguimos juntos. Caminamos juntos, eliminando problemas de potencial. Creamos una atmósfera en la que cada miembro es importante. Cada uno tiene la posibilidad de expresar su propia visión, de formar parte en las discusiones relacionadas con MASTIPHAL. Este sistema está diseñado para crear seguridad en la relación entre los componentes del grupo, para eliminar malosentendidos y situaciones conflictivas. Una mente pura es más creativa. El brillo de esta situación dentro de la banda elimina cualquier tipo de bloqueo. Además, esta formación de momento es óptima.

 

- A pesar del sonido fresco del disco, me pregunto si todos los temas son completamente nuevos…
Absolutamente sí, todas las composiciones son completamente nuevos. Pero me alegro de que pienses en ello porque nuestro concepto se ha  mostrado en distintas formas. Cuándo hablábamos sobre qué debía presentar “Parvzya”, encontramos que debía ser old school. Muchas composiciones se han compuesto a la vieja usanza. Tu impresión acerca de cierta inconsistencia en “Parvzya” también viene por el hecho de que el plástico contiene cortes compuestos por tres músicos. Tres personas, tres visiones distintas unidas formando “Parvzya”.

 

- Por lo tanto, ¿es “Parvzya” un nuevo comienzo para MASTIPHAL?
De una forma, este álbum, efectivamente un nuevo comienzo, incluso aunque MASTIPHAL fuera creado hace 19 años y el nombre de la banda sea reconocido entre los fans, debíamos recordar que la banda estuvo 10 años rota. “Parvzya” podría convertirse en el lanzamiento final de la banda, un clavo proverbial en el despertar del ataud de MASTIPHAL, si falla en la misión, no demostraría lo mucho que aún tenemos que ofrecer. Afortunadamente fue a la inversa para nosotros. La banda había grabado un disco sólido y así “Parvzya” creó un re-debut.
“Parvzya” es, de hecho, un manifiesto que define el estatus presente de la banda, empezando claramente con que la hora de MASTIPHAL está por llegar.
“Parvzya” creó un deseo de expansión creativa dentro de nosotros. Hemos contruído conceptos para nuevas ideas desde el comienzo de este año y queremos lograrlas en un futuro cercano. Aparte de publicaciones regulares, también estamos planeado lanzar un EP y un MiniCD. Esto es debido principalmente a la multiplicidad de ideas que creamos y en virtud de estructuras ligeramente innovadoras (que por supuesto oscilan en una convención de Black Metal de la vieja escuela) que no encajarán para otro gran disco.

- ¿Y qué significa? Tanto su significado como lo que el disco representa para ti.
En un aspecto religioso “Parvzya” es el día de la ira, y todas las plagas y las desgracias serán secundarias. De todos modos, es un título apropiado en el contexto de la situación en la que MASTIPHAL aterrizó. “Parvzya” es la segunda llegada. “Parvzya” se convirtió en realidad. MASTIPHAL ha venido otra vez.

 

- ¿Qué nos puedes contar sobre el artwork? Lo que quieres expresar, etc.
La portada refleja el sentido del título del disco y es su mensaje principal. “Parvzya” es un aterrador día de la ira del Señor, y todas las plagas y las degracias que serán secundarias. En griego significa la presencia, llegada, aparición. Porque la mayoría de las iglesias y las religiones están esperando la segunda llegada, por lo que el día del juicio final es un tema muy apropiado. Hay algo de perversidad en nuestra visión de “Parvzya”. Mirando a la portada, entenderás lo que significa. El meollo de la cuestión no está siempre situada donde lo esperas, por lo que uno debería mirar a su alrededor cuidadosamente. El desafío y la rebelión es una integral parte de la música de MASTIPHAL. “Man Strikes, God Falls” es uno de las canciones que lo dice en el álbum. Además, “Parvzya” es importante para nosotros por otra razón, lo que significa que MASTIPHAL regresa a la escena…

 

- ¿La salida del disco afectará de alguna manera a DARZAMAT?
DARZAMAT y MASTIPHAL son dos organismos separados, que actúan acorde a sus propios principios.Flauros está involucrado en ambas bandas, por lo tanto es más fácil controlar los planes y la organización del trabajo de cada uno de ellos. Estoy convencido que el nuevo álbum de MASTIPHAL no tendrá un impacto negativo en el futuro de las hazaás de DARZAMAT en su calendario. MASTIPHAL tiene su tiempo, necesitamos concentrarnos en promocionar a la banda en conciertos. Flaruos tiene planes para nuevos lanzamientos de DARZAMAT, ellos están en constante movimiento todo el tiempo. Por lo que sé, ellos también tienen planes de gira. Definitivamente, “Parvzya” no tendrá un impacto en las actividades de DARZAMAT. Flauros es un perfecto tío con el que trabajar a la vez que es un gran organizador. Con él, todo para funcionar como un mecanismo, todo debe estar correctamente manejado. Todo en el contexto del funcionamiendo de sus dos bandas.

 

- En el álbum, podemos encontrar aún elementos del Black Metal de los 80 y los 90 pero, ¿cuáles son tus principales influencias musicales?
La principal inspiración es aquella con la que hemos sido infectados cuando éramos unos chavales y ese tiempo tuvo lugar en los 80 y los 90. En aquellos días comenzamos a absorber música Metal y tomamos las primeras decisiones sobre que modelos musicales establecer para tocar como nuestros ídolos. Crecimos con bandas como WIZARD, SLAYER, VENOM, BATHROY, CELTIC FROST, SARCOFAGO, MAYHEM y KAT de Polonia.
Fue una destrucción horrorosa, un shock. Continuamos una completa revalorización de nuestro mundo conocido. Los dilemas y los conflictos fueron los primeros en aparecer. Estábamos yendo al infierno. En mi caso, no hay duda de que SLAYER ha dejado la marca más fuerte. Después de escuchar “Hell Awaits”, el cristianismo inculcado en mi cabeza en casa, fue apedreado hasta la muerte. Para mi es lo más irónico, un aullido psicodélico de Satán. Me he tragado de todo que olía a sulfuro desde el tiempo que yo comencé mi cruzada.
Casi un deseo obsesivo de aprender a tocar como las bandas que antes eh presentado como mis favoritas, quiero decir ese estilo old school ha tomado raíz en alguna parte de mi subconsciente. Ahora después de esos 20 años, esas inspiraciones arraigadas aparecieron durante el disco “Parvzya”.
Teníamos muchas ganas de es esta “vieja ola” golpeara el nuevo trabajo, tanto en arreglos cómo en tono. “Parvzya” es una especie de connotación a los viejos tiempos, incluso un tributo a las bandas que nos inspirarn a emprender este viaje.

 

- Y finalmente, ¿cúales son los planes en un futuro más cercano? ¿Pormocionaréis el disco en directo?
En cuanto al futuro, tenemos muchos planes para publicatarnos y queremos usarlos deuna manera eficiente. Definitivamente estaremos muy activos en lo que concierne a los conciertos, pero no haremos lo que sea para “empujarnos”. Pasamos mucho tiempo en la sala de ensayos. Estamos preparando los conciertos intensamente. “Silesian Massacre Festival vol.3″ será primera ocasión para ver a MASTIPHAL en directo y es donde haremos un concierto junto con bandas como ENTOMBED, KATAKLYSM, URGEHAL, KAMPFAR, FURIA, DODHEIMSGARD. Esta es una excelente compañía y por lo tanto estamos muy emocionados de actuar en ese festival y la sobre la posibilidad de presentar “Parvzya” en la versión de directo.

 

- Eso es todo, gracias una vez más por tu tiempo. Siéntete libre de añadir unas últimas palabras.
Gracias por la entrevista. !Espero que sea capaz de presentar  MASTIPHAL en 2011 aunque sea en cierta medida! Espera noticias nuestras porque ciertamente tenemos muchos planes que lograr en un futuro cercano. Siempre se tú misma y no entres dentro de la podredumbre que nos rodea en el mundo. !Nos vemos en los conciertos!

Traducción: Sergio Fernández
sergio@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin