Cuando hablamos de Azuzena, estamos hablando, sin duda, de la mujer del Heavy Metal por excelencia de nuestro país.

Nacida un 12 de diciembre de 1955 como Azucena Martín Dorado, en el seno de una familia de artistas de flamenco, y es que, a pesar de la música por la que se decantaría en un futuro, siempre llevó el arte de la música en las venas. Y lo demostró en más de una ocasión desde muy pequeña, en sus eventuales apariciones en las actuaciones de sus padres. Ya desde los 6 años destacaba por una voz tan potente y rasgada para alguen de su edad.

" />

Azuzena Dorado

Cuando hablamos de Azuzena, estamos hablando, sin duda, de la mujer del Heavy Metal por excelencia de nuestro país.

Nacida un 12 de diciembre de 1955 como Azucena Martín Dorado, en el seno de una familia de artistas de flamenco, y es que, a pesar de la música por la que se decantaría en un futuro, siempre llevó el arte de la música en las venas. Y lo demostró en más de una ocasión desde muy pequeña, en sus eventuales apariciones en las actuaciones de sus padres. Ya desde los 6 años destacaba por una voz tan potente y rasgada para alguen de su edad.

Durante su adolescencia, se dio cuenta de que lo que realmente le llenaba era la música, tanto que dejó los estudios para dedicarse completamente a lo que más le gustaba; la canción. Empezó con el Rythm & Blues, que acabó evolucionando al Rock hasta qe terminó siendo el principal icono femenino del Heavy Metal en España.

Una vez dentro del mundo de la música, utilizó como nombre artístico su nombre, tan sólo que cambiando la “c” por la “z”, dejándolo en Azuzena, el nombre con el que todos la conocimos y recordamos.

La etapa más importante y por la que más se le conoció a esta madrileña, fue el tiempo que pasó como vocalista del mítico grupo Santa (desde 1983 hasta 1985), liderado pero Jerónimo Ramiro, actual guitarrista de Saratoga y donde, más tarde, la reezemplazaría la argentina y vocalista del grupo Púrpura, Leonor Marchesi. Puso su voz en los dos primeros discos de Santa, ” Reencarnación” (1984) y el clásico ” No Hay Piedad Para Los Condenados” (1985), ofriciédonos esa voz salvaje tan característica.

El mismo año en que salió el segundo álbum de Santa, 1985, Azuzena se lanza en solitario com la compañía de grupos como Esfinge y Cráneo. La discográfica la llevó a suavizar su estilo para hacerlo más comercial y para su primera grabación (Estrella Del Rock, en 1988), se rodeó de músicos de Labanda y Raza, de composiciones de Manolo Tena. Dio un giro a su estilo con el que no obtendría demasiado éxito.

Un año más tarde, en 1989, sacó su segundo y último disco en solitario ” Liberación”, con el que regresaba a sus raíces más rockera pero, con el que tampoco obtuvo ningún éxito.

Después de ver la poca acogida que tuvieron estos dos discos, se retiró de la vida pública y, agotados sus recursos económicos se dedicó a la hostelería en un bar de Alicante.

Casi desde entonces no habíamos vuelto a saber nada de Azuzena pero, el 31 de enero de 2005, nos llegó la inesperada y triste noticia de que Azuzena había fallecido. No se conocen muchos detalles, solo que Azuzena fue encontrada muerta en su casa. No se sabe muy bien lo sucedido pero, se dice que fue debido a un endema pulmonar agudo.

Con su marcha también murió una leyenda, una estrella y una inspiración para muchos seguidores y seguidoras de la escena Metal nacional.

Hasta siempre, Azuzena

 

DISCOGRAFIA

Con Santa

Reencarnación ( 1984)
No Hay Piedad Para Los Condenados (1985)

En solitario

La estrella del rock (Luna, 88)
Liberación (Luna, 89)

 

Tania G.

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

1 comentario to “Azuzena Dorado”

  1. Christian dice:

    conoci su musica con un par de cds que me pasó una buena amiga Eva hace muchisimos años, los discos fueron ” Reencarnación” y ” No Hay Piedad Para Los Condenados”, entonces en los 80 solo conocia a Lita Ford o Doro y esta Azuzena me pareció la mejor cantante de rock que habia oido nunca ya que tenia una versatilidad extraordinaria, brillante tanto en baladas como canciones metal, tambien los musicos que la acompañaban eran geniales, unos 20 años mas tarde compré en formato cd “No hay piedad…” y “templario” este ultimo cantado por Leonor Marchesi, en ese momento no me di cuenta que era una vocalista diferente y con todos los respetos pense que Azuzena habia perdido su gran voz…hoy me enterado que azuzena murió hace años y es una gran pena, siempre nos quedaras sus joyas “No eres suficiente” “D´astaire club” o “sobrevivir” dios la bendiga

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin