LUCIFER

Con la excusa del lanzamiento de «III», el nuevo álbum de LUCIFER, nuestra compañera Haizea se puso en contacto por teléfono con Johanna y Nicke para charlar un poco sobre este disco. Media hora de conversación distendida con dos artistas la mar de majxs en la que vamos un poco más allá y hablamos de temas como la mierda que tienes que aguantar si eres mujer en el Rock, de ese extraño y halagador estatus de «leyenda» (que lleva a cosas como esas camisetas de Branca Studio) o de si habrá nuevo disco de DEATH BREATH.

Read the English version

-¡Hey! ¿Qué tal? Muchas gracias por tomaros el tiempo para responder. Me imagino que habéis hecho mil entrevistas ya esta mañana, así que intentaré ser breve y que no sea un peñazo. Empiezo con algunas preguntas sobre el nuevo disco y luego ya veremos. «Ghosts» es el primer single de este álbum. Es probablemente una de las canciones más directas del disco. ¿Es por eso que se convirtió en el primer single?
Nicke: No lo sé, tampoco estoy seguro de estar de acuerdo con eso. Hay otras canciones, como «Flanked by Snakes», que son bastante directas también. Hay unas cuantas así, pero creo que elegimos esa como single porque pensamos que tenía todos los elementos de LUCIFER.
Johanna: Sí. También es la primera canción que compusimos para el disco y la hemos estado tocando en directo desde el año pasado. Nos parecía que la gente que la escuchaba en directo por primera vez reaccionaba guay. Es un buen tema para el directo, así que concluimos que era lo suficientemente pegadiza como para ser el single.
Nicke: Para nosotros es una canción bastante buena.

-¡Claro! Acabáis de comentar que la lleváis tocando en directo ya un tiempo. De hecho, habéis dado bastantes conciertos. ¿Es LUCIFER carne de escenario? ¿Creéis que las canciones toman un nuevo cariz o se transforman de algún modo después de tocarlas ante una audiencia?
Johanna: ¡Por supuesto!
Nicke: Sí, sí, yo creo que sí.
Johanna: Me explico, LUCIFER encaja en ambos sitios: el estudio y los escenarios, pero como hemos estado tocando muchísimo, creo que LUCIFER se ha convertido en una banda bastante enérgica en directo. Y las canciones adquieren algo de vida propia, ¿sabes? A excepción de «Ghosts», por lo general no tocamos las canciones en directo antes de grabarlas, es una pequeña pena. Cuando tocas las canciones en directo durante un tiempo, van mejorando cada vez. Sería genial poder grabarlas entonces, pero las cosas no funcionan así hoy en día.

-Es interesante, sí. Todos esos pequeños cambios. Pero volvamos al disco. Aquí en Queens of Steel nos lo hemos escuchado entero y creemos que es bastante accesible y pegadizo, ¡pero a la vez pesado! En cierto sentido, es de fácil escucha. ¿Diríais que es fácil escribir música fácil de escuchar?
Johanna: No. Qué va. Para nada.
Nicke: No. No lo sé, componemos lo que nos gusta componer, pero al mismo tiempo… Te diría que es más fácil escribir una canción supercomplicada que escribir una canción simple que realmente le llegue a la gente. Eso es mucho más difícil.
Johanna: Siempre pienso en AC/DC, porque sus canciones son simples y accesibles, ¡pero es tan difícil hacer eso! Yo nunca podría escribir una canción de AC/DC (risas). Las letras dan en el clavo y todo el mundo lo pilla, todos entendemos de qué va la cosa. Tienes que tener una destreza musical especial para lograr algo así. Es de un talento increíble.

-Estoy totalmente de acuerdo, la pregunta iba un poco por ahí. Este nuevo disco es el segundo de LUCIFER con lxs mismxs dos compositorxs principales, es decir, vosotrxs. ¿Qué efecto tiene esto en el resultado final? ¿Es «Lucifer III» la continuación natural del anterior?
Johanna: Sí, yo creo que sí. Es la continuación. El proceso de composición ha sido el mismo, lo hicimos entre Nicke y yo, y luego también con el resto de integrantes.
Nicke: Ellos aportan cosas suyas.
Johanna: Sí, traen sus propios solos y, en general, su toque personal. Las canciones no se diferencian mucho de las demos; la estructura es la misma, los versos y todo lo demás son iguales, pero, por supuesto, cada persona toca diferente, y en las demos es todo Nicke.

-Sí, cada individuo es un mundo y aporta algo distinto.
Nicke: Sí. Naturalmente, este tercer disco va a sonar mucho más como el segundo que como el primero.

-Claro. De hecho, Johanna, quería preguntarte un poco sobre eso. LUCIFER es de tu creación y, al menos al principio, hubo mucho movimiento, esto es, cambios de miembros, e incluso de lugar. ¿Fue difícil sacarlo adelante? A veces puede ser muy jodido tirar del carro y avanzar con una idea.
Johanna: Pues… Sí y no. Ha habido rachas en las que ha sido difícil, sobre todo al tener que pasar del contrato discográfico anterior a la nueva discográfica. Burocracia complicada y todo eso. Esas cosas a veces desmotivan un poco, pero al mismo tiempo, si realmente te enfocas en lo que quieres, al final suele salir. Y LUCIFER ha tenido buena suerte.
Nicke: Y mala suerte.
Johanna: Sí, las dos cosas. Pero la vida es eso, ¿no? Rachas en las que todo es fácil y otras en las que no lo es tanto (risas). Esta banda es mi criaturilla y la estimo un montón. Me apasiona y es a todo lo que me dedico. Es importante para mí.

-¡Cómo para no! Lxs dos sois músicxs experimentadxs: habéis tocado en diversas bandas a lo largo de un par de décadas, habéis creado grupos nuevos desde cero repetidas veces… ¿Cómo se refleja toda esa experiencia acumulada en la manera en que encaráis un nuevo proyecto a día de hoy?
Nicke: No lo sé… Bueno, para mí LUCIFER es diferente del resto de bandas y proyectos en los que he participado porque me uní cuando el grupo ya existía, y eso es nuevo para mí. Normalmente formo y empiezo grupos, ese es mi rollo (risas). Pero esta vez no fue así; me uní a la banda. Fue muy divertido. Esa sería la principal diferencia para mí. Además, tengo una compañera a la hora de componer, cosa que tampoco me suele pasar. Esas son las dos diferencias que se me ocurren en mi caso, pero no sé qué dirá Johanna, ¡ahora te toca a ti [Johanna] responder!
Johanna: Yo creo que la cosa es que adquieres experiencia, precisamente. Aprendes del pasado y de las diferentes historias que te van sucediendo. Es decir, creo que si ahora fuera a empezar un proyecto paralelo o algo así, todo sería más fácil y desenfadado. Adquieres experiencia, conoces a más personas y aprendes más sobre ti misma y sobre cómo hacer las cosas, así que todo se hace un poco más fácil.
Nicke: Sí, estoy de acuerdo con eso. Me resultó más fácil formar mis bandas más recientes que las primeras. Y eso es porque te haces más viejo y, con suerte, has acumulado algo de experiencia, como comentaba Johanna. Así que ahí está la diferencia. Encima, a lo largo del camino a lo mejor aprendes un par de cosas que te permiten pensar «vale, a la próxima tal vez me salte tal o cual paso».
Johanna: Y aprendes más sobre la parte financiera y legal. Ahí es donde un montón de bandas jóvenes cometen muchos errores, firman contratos que son una basura. Yo lo he hecho, Nicke lo ha hecho… A casi todo el mundo le ha pasado, al principio. Cuando ya sabes ciertas cosas es más probable que tomes decisiones más acertadas.

-Aprendes a identificar las mierdas, sí.
Johanna: Exacto.
Nicke: Eso sigue sin ser fácil, pero, sí, es un poquito menos difícil.

– (risas) Okay. Pero veo que la experiencia suma, en general. ¿Qué me contáis sobre las letras de LUCIFER? Parece que la mayoría tienen que ver con lo espectral y lo espeluznante. ¿Hay algún tema o concepto al que siempre volvéis? ¿Cuáles son las inspiraciones u obsesiones?
Nicke: ¿Puedo responder a esta antes de que lo hagas tú [Johanna]?
Johanna: ¡Faltaría más!
Nicke: Hay una cosa que veo claramente como mero observador de las letras. ¡El tema al que Johanna siempre acaba recurriendo es la Muerte!
Johanna: (risas) Sí, él lo ha dicho. Hay varias cosas que me gustan o, mejor dicho, que me atraen desde siempre. Siempre habrá cementerios en todos los vídeos (risas), miles de sesiones de fotos en cementerios…

-Sí, sí, como en la portada del nuevo disco, ¿no?
Johanna: Sí, eso es, los cementerios son mi segunda casa (risas). También hay muchas historias personales en las letras, porque la música es una vía para soltar cosas y desahogarse, y para lidiar con cuestiones que a una le atraen. En el nuevo disco hay muchos temas de terror.

-¡Lo sé! Me gusta «Coffin Fever», me recuerda a un relato de E. A. Poe, «El entierro prematuro» creo que se llamaba. Mola mucho.
Johanna: ¡Genial! ¡Gracias! Me pareció que ya era hora de escribir una canción sobre estar atrapado en un ataúd. Te despiertas y… (risas)
Nicke: Es la reinterpretación de LUCIFER de «Buried Alive» de VENOM (risas).

-¡Esa es otra buena manera de verlo! Voy con la última pregunta sobre el álbum. Se la preguntamos a todo el mundo: ¿cómo describiríais el nuevo disco en tres palabras?
Nicke: Tres palabras…
Johanna: Pesado (heavy). Y terror… ¿Cómo decirlo? Con un toque de terror
Nicke: Uhm… Digamos sólo: los BEATLES se cruzan con AUTOPSY

-(risas) ¡Te lo compro!
Nicke: No lo sé (risas). Es muy difícil hablar sobre tu propia música, es mucho más fácil hablar sobre BLUE ÖYSTER CULT.

-Vale, pues hablemos sobre otras músicas. ¿Qué habéis estado escuchando últimamente?
Nicke: ¡BLUE ÖYSTER CULT!

-(risas) ¿Todo lo de BÖC? ¿O los primeros?
Nicke: Bueno, también oímos 38 SPECIAL, algo de rock sureño…
Johanna: Sí, hemos estado oyendo mucho rock sureño y mucho de… Bueno, si es que es siempre la misma respuesta: mucho de los 60 y los 70. Heavy-Hard Rock o como lo quieras llamar. Algo de Metal. Algo de Soul. Un poco de Country antiguo.
Nicke: Cosas de NEIL YOUNG.

-¿Incorporáis de algún modo todas vuestras influencias y lo que escucháis en lo que componéis después o hay una separación?
Johanna: Yo creo que se incorpora. Creo que incluso pasa inconscientemente. No te das cuenta, pero están.
Nicke: Sí, cuando me puse a pensar en cosas para «Lucifer II», cuando empezamos a componer juntos, yo iba como «Buah voy a hacer algo superpesado». Pero luego se me cuelan los BEATLES, están ahí en los cambios de acorde y demás. Creo que no se puede evitar. Todo lo que escuchas se te queda en el cerebro de algún modo.
Johanna: A veces ni siquiera es la música en sí, puede que sean las letras. O ciertas historias o estados de ánimo que evoca la música.

-Claro, es que no es un proceso consciente al 100%. La verdad es que no tengo muchas más preguntas planificadas. Hay alguna, pero me temo que no son muy buenas (risas).
Nicke: Va, lánzanos una pregunta mala.
Johanna: ¡Danos la peor!

-Pues la «peor» es para ti, Nicke. Eres un tipo conocido y apreciado, hay quien te confiere cierto estatus como de «leyenda del rock». Por ejemplo, hay unas camisetas, de Branca Studio, de Barcelona, en las que se lee «Thanks Satan for Nicke Andersson» [«Gracias, Satán, por Nicke Andersson»]. No sé si las habéis visto.
Johanna: ¡Sí! ¡Yo tengo esa camiseta! Creo que debería poner «Thanks Lucifer for Nicke» (risas)

-¡Eso ya sería la hostia! (Risas). La pregunta era: ¿cómo te sientes tú con todo esto? Yo es que me imagino que tiene que ser como un poco raro o absurdo, pero a la vez halagador…
Nicke: Es las dos cosas: raro y halagador. Es que me es difícil identificarme con esa imagen, porque no es así como yo me veo. Nunca me he visto así, y nunca lo haré; yo lo que soy es un friki de la música, como cualquiera de nosotros. Total, que es gracioso y absurdo y extraño. Y supongo que también es bonito, pero es como que no lo acabo de pillar.
Johanna: Yo creo que es genial. Creo que es merecido. Soy fan de Nicke (risas).
Nicke: Hala, eso, en todo caso, es añadirme presión (risas).

-(más risas) Todo bien. Pues me queda una última pregunta para Johanna. Esta entrevista va para Queens of Steel. Tratamos de dar visibilidad, de la mejor manera posible, a la música y el arte creado por mujeres. Sabemos que a veces es duro, o más difícil, en el sentido de que la mierda que una tiene que aguantar es el doble. ¿Tienes algún mecanismo, alguna manera en particular de enfrentarte a o lidiar con los horrores del sexismo?
Johanna: Pues no tengo ningún buen mecanismo, porque me sigue afectando y amargando. Nicke lo sabe. Hablamos mucho sobre esto. Y cuanto más mayor soy, más rabia me da. Supongo que cuando era una adolescente, creciendo, no me daba cuenta de lo sexistas que eran algunas cosas, precisamente porque estaba acostumbrada. Llegas al mundo, eres una chica, y ya hay una serie de comportamientos, un sexismo social, en los que todos participamos, también las mujeres. No te das cuenta de esto hasta más tarde en tu vida, y es una lástima que tenga que ser así. Es que ni siquiera debería pasar.

-Lo sé… Me enfado constantemente con estos temas, hasta preparando las entrevistas, etc. Buscas información y ahí está: «la cantante rubia…»
Johanna: Sí, ¿por qué tiene que decir lo de «rubia»? ¡Nunca ponen «el pelirrojo Dave Mustaine»!
Nicke: Ese caso en particular lo hemos hablado alguna vez.
Johanna: Es que es un fastidio en general. Por suerte cada vez se le está prestando más atención a estas cosas. Justo el otro día vi unos artículos sobre ese espantajo que es la etiqueta female-fronted. ¿Qué significa female-fronted? ¿Por qué hay que ponerlo? Qué estupidez de palabra. Es una palabra horrible, nunca verás un male-fronted. Pero claro, al mismo tiempo… Es que es complejo. Además, hay un montón de asuntos más. A veces, si te vistes de cierta manera y te maquillas y todo eso, hay gente que no te conoce de nada pero que, de repente, asume que debes de ser una rubita imbécil que siempre necesita la ayuda de tíos. Eso molesta. En cualquier caso, también estoy rodeada de gente muy dulce y muy guay. Siento que Suecia (yo soy alemana) es un poco más avanzada, un poco más igualitaria en este sentido, que Alemania. No sé, supongo que vamos mejorando, pero seguro que va a llevar mucho tiempo.
Nicke: Lamentablemente es un proceso lento.

-Sí, pero allá vamos. Espero. He visto algunos cambios positivos en los últimos años, así que, con suerte, despacio pero sin pausa.
Johanna: Exacto. Me sigo cabreando mucho, la verdad. Me gustaría que no me molestara tanto, ojalá poder ser más como «a la mierda, me da igual, que os jodan». Pero me afecta.

-Por eso preguntaba. Yo me cabreo mogollón y ni siquiera estoy en el foco…
Nicke: A mí también me enfada. Lo único que puedo hacer es, por ejemplo, evitar leer comentarios, porque me afectan. Es que la gente es gilipollas. Mucha gente lo es.
Johanna: Sí, creo que, sobre todo si eres artista, debes evitar a toda costa leer los comentarios de YouTube. Ahí está el infierno de Internet, todos los gilipollas anónimos. Justo hablé de esto con Elin de BLUES PILLS. Ella ha recibido mogollón de comentarios horribles y le acaban afectando. Las dos llegamos a la conclusión de que no hay que leer esa mierda, no te hace bien. Internet es así. Recibes veinte comentarios agradables y luego hay uno que se pasa cinco pueblos y, por supuesto, ése es con el que te quedas. Y se junta con que lxs artistas suelen ser más bien sensibles, así que… Total, que ojalá me importara todo menos.
Nicke: A veces me gustaría encontrarme con esa gente cara a cara, es que es tan de cobardes.
Johanna: Muy cobarde.

-Ya, escriben cosas que jamás dirían a la cara.
Nicke: ¡Y eso es terrible! ¿No?
Johanna: Yo creo que es más bien triste. Creer que Internet te da vía libre para ser un gilipollas. ¿Por qué la gente no tenemos un poco más de cabeza? Bueno, y que parece que la naturaleza de Internet es animar a la gente a soltar cualquier burrada sin pensar. Odio eso. Es super rastrero. En serio, es que a veces ves cosas que sobrepasan la estupidez.

-Llevamos ya un rato hablando de Internet. ¿Qué tal os movéis por ahí? ¿Usáis redes sociales? ¿Os gusta? Es que es como una cosa que parece obligatoria a día de hoy, pero no sé, yo tengo mis reservas. ¿Cómo lo veis?
Johanna: Es un arma de doble filo. Llevo todas las redes sociales de LUCIFER porque no queda otra, va bien para la banda. Luego tengo mis cuentas personales, pero Facebook, por ejemplo, lo he ido dejando de lado. Ya no subo nada personal ahí, y mi Instagram es sólo semipersonal, por decirlo de algún modo. Es para mantenerme en contacto con los fans, pero al mismo tiempo soy muy consciente de que es público, así que tengo mucho cuidado con lo que subo. No pongo la localización de las fotos o, si acaso, la pongo después, cuando ya me he largado, porque he tenido alguna experiencia con acosadores y demás. Y, desde luego, tampoco se deberían exponer ciertos detalles de la vida personal, como el lugar donde vives, porque luego hay sustos. No publico nada sin haberle dado vueltas. Siempre me digo «Vamos allá. ¿Qué puedo enseñar y qué no?» Apenas publico nada personal ya. Creo que las redes sociales son más bien una herramienta para las bandas. A veces pienso «A tomar por culo, quiero borrarlas todas», pero al mismo tiempo también me divierto. Veo qué dicen y en qué andan mis amigos, y esa parte me sigue gustando. También encuentro cosas nuevas para escuchar, veo qué películas han salido y lo que opina la gente…

-Sí, son una fuente de información.
Johanna: Claro, y en ese sentido está genial. Las redes tienen su parte buena y su parte mala.

-Bien, ¿y qué planes tenéis con LUCIFER de cara al futuro? ¿Una gira? He visto que últimamente os habéis movido más por EE.UU., habéis ido ya varias veces. No sé si habéis tocado en España alguna vez. Aprovecho para preguntar: ¿creéis que algunos tipos de música agarran mejor en determinados sitios que en otros? Me explico, a IMPERIAL STATE ELECTRIC igual los he visto siete veces por aquí, pero LUCIFER no sé si habéis dado algún concierto cerca. ¿Creéis que hay diferencia?
Nicke: No, no. Es que es imposible estar en todos los sitios a la vez. Estamos esperando una buena oportunidad para tocar en España, pero iremos.
Johanna: Iremos fijo. De hecho, la cosa está en proceso. En cualquier caso, estabas en lo cierto: hemos girado por Estados Unidos tres veces con el disco anterior, así que ahora le toca a Europa. Vamos a girar en mayo y también más adelante, en este mismo año. Caerán algunos conciertos en España. Sabemos que allí tenemos algo de público y tenemos ganas de ir, es un buen sitio para el Rock ‘n’ Roll, para la música rock en general. Y la audiencia mola, es entusiasta. Lo pude comprobar de gira con IMPERIAL STATE ELECTRIC, vendiendo el merch (risas).
Nicke: Tenemos ganas de ir.

-¿Vuestros próximos planes son todos con LUCIFER o estáis trabajando en algún otro proyecto?
Nicke: Mayormente LUCIFER.
Johanna: Para mí es casi todo LUCIFER. Va a haber una cosa, pero no puedo hablar de ello todavía. Es una colaboración, aunque, bueno, también es con LUCIFER. No podemos decir lo mismo sobre Nicke, claro, porque Nicke…
Nicke: …Tiene un millón de grupos. Ya lo sé.
Johanna: (risas) Tiene muchas cosas que planear.

-Okay. ¿Alguna vez tendremos un nuevo disco de DEATH BREATH?
Johanna: Eso espero.
Nicke: Sí, no te puedo decir cuando, pero… (risas)

-(Risas) Vale, vale. Seguiré esperando entonces.
Johanna: Yo también. Yo le meto prisa, en plan «Va, Nicke…»

-Sí, por favor, sigue con eso, ¡necesitamos ese disco! (risas)
Johanna: Vale, lo haré (más risas).

-Pues con esto acabamos. La verdad es que no tengo más preguntas, de hecho, las últimas me las he ido inventando sobre la marcha y no sé yo. ¿Hay algo que os gustaría añadir?
Johanna: Sí, que tenemos muchísimas ganas de ir a tocar allí.

Haizea Beitia

promo@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin