REPULSION – Horrified (1986)

El otro día hablé de WINTER y su obra magna “Eternal Darkness” y esta vez les toca el turno a los norteamericanos REPULSION, otra banda que lanzó un único trabajo de larga duración pero con el que han pasado a la historia.
REPULSION son considerados uno de los grupos más infravalorados dentro del Metal extremo a la vez que unos pioneros del Grindcore, sirviendo su sonido de influencia para grandes bandas como CARCASS o los que hemos bautizado como los padres del Grind: NAPALM DEATH. Además, fueron considerados como la banda más rápida gracias al trabajo de su, ahora exbatería, Dave Grave.

De hecho, la búsqueda de un batería no fue en absoluto tarea sencilla para la banda, habían probado con varios pero no creían que ninguno encajara exactamente con lo que ellos buscaban… hasta que leyeron un artículo en un periódico acerca de un joven que había sido arrestado por profanar tumbas: Dave Hollingshead. El apodo de “Graves” se lo pusieron a raíz de escuchar sobre él en la noticias y periódicos.

La banda de Death/Grind de Michigan se formó en 1985, aunque ya habían lanzado tres demos bajo el nombre de GENOCIDE.
En 1989 lanzaron su primer y único disco completo, “Horrified”, al que le seguirían demos, singles, etc. E incluso un DVD y algunos miembros de la formación, ahora compuesta por el cantante y bajista Scout Carlson, el guitarrista Matt Olivio, el batería Col Jones y el guitarrista Mike Beams, más tarde fomarían parte de bandas tales como EXHUNMED, NOOTHGRUSH, DEATH o DEATH BREATH entre otros.

Este disco, originalmente, salió a la venta como una demo llamada “Slaughter of the Innocent”, pero su edición oficial fue en 1989 de la mano del sello “Necrosis Lab”, propiedad de CARCASS y subdivisión de la famosa discográfica Earache Records. Más tarde ha habido diversas reediciones con distinto material adicional, etc.

Pero vayamos a lo que este álbum regala a nuestros oídos en su edición de 1986: rapidez extrema en todo momento y pesadez, algo que quizás ahora no sea nada nueva pero, sin duda, en aquel contexto de tiempo, fue pura innovación y otra forma de entender lo que se había escuchado hasta entonces, o quizás una nueva forma de expresarlo y expandirlo.
La técnica no destaca, pero de principio a fin es música honesta, con garra, feeling y directa, con un gran feeling y una enrome atmósfera con un gran sonido rugoso y grueso.

Temas como el que originalmente dio nombre a esta demo, “Slaughter of the Innocent”, les da cierto aire Crust pero solo en el sonido y ritmo, ya que sus letras son las que utilizan siempre: zombies y sesos. Aún así, nunca ha dejado de parecerme que también han bebido del Hardcore y grupos como DISCHARGE o DRI. Además cuenta con un buen riff protagonista y pegadizo y las personales voces desquiciadas.

”Radiation Sickness” es uno de mis cortes preferidos, con una gran labor a la guitarra por parte de Matt Olivio y, de nuevo, con un riff pegadizo además de una enorme batería y sólida que marca el desenfrenado ritmo a la perfección. De hecho todo el trabajo del batería en este compacto es admirable, dando una clase magistral de cómo sonar increíblemente veloz pero a la vez claro y puntual, de saber qué necesita la música en cada momento y de dar un respiro cuando es necesario. Dave Grave aportaba una potencia increíble.
Simplemente, esta pista de uno de los ejemplos más claros de qué es la velocidad y de cómo llevarla hasta el extremo sin dejar de sonar bien y organizado. Un ejemplo de lo que pueden llegar a ser REPULSION.

”Horrified” es otra canción increíblemente rápido, esta vez da impresión de caos organizado. Las guitarras acompañan a la perfección esta velocidad vertiginosa creando, además, una enorme atmósfera aunque el ritmo tiene momentos de calma, sonando de nuevo bastante Crust. El tema cierra con la voz que cierra muchos otros títulos de este plástico, con un gruñido de Scott tras descargar toda su ira sin miramientos.
Todo en este álbum está extremadamente bien hecho y suena como tal, ayudando además la bien escogida y trabajada producción de la época, el cual además colaboró el propio grupo.

No es ni Death Metal ni Grindcore estrictamente, de hecho también notamos influencias de Punk, Hardcore, Crust o incluso Thrash, pero no por ello deja de ser todo un clásico imprescindible en la estantería de cualquier seguidor de ambos géneros hecho de la forma más brutal y al modo de la vieja escuela. De hecho, no creo que para ninguno de ellos deje de ser un trabajo impresionante.

Como parece ya ser habitual en grandes obras maestras, desafortunadamente este “Horrified” se sigue considerando una rareza aunque, a la vez, todo un disco de culto. Más curioso es todavía que la banda sigue en activo y dando conciertos, de hecho los tuvimos en España en 2004, pero, no sé por qué, ni jamás he leído algo al respecto, no han editado ninguna otra obra de larga duración, quizás es que precisamente eso crea la magia que tiene este trabajo y, sin duda alguna, no sería nada fácil superar aquella obra de arte grotesco y brutal de sobresaliente alto.

Tania Giménez

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin