THE DOOMSDAY KINGDOM – The Doomsday Kingdom

Ya tenemos el primer disco de THE DOOMSDAY KINGDOM, esta banda sueca que, después de que sacaran un EP hará un año, por fin saltan a la palestra con su disco de presentación. Y bien, pues les ha quedado un álbum muy chulo, siempre con la orientación de los estilos más oscuros, pero también con buenas dosis de influencias clásicas. Y así esto, tenemos temas como “Silent Kingdom” y “Hand of Hell”, que tienen un inicio Heavy/Doom a lo CANDLEMASS pero con un peculiar sonido de guitarras, más orientados a los 60 y 70. La voz tiene un enfoque más Heavy, más chirriante en ocasiones, pero modulada a un estilo metálico aunque oscuro, que acompaña en distintas fases del tema a unos coros excelentes. En cuanto a los solos, tienen un tono muy metálico, y los cambios de ritmo, unos riffs cargados de fuerza.

 

También tenemos “The Never Machine”. Es un Doom muy a lo SABBATH, con tonos distorsionados. La voz sigue teniendo esa influencia más metálica, pero juega en los estribillos de una manera envolvente y adictiva. También resaltar un pasaje a piano con voz muy teatral, a lo ALICE COOPER, que desemboca en unos solos muy heavies, con varios efectos de guitarra dignos de los 80. “A Spoonful of Darkness” tiene influencias a los BLACK SABBATH de Dio en los riffs, pero aparte tiene un curioso cambio de ritmo muy logrado, que parece sea otro corte con una tesitura más Power USA en cuanto a ritmo y, sobretodo, voz. Los solos aquí son formidables, con su punto de virtuosismo. Para mi gusto, ha quedado una canción buenísima, con ese contraste musical tan bien encajado que tiene. Tanto parece musicalmente una pista de SABBATH que vocalmente una de WARRIOR. Y en “The Silence” también se sigue el patrón anterior: muy SABBATH, pero con diferentes cambios de ritmo y momentos musicales, pero siempre dentro de un esquema más orientado a lo que decíamos de los SABBATH de los 80, y también ese puntillo US Metal en la voz y en los solos, que le da cierta elegancia metálica. Esta vez sin tanto virtuosismo, pero limpio y definido. Por el contrario, “See you Tomorrow” tiene un inicio suave, de piano y guitarra, con un ligero toque medieval por donde van apareciendo diferentes sonidos que envuelven la canción, así como unos coros muy angelicales que te llevan aún más lejos, para acabar con unos toques de bajo un poco más oscuros que se van apagando a medida que la canción avanza. “The Sceptre” empieza con un tempo más crudo y más lento, donde después se añaden unas guitarras con cierta distorsión. Tiene unos cambios de ritmo más agresivos con riffs y solos muy alargados. La voz sigue en tono Heravy amenazante, y un buen juego de teclas y guitarras va endulzando el corte oscura y misteriosamente. Y acabamos con “The God Particle”, que ya de entrada el título me encanta. “La partícula de Dios” o, como se denomina científicamente, el Bosón de Higgs, pero bueno, ahora el asunto es otro, y este tema pues tiene esos derroteros por dónde va el título: una canción con una cierta atmósfera cósmica, unos riffs alargados con una crudeza melódica, golpes distorsionados como efectos especiales que la hacen más especial pero sin perder el misterio y la oscuridad del corte. Aquí la voz es susurrante, una nota o dos por debajo de lo normal, dándole más teatralidad al título.

En definitiva, un buen trabajo de presentación de esta banda sueca. No se hace pesado, y para este tipo de estilo, donde los temas suelen ser muy largos, aquí mantienen un minutaje aceptable que hace todo sea ameno.

 
Nuclear Blast (2017)
Puntuación: 8/10

 

Paco Gómez
Paco@queensofsteel.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Highslide for Wordpress Plugin