THE DRIPPERS

Los suecos THE DRIPPERS se encargan de actualizar y revitalizar la ola de Rock escandinavo de los 90, entre el Hard más crudo y agresivo, rápido y directo y el Punk. Aunque llevan tiempo paseándose por los escenarios, el pasado mes de agosto lanzaron su álbum debut; más “action rock” incesante y descarado, con dos voces como sello distintivo. Charlamos con Viktor, bajista y uno de los dos vocalistas sobre su Rock, y su plan para hacer este estilo “grande otra vez”.

 

Read the English version

 

– Hola y muchas gracias por responder a nuestras preguntas. Antes de todo, ya que supongo que alguna de las personas que estén leyendo esta entrevista todavía no sabrán sobre vosotros; ¿te importaría contar un poco la historia de THE DRIPPERS?

Fundamos el grupo durante el verano de 2016 con el objetivo de componer música rápida al estilo de la ola de los 90 de grupos ocmo THE NEW BOMB TURKS, GLUECIFER, THE HELLACOPTERS, etc. Sin canciones lentas, sin baladas, sin tonterías. En aquel momento todos teníamos 27-28 años, así que no había tiempo que perder. En 2017 habíamos compuesto suficientes temas para empezar a tocar en directo, y así lo hicimos. Entramos en el estudio a final de verano y grabamos canciones que terminaron en nuestro primer single, “Full Tit Boogie” y en el EP debut “Motherfuckers be Drippin'”. Grabamos el material con nuestro amigo Martin Carlenfors, y para conseguir la mezcla adecuada contactamos con Tomas Skogsberg (el legendario productor de los Sunlight, que hizo los primeros discos de bandas como THE HELLACOPTERS, GLUECIFER, BACKYARD BABIES, DEMONS, ENTOMBED, etc. en los 90 y creó un sonido muy novedoso). Dimos en el clavo desde el principio, le gustó mucho el material y mezcló los temas a su forma. Así que esto llamó mucho la atención de la gente, cunado vieron que había una banda nueva que había vuelto a las raíces del género y había conectado con la ola original de los 90. Durante la segunda mitad de 2018 fuimos a los Sunlight y grabamos nuestro disco debut ahí con Tomas. Después de esto nos dimos cuenta de que el interés en la banda había crecido firmemente y empezamos a recibir más y más ofertas de bolos. En 2019 seguíamos felizmente sin sello, estábamos en una gran posición, ya que sabíamos que teníamos un buen disco en nuestras manos. Al final nos contactaron y convencieron para sacar el álbum con The Sign Records, y en agosto de 2019 el disco por fin salió con una gran fiesta de presentación en Weltturbojugendtage, en Hamburgo. Así que ahora estamos intentando promocionar el disco saliendo y tocando en directo tanto como podemos.

 
– Habéis compartido escenario con grupos como TURBONEGRO y SUPERSUCKERS entre muchos otros. De hecho siempre habéis sido una banda muy activa en directo. ¿Cuáles han sido algunos de los momentos más reseñables? Y, ¿con qué grupos os gustaría compartir escenario algún día?
Las cosas empezaron a cambiar a finales de 2018, cuando empezaron a llegar muchas ofertas de muchos sitios para que tocáramos. Fue una buena sensación, todos habíamos estado en grupos que luchaban por conseguir conciertos, así que pasar eso fue algo muy importante para nosotros. Uno de los grandes “highlights” fue en 2017, cuando montamos y dimos una after party en el Sticky Fingers, en Gotemburgo, después de que tocaran los HELLACOPTERS en la ciudad. Este fue nuestro tercer concierto y estábamos más que entusiasmados, pero el promotor local no sentía el mismo entusiasmo. A fuera llovía a cántaros y no había nadie, así que temíamos que fuera a ser un desastre. De repente por las puertas empezaron a entrar gente chorreando. Hablamos de cientos, el sitio estaba petado. Nos sorprendió mucho, pero nuestro farol funcionó. El bolo fue genial y nos dio una idea de a dónde podrá llevar este rollo Action Rock si trabajábamos duro. Además, nuestra fiesta de presentación en Hamburgo fue fantástica. Para nosotros fue como un sueño hecho realidad, nuestro objetivo desde el principio era alcanzar Hamburgo, como lo hicieron los BEATLES en su día. Conseguir tocar en la misma calle que las auténticas leyendas del Rock n’ Roll fue como cerrar el círculo. Había gente en el público de toda Europa, América, Australia e incluso Japón.

 
– Eso es mucha experiencia en vivo, ¿cómo ayuda esto a perfilar vuestra propia identidad como combo?

Nos vemos principalmente como una banda de directo, pero queremos transferir esa emoción también a nuestro trabajo de estudio, ya que es lo que va a escuchar la mayoría de gente. No queremos que nadie nunca diga sobre nosotros que “tienes que verlos en directo para entenderlo”. En realidad creo que construimos nuestra identidad antes de dar nuestro primer concierto. Sabíamos lo que queríamos ser y decidimos que no me importa lo que pase, nunca ns desviaremos de la idea inicial del grupo. Somos ruidosos, rápidos y crudos. No hacemos temas lentos, no queremos cortes de siete minutos. Nos gusta bailar el boogie mientras tocamos guitarras molonas.


– Tocáis un tipo de Rock n’ Roll que mezcla elementos del Rock escandinavo de los 90 con toques de MOTÖRHEAD o MC5 entre otros pero, ¿cuáles dirías que son las principales influencias musicales de THE DRIPPERS?
Diría que el material antiguo de THE NEW BOMB TURKS, GLUECIFER, TURBONEGRO y THE HELLACOPTERS es lo que más se muestra en nuestras canciones. Ahí es dónde está nuestra acción. Después, por supuesto, siempre nos gusta condimentar las cosas con voces dobles, lo cual es algo muy potente. Tomamos influencia de muchas grandes bandas. Hay muchos buenos grupos suecos que han influenciado nuestro enfoque con los años: THE NOMADS, DEMONS, SNUFFED BY THE YAKUZA, ACCIONE UTANTE, THE ACCIDENTS, UNION CARBIDE PRODUCTIONS, PUFFBALL, SWEET ADDICTION, etc. Hay muchos grandes clásicos de Garage y Protopunk como MC5, THE STOOGES, THE SONICS. Después tienes las grandes bandas clásicas de Rock como STATUS QUO, KISS y MOTÖRHEAD. Enonces le añades algo de THE CRAMPS y el misticismo del Blues antiguo y ahí lo tienes. Y no te puedes olvidar de RADIO BIRDMAN, SONIC’S RENDEZBOUS BAND y HURRIGANES, y podría seguir durante horas.

 
– ¿Y qué os motivó a formar una banda de este estilo?

Simplemente es la música con la que crecimos bebiendo cerveza, está en nuestro ADN. Hay una cierta emoción que conlleva tocar Action Rock, porque es tan agresivo como guay, así que te excita de muchas maneras. Tiene la energía cruda, pero aún así la estructura y la precisión evita que se convierta en Punk.

 
– Personalmente veo mucho de la época “Supershitty to the Max!” de THE HELLACOPTERS. ¿Cuán importantes han sido los ‘COPTERS para el sonido de THE DRIPPERS?

Como he dicho, está en nuestro ADN. THE HELLACOPTERS es una de las mejores bandas de la historia, así que hemos estado naturalmente influenciados por ellos. Fueron muy influyentes a la hora de asentar los estándares de las bandas de los 90, y de todos los grupos que empezaron después. Usamos el mismo productor que tuvieron en el “Supershitty…”, por lo que naturalmente habrá algunas similitudes. No intentamos ocultar o negar esto, tenemos tantas otras influencias que no nos preocupa que nos digan que somos una copia de los HELLACOPTERS.

 

– Incluso en la portada de “Action Rock” parece estar inspirada por ella, hasta está ahí la “rat fink”. ¿Cómo trabajasteis en ella y cuál era la idea? Entiendo que este guiño a THE HELLACOPTERS fue algo premeditado.
La “rat fink” (creada por Ed Roth en 1963) y los hot rod datan de los 60, los grupos de Garage Rock revival de los 80 y 90 adoptaron el estilo a su imaginario. Muchas de nuestras influencias usaban ese tipo de caracteres en las portadas y pósters, por lo que para nosotros fue algo natural continuar esa tradición. A todos nos gusta mucho el estilo y encaja bien con nuestra música, así que estamos orgullosos de llevar ese legado al futuro.

 

– Creo que “Action Rock” es más que el título de un disco. Es un concepto. Un estilo. ¿Cómo definiríais ese “estilo”?

Sí, llamamos al género Action Rock. No es un término establecido oficialmente, pero dentro del género lleva siglos. Podrías decir que Action Rock es donde el Hard Rock se junta con el Punk, pero tiene también un elemento Glam. Tiene destellos y pelotas, es enérgico y afilado. Pero sigue siendo crudo y agresivo. Es imposible encontrar una definición general, es más como tú dices: un concepto y estilo. No tienes que tocar guitarras Crestwood o Mosrite para ser considerado Action Rock, pero encaja bien con el estereotipo.

 
– Grabasteis el disco en los míticos Sunlight Studios, producido por Tomas Skogsberg. ¿Teníais claro desde el principio dónde y con quién queríais trabajar?

Sí, era el chico que queríamos. Simplemente creímos que estaba fuera de nuestro alcance, pero una vez contactamos con el nos dimos cuenta de que era muy humilde e increíblemente seguía interesado en material underground. ¿Sabes cuando los rockeros se hacen viejos y se suavizan y empiezan a tocar Blues? No es el caso de este chico. Sigue siendo un maníaco en la mesa de sonido, muriéndose por distorsionar cualquiera cosa que se cruce en su camino. Encajamos perfectamente e insistió en que grabáramos el disco con el, porque le gustó mucho nuestro sonido y actitud.

 

– Creo que el hecho de tener dos voces da la cantidad exacta de variedad al disco. ¿Qué creeis que aporta al álbum?

Creemos que aporta agresividad y crudeza. Tener dos voces podría ser un problema si lo haces mal, pero como nuestro estilo vocal es muy crudo, de alguna forma realza el sentimiento del tema. A veces lo hacemos al unísono y a veces en armonías. Para añadir un toque de puede crear una sensación de caos controlado, lo cual es muy emocionante. Hay un grupo en Gotemburgo llamado BOMBUS donde los dos cantantes tienen esa forma cruda de cantar de Lemmy, y cuando lo hacen al unísono es la cosa más potente que hay. Así que queríamos mezclar eso con el enfoque Lennon/McCarney, y por ahora nos está yendo bien.

 
– Mantenéis una base bastante tradicional durante todo el disco, pero aún así vuestro sonido es muy variado, con cada tema mostrando su propia personalidad.
Es genial escuchar eso, nunca sabes cómo recibirá el público un disco que contiene once temas rápidos seguidos. No puedes controlar lo que sale de ti cuando compones canciones, pero a veces tienes que alzar tu visión y analizar un poco para que no suene todo igual. Tenemos algunas cosas a las que solemos recurrir mientras componemos que nos ayudan a mantener nuestra identidad musical pero, por supuesto, intentamos utilizar una variedad de ritmos y enfoques para dar un toque único a cada corte. Pero la mayor parte de eso surge de forma natural, el riff te pide lo que necesita la pista.

 

– De todas formas, a pesar de toda esta variedad, el denominador común entre todos los temas es su energía directa, su enfoque simple y fresco. ¿Es fácil conseguir mezclar tantos elementos manteniendo siempre un núcleo simple y directo?

De momento no ha sido muy difícil. No somos compositores complejos, así que básicamente trabajamos al límite de nuestra habilidad. Mientras lo estés pasando bien y no te tomes las cosas en serio, la creatividad se abrirá paso. Mantenerlo simple es alg que ha preocupado a los músicos durante décadas. Los BEATLES hicieron “Get Back”, ¿¡por qué no podemos mantenerlo simple?! Las cosas se hacen solas si trabajas duro y tienes un enfoque curioso.

 
– Dicho todo esto sobre “Action Rock”; ¿cómo lo describiríais con solo tres palabras?

Solo necesitamos dos: raw power!

 
– Últimamente hay muchos grupos tocando un tipo de Rock más o menos tradicional, o incluso “retro” si lo preferís, pero la mayoría de ellos en una dirección más Blues, aunque hay algunos grupos aventurándose en este Rock n’ Roll más “punki” y crudo que tocáis. ¿Hay una resurrección?
Sí, la resurrección es real. Quiero decir, mirad hace diez años. Los HELLACOPTERS, GLUECIFER y BACKYARD BABIES no estaban en activo. El género ya no molaba y surgían muy pocas bandas nuevas, y las que lo hacían, no lo tenían fácil. El movimiento “retro rock” lo conquistó todo, así como AIRBOURNE lo hicieron con el Rock básico estilo AC/DC que lleva ya un tiempo. Pero en estos últimos años hemos visto una resurrección en el interés por el Action Rock clásico. THE HELLACOPTERS y BACKYARD BABIES se reunieron, y ahora GLUECIFER y THE FLAMING SIDEBURNS están de vuelta a tope. Ayuda mucho cuando bandas de éxito comercial vuelven, revitaliza la escena. Hay una fuerte ola que sale de Suecia desde hace un par de años con grupos como DEADHEADS, SCUMBAG MILLIONAIRE, HONEYMOON DISEASE, GRANDE ROYALE, LIAR THIEF BANDIT etc. A la gente le encanta la “acción”, y estamos aquí para mostrarles dónde está. Es un verdadero placer acerlo con las clásicas bandas juntas otra vez, seguimos codo con codo en este y haciendo el “action” grande de nuevo.

 

– Sobre este tema, ¿qué dirías que diferencia a THE DRIPPERS?

Probablemente lo de las dos voces, pero para nosotros es bastante difícil decir qué nos hace destacar, porque está todo en el ojo del que observa. Solo podemos esforzarnos al máximo y componer temas que son todo lo furiosos posibles. Hasta ahora hemos recibido una respuesta increíblemente positiva de la gente, así que nuestro plan es seguir el plan, jaja.

 
– Y, ¿cuáles son ahora los planes de futuro a corto plazo para el grupo?

¡Salir y tocar! Nos morimos por ver a todo el mundo ahí fuera y pasarlo bien en la carretera, así que tenemos muchas ganas de girar. Este otoño giraremos por Suecia y Reino Unido, también estamos buscando fechas alemanas y durante la primavera estamos listos para llegar a Europa.

 

Tania Giménez
tania@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin