THE RODS – Let them Eat Metal (reedición)

Nos encontramos ante la reedición de este clásico de 1984. Un disco firmado por este poderoso trío llamado THE RODS, el cual con muchas ganas volvemos a revisar. Y, sin más preámbulos, nos metemos de lleno en estos 9 temas, empezando por la canción título, “Let them Eat Metal”. Un corte pesado, a fuego lento, tanto instrumental como vocalmente, pero con la fuerza y el sonido necesarios para un buen himno de aperturas. Riffs constantes con cambios donde los estribillos potentes se pegan como lapas. Al igual que los solos, con ese sonido eléctrico y puro de los 80.

Le sigue “White Lightning” con unos brillantes riffs llenos de clasicismo metálico de la época, con un ritmo constante, ni rápido ni lento, pero con mucha seguridad en el sonido y en la voz, metalizando las frases y suavizándolas en un pasaje más relajante. Además de unos solos rápidos y furiosos. Con “Nuclear Skies” tenemos un ambiente parecido al tema título en una pista pesada, con fuertes riffs, algo distorsionados. También estilo himno, con unos estribillos brillantes. Vocalmente es más melancólica y con unos solos más marcados. “Rock Warriors” es el temazo del disco. Toda una declaración de principios en un tema demoledor y metálico, con todos los ingredientes de un hit ochentero. Buenos y poderos riffs que rezuman Metal por todos lados y un estribillo ganador. Una canción que entra de lujo, con una voz súper metalizada y unos solos muy armónicos que te levantan de la silla para volver al magnífico estribillo puño en alto. Igual de metalera es “Bad Blood”, con un aire al “Breaking the Law” de JUDAS que se pega de inmediato. Una pista sin apenas cambios. Constante. Y, como siempre, con unas estrofas y estribillos híper metálicos. En cambio, en “She’s so Tight” les sale la vena de los primeros álbumes; un Hard Rock, o Hard and Heavy, con chulería y un feeling rockero de gran pureza. Con unos estribillos de lujo, para variar, más unos solos muy Hard. Lo mismo ocurre en “Got the Fire Burning”. Muy de los primeros discos, pero dándole ese toque de Rock ‘n’ Roll speedico y fiestero. Me recuerda a THE CULT del “Sonic Temple”, sobre todo en la voz; muy rockera y callejera. Con “I’m a Rocker” tenemos otra tema himno. No tan metalizado. Y es que las canciones finales del disco tiran más por el Hard and Heavy, como este corte; pesado, a ritmo marcial y con un estribillo más coral y vacilón. Y acabamos con “She’s such a Bitch”. Una pista veloz. De nuevo, más metalizada, pero con muchos pasajes instrumentales más clásicos del Hard Rock, con una voz más directa y, cómo no, con estribillos tan chulos que tienen esta gente.

En definitiva, un discazo de la época, cuando el Heavy Metal americano daba buenos frutos. Y este trabajo es la prueba de ello.

High Roller Records (2021)

Puntuación: 9/10

Paco Gómez

paco@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin