KHTHONIIK CERVIIKS

Parece que desde hace unos meses vivimos en una distopía, algo que han hecho el grupo de Death/Black alemán KHTHONIIK CERVIIKS desde su formación en 2013, creando metáforas cogiendo de base temas biológicos y científicos pero también mitológicos y, a su vez, moldeando el lenguaje, creando uno propio y haciéndolo visual. Sus estructuras y sonidos se retuercen de la misma manera en que retuercen sus palabras desarrollando una música  y un concepto únicos. Hace poco el trío lanzó su nuevo álbum, “Æquiizoiikum”. Hablamos con Okkhulus Siirs y Khraâl Vri*ïl para descubrir lo que mueve y lo que pretende crear esta entidad.

Read the English version

– Hola, gracias por vuestro tiempo, espero que estéis todos sanos por allí. ¿Ha afectado de alguna forma todo el tema de la pandemia a la banda?

Okkhulus Siirs: En realidad no afectó demasiado a las actividades del grupo. Como alquilamos un local de ensayo, que es un espacio privado por así decirlo, obviamente se nos está permitido estar ahí dentro cuando queramos. Nuestro único concierto en 2020 se ha pospuso a diciembre incluso antes de que empezara la pandemia, así que entre medias no había nada que se pudiera cancelar.

-KHTHONIIK CERVIIKS surgió de las cenizas de dos bandas que se separaron casi a la vez. ¿De qué necesidades o anhelos nació el grupo?

Okkhulus Siirs: Simplemente nos pareció bien crear esta nueva entidad. Llevábamos un tiempo ensayando y cuando ambos grupos se separaron decidimos ponernos en contacto con Khraâl Vri*ïl para invitarlo a nuestro local. Trajo algunos buenos riffs y nuestra primera canción nació en seguida. Tan solo queríamos formar una banda y seguir juntos lo que a todos nos encantaba hacer con nuestros anteriores grupos. Ser ruidosos y expandir el caos.

-Eso fue en 2013, unas cuantas demos y aquí estamos, verano del 2020 con vuestro segundo disco, “Æquiizoiikum”. ¿Qué significado tiene para vosotros? Supongo que un álbum debut será más como una experiencia de aprendizaje, un experimento con el que descubrís qué metodología os va mejor y qué le funciona mejor al grupo.

Okkhulus Siirs: No hemos cambiado la forma en la que componemos o la forma en la que enfocamos nuestros ensayos desde la época de las demos, y “Æquiizoiikum” se grabó en el mismo estudio que nuestro debut y nuestro split con HOWLS OF EBB. Así que, básicamente, intentamos mantener todo igual y creo que salió bien. Nuestra metodología es la misma desde las demos: una sala, tres tipos, amplis, batería, grabación en directo. Voces y guitarras adicionales sobregrabadas. Para nosotros es el mejor enfoque, ya que de esta manera terminamos rápido y las grabaciones suenan bastante humanas.

– Y, ¿hasta qué punto este proceso/experiencia va unido a un proceso personal? Ya que debéis conoceros mejor a vosotros mismos y entre vosotros.

Okkhulus Siirs: Hablando por mí, creo que, naturalmente, pude enfocar nuestra segunda y tercera sesión de estudio de una manera más relajada. Aparte de eso, como trío siempre hemos estado encantados de simplemente tocar, tocar y tocar. Entramos en el estudio de grabación, tocamos durante tres horas, volvimos a la sala de control, escuchamos y decidimos qué temas mantener y cuáles volver a tocar. Como ensayamos cada semana, fue para todos algo claro y transparente. En el estudio solo tuvimos que clavarlo. Fue muy divertido.

-De todas formas, ¿cómo compararíais los dos discos? ¿Es la evolución en la banda un proceso constante?

Okkhulus Siirs: “Æquiizoiikum” posiblemente suene alfo más hi-fi que “SeroLogiikal Scars”, ya que el estudio ha cambiado un poco su forma de trabajar en este tiempo. Sigue siendo crudo y pesado, pero para mí al final brilla un poco más. Se profesionalizaron más en varios campos de la tecnología y creo que, de alguna forma, podéis escucharlo. Es posiblemente que suene más contundente y directo, mientras que sus estructuras compositivas son algo menos retorcidas y agitadas al mismo tiempo.

-He leído que algunas de las letras del disco están basadas en algo de investigación que hicisteis sobre el síndrome de Cotard. Una personalidad muy conocida para cualquiera que lea esta entrevista y que padecía este trastorno era Dead. ¿Qué fue lo que os resultó tan fascinante sobre esto que os llevó a utilizarlo para algunas de las letras?

KhraâlVri*ïl: He tenido contacto estrecho durante más de una década con alguien cuya forma somatic se podría comparar con este trastorno impredecible. Así que para mí fue como lanzarme en una especie de vértigo lleno de fascinación, rechazo y profunda tristeza. Por cierto, corté el contacto con ella el año pasado… Es casi imposible saber si el “cadáver andante” tuvo la culpa de su deterioro o si fue una fuerte mezcla de muchos aspectos distintos. Creo que pasó lo mismo con Per-Yngwe “Dead“ Ohlin. Quizás nuestras canciones sean una especie de proceso para mí, pero también puro alimento para CERVIIKS.

Okkhulus Siirs: El síndrome de Cotard me resulta fascinante porque parece muy abstracto e impensable. Revierte y desafía cualquier lógica a nivel interno y cierra con violencia las puertas a cualquier nivel externo. Es una inspiración interesante para todo tipo de metáforas.

– ¿Hasta qué punto esto puede ser una metáfora sobre nuestra sociedad actual? ¿Hay algo de crítica?

KhraâlVri*ïl: Sí, por supuesto. Es obvio que todo desarrollo tiene que enfrentarse a su propio final, especialmente cuando este llamado progreso no es progreso en absoluro. Cuanto más se acerca este círculo a la desintegración, más se convierte en una devolución. Tan solo mirad nuestra situación actual, por ejemplo; siempre es fácil encontrar una cabeza de turco, ¿no? Aunque el origen de la desaparición se remonte a hace siglos… No me malinterpretéis, no estoy en contra de ninguna forma de progreso en general, pero esta decadencia antinatural es el amenazador resultado, por eso hay que cuestionar el status quo.

-“SeroLogiikal Scars” tenía que letras que hablaban sobre cicatrices serológicas, por lo que parece que hay cierta consistencia en vuestras letras, inspiradas por temas biológicos/científicos. ¿Tener esta cohesión es algo que buscáis? Aunque son temas bastante morbosos e inquietantes, no son las típicas letras que solemos encontrar en el Metal extremo.

Okkhulus Siirs: Generalmente nos gusta basar nuestras letras en temas e ideas con los que, de alguna forma, nos cruzamos en nuestra vida diaria. Intentamos desarrollar sobre cosas que nos resultan interesantes e intentamos expresar nuestros sentimientos a través de ellos. Normalmente consultamos textos científicos y también literatura y, de alguna manera, intentar formular metáforas e imágenes que a menudo están basadas en conceptos mitológicos o filosóficos. Sí, buscamos tener algo de cohesión en este aspecto. Creemos que para nosotros es mejor trabajar y pensar en cierros temas en vez de tan solo escribir las mismas rimas que todxs hemos escuchado ya docenas de veces.

-Sin ser un trabajo conceptual, en el disco hay algunas ideas principales, recurrentes. ¿Cuáles son? Siempre habéis tenido este rollo distópico, que con la situación actual es más cercano que nunca.

Okkhulus Siirs: Nuestro nuevo disco se centra en torno a la imagen de una época futurista marcada por una ecualización y despersonalización despiadadas. Algunas letras se basan en conceptos de la muerte del espíritu individual y de la lógica, como se ha mencionado antes. Otros cortes van del liderazgo en esa época distópica en concreto, del papel de lxs seguidorxs ciegxs y su, probablemente, catarsis imposible, mientras que la primera canción generalmente introduce al/la oyente al ambiente, donde aparecen distopías de épocas pasadas que ya se han hecho realidad.

-Con esto lográis plasmar una atmósfera posapocalíptica. ¿Hay una imagen concreta que queráis pintar con el conjunto de vuestro trabajo?

Okkhulus: Creo que estamos expuestxs y alimentadxs día a día por un optimismo brillante extraño y superficial. Aunque todo el mundo se queja y está de los nervios, nos lo dan entre los trabajos de jardinería y el prime time. En la tele hasta la muerte está bien iluminada y lustrosa. Este vehículo en llamas corre montaña abajo sin frenos. Es cuestión de tiempo que pintemos imágenes oscuras en general para mantener un poco de equilibrio.

-El nombre de la banda (también visualmente) encaja muy bien con esto. ¿Recordáis cómo se os ocurrió y que queríais que transmitiera?

Okkhulus Siirs: El nombre y el logo se le ocurrieron a Khraâl Vri*ïl un par de semanas después de formar el grupo. Creo que refleja el estilo de la banda a rodos los niveles, literalmente; combina la esfera mística o mitológica con una biológica o científica. Desde una perspectiva fonológica resulta bastante extraño y un poco corpulento, mientras que visualmente en cierta forma es frágil y fino al mismo tiempo, pero también peligroso y jodido ya que es bastante puntiguado. El nombre y el logo puede que unan algunas contradicciones, igual que nuestra música y nuestras letras. Estos aspectos a primera vista contradictorios se funden en algo integral o cohesivo.

– Así que, aunque vuestros discos no sean conceptuales, la banda hasta cierto punto tiene un concepto. ¿Cuál es?

Okkhulus Siirs: Como se ha mencionado antes, nos gusta dibujar metáforas e imágenes basadas en temas que nos parecen interesantes. Solemos utilizar la retórica como vehículos del campo de la mitología e intentamos proyectarlos con un talante científico, o viceversa. Durante la duración de un disco nos gusta que estas imágenes sean recurrentes o desarrollamos o modificamos más su esencia a lo largo de varias canciones. También intentamos incorporar diferentes puntos de vista sobre los temas principales, así que a veces creamos interextualidad y diálogos. Creo que nuestra forma de componer canciones y de escribir letras, hasta cierto punto, contienen pensamientos sobre lo que le sigue después.

-Es obvio que sois creativos y os atrevéis a experimentar con el lenguaje. ¿Qué es el lenguaje para vosotros? ¿Una herramienta?

Okkhulus Siirs: Normalmente estoy de acuerdo con el punto de vista pragmático. El lenguaje, en primer lugar, siempre es una acción. El propósito detrás de cada acción es flexible dentro del contexto y del entorno. Una herramienta solo sería un aparato prefabricado para un uso en concreto. El lenguaje, de todas formas, puede exceder toda esta prefabricación. Quizás seamos las herramientas del lenguaje.

KhraâlVri*ïl: El lenguaje no es nada y lo es todo. En realidad es solo una cascara vacía llena de sonidos y significados y visualización en su forma escrita. Desde luego, todas esas letras sueltas son herramientas cuando estás determinadx a crear un híbrido entre ellas. A mí me resulta muy normal diseccionar palabras y amalgamarlas, como en un proceso automatizaso. Pero a veces me pillo a mí mismo hacienda esto y me resulta un poco extraño, quizás es así como se siente todo el mundo cuando le pillan.

-Al jugar con el lenguaje estáis rompiendo reglas. ¿Esto, lo de cuestionar y romper con convencionalismos, es aplicable a otros aspectos del grupo?

Okkhulus Siirs: Para nosotros no adherirnos a ningún tipo de reglas de un género en concreto ni dejar que parámetros externos nos influenciaran fue un pacto silencioso desde el principio. Intentamos incorporar todo lo que nos viene a la mente, por lo que quizás esto a veces lleve a sonidos y estructuras poco convencionales.

– En la poesía, y en la literatura en general, el lenguaje es lago moldeable. ¿Os inspira la literatura? ¿Jugar con las palabras es también un recurso visual en vuestra música?

Okhhulus Siirs: Sí y sí. Nos gusta, no solo reconstruir ideas a nivel semántico, sino también en cuanto a manipulación fonética y/u ortográfica. A veces plasmamos palabras de una forma en la que se “vean” separadas pero sin cambiar su pronunciación a propósito, si es que eso tiene algún sentido. También nos gusta crear nuevas palabras o mezclas.

– Dicho esto, ¿qué os inspira?

Okkhulus Siirs: En mi caso, sobre todo la literatura modernista y posmodernista. Ball, Benn, Valentin, Pound,Huxley, Deleuze & Guattari, Thompson por ejemplo. Todos vistos a la luz de la ardiente Tercera Guerra Mundial.

-Antes de terminar esta entrevista; ¿cómo describiríais este nuevo trabajo en solo 3 palabras?

Okkhulus Siirs: Miedo y asco.

KhraâlVri*ïl: Psychotiik Death Metal…

– Y, ¿cuáles son ahora los planes para el grupo?

Okkhulus Siirs: Entre la grabación y la salida de “Æquiizoiikum” nos separamos de nuestro batería y miembro original Ohourobohortiik Ssphäross. Mientras tanto presentamos a Gharmonboziia como nuestro nuevo batería. Con el estamos ensayando un repertorio con canciones de todos nuestros discos. Espero que pronto podamos dar algunos conciertos y empezar a componer material nuevo juntos en 2021.

– Esto es todo por nuestra parte, gracias de nuevo por responder a nuestra entrevista. Si queréis añadir algunas últimas palabras; tomaos la libertad de hacerlo.

Okkhulus Siirs: Te agradecemos el interés. Keep it Fast and Loud.

Tania Giménez

tania@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin