VANDERBUYST

Los holandeses VANDERBUYST son imparables. Tras editar dos brillantes primeros trabajos como el homónimo, “Vanderbuyst” y “In Dutch” han girado sin cesar, incluso viniendo hace escasos meses por primera vez a España para promocionar el que es su tercer disco en tres años, “Flying Dutchmen”. Con motivo de este nuevo gran álbum (de nuevo puro Hard Rock setentero con toques de Heavy) de la todavía bastante joven banda, nos pusimos en contacto con el vocalista del combo, Jochem.

Read the English version

– Hola, gracias por tu tiempo. ¿En qué estáis centrados ahora mismo? Si no me equivoco en estos momentos estáis de gira; ¿qué tal está yendo?

¡Hola, por aquí todo bien! Ahora mismo estamos en la carretera con nuestros amigos de CAULDRON, haciendo una gira para promocionar nuestro nuevo álbum, «Flying Dutchmen». Nos estamos llevando muy bien con estos chicos, teniendo buenas fiestas y compartiendo grandes públicos en Holanda, Alemania, Francia y Bélgica.

 

– De hecho hace algunas semanas tocasteis en Barcelona por lo que, ¿algún recuerdo agradable de vuestros conciertos en nuestra tierra?

¡Recuerdos muy agradables! Fue nuestra primera vez en España, así que no sabíamos qué esperar. En todos los sitios los promotores hicieron un gran trabajo llevando a unas 100 personas al concierto. Dicen que la gente es más cálida y, por lo tanto, más enérgica, ¡y estoy totalmente de acuerdo! Todos los conciertos fueron la ostia y nos sentimos muy bien recibidos. Ahí hicimos muchos amigos nuevos, así que volveremos, seguro.

 

– Antes de todo; ¿por qué elegisteis «Vanderbuyst» como nombre del grupo?

El bajista del grupo original de Willem, POWERVICE, estaba bromeando acerca de que si alguna vez lo echaban, Willem formaría su propia banda llamada VANDERBUYST. Se basó en el apellido de Willem y al mismo estilo que otros nombres de grupos de Hard Rock, como VANDENBERG y VAN HALEN. Ese tipo parecía ser un profeta, jaja.

 

– Acabáis de editar vuestro nuevo álbum, «Flying Dutchmen», y vuestro anterior disco se tituló «In Dutch…» ¿Os sentís especialmente orgullosos de ser holandeses?

Holanda tiene una buena historia hard rockera con grupos como VANDENBERG y VENGEANCE. Efectivamente, estamos orgullosos de seguir con ese legado.

 

– Teniendo en cuenta las grandes críticas que recibieron vuestros dos anteriores trabajos y las altas expectativas, ¿habéis trabajado bajo más presión o esta vez os sentís especialmente emocionados?

Es genial que a la gente le guste nuestro trabajo y tenga ganas de escuchar material nuevo. En mi opinión, las expectativas son una dirección forzada para la creación. Siempre nos mantenemos fieles a nosotros mismos, hacemos lo que queremos de la mejor manera posible. Así que, realmente, no hay más presión de lo normal. Para mí este es el mejor trabajo que hemos hecho hasta ahora, y eso me hace estar nervioso con el lanzamiento, por ver si la gente estará o no de acuerdo. Tuvimos que esperar medio año para hacerlo.

 

– Al igual que lo fue «In Dutch» para «Vanderbuyst», «Flying Dutchmen» es una perfecta continuación de «In Dutch», aunque da la sensación de ser más completo y, sobretodo, diverso. ¿Era esto algo que estabais buscando?

Sí, en «In Dutch» elegimos el enfoque de grabar todos los instrumentos a la vez, como sobre el escenario, dando como resultado un sonido muy honesto. Para «Flying Dutchmen» buscamos un sonido más producido. Sigue siendo muy VDB y no sobre producido. Tuvimos más tiempo en el estudio, lo cual nos dio la oportunidad de explorar nuestra creatividad al hacer que las canciones sean más interesantes cuando las escuchas. Fue genial experimentar que esto se añadió al sentimiento general de los cortes.

 

– También habéis mejorado en cuanto a composición, y podemos notarlo en las estructuras de los temas: simples pero efectivas, con garra por lo que, ¿ha cambiado el proceso de composición?

El proceso de composición siempre cambia. Hacer música y escuchar música es inspirador y te hace estar atento a las cosas que funcionan y a las que no. Esta observación te hace cambiar cosas en tu composición. También se hace más fácil matar las cosas que te gusten mientras le funcione a la canción.

 

– De todas formas, mantenéis vuestra esencia, y creo que una de las características más notables de vuestra música siempre ha sido la forma en la que lográis descargar vuestras influencias clásicas con una producción «retro» pero que también resulta fresca. ¿Cuál es la receta secreta para una fórmula tan buena?

La receta es coger a 3 chicos tengan el mismo espíritu a la hora de trabajar y hacer música, juntarlos en una banda y mezclar fuerte y el suficiente rato hasta que consigas una buena combinación. Es importante ser tú mismo y hacer la música de la manera en la que crees que se debería hacer, sin intentar ser o copiar a otros. También ser un trío no es demasiado típico en una banda de Hard Rock de los 70. Todos tenéis que trabajar duro para crear un sonido completo y descargar la esencia de vuestra música.

 

– Y por ello también me gustaría saber cuáles han sido algunos de los combos más influyentes para VANDERBUYST, puesto que mezcláis Rock/Hard Rock de los 70 con algunos elementos de Heavy Metal y NWOBHM. De todas formas me atrevería a decir que vuestra base se construye principalmente sobre los 70, ¿no?

Tienes razón, siempre digo que somos un grupo de Hard Rock. La línea hacia el Heavy Metal es muy fina, obviamente. Influencias importantes de esta época son muchas, por supuesto. En cuanto a mis principales influencias, grupos como ZZ TOP, RAINBOW, THIN LIZZY, JUDAS PRIEST, SCORPIONS, RIOT, DEF LEPPARD, etc. Pero no te olvides de otros géneros como la música clásica, Blues, Rock n’ Roll… ¡Mientras sea bueno!

 

– También me ha llamado la atención el hecho de que este es vuestro redondo más corto pero, al mismo tiempo, el que tiene más pistas. ¿Fue crear más canciones pero más algo que estabais buscando para crear más impacto con esta obra? ¿O simplemente salió de forma natural?

El hecho de que sea más corto salió de manera natural. Por otro lado, a ninguno nos gustan los compactos demasiado largos y que están cargados de todo tipo de irritantes experimentos en el sonido y rellenos que pasarías en cada escucha. También los CDs de 40 minutos te dan una calidad más alta en vinilo.

 

– Esta es vuestra tercera placa en tres años, una actividad imparable. ¿Nunca os quedáis sin ideas? ¿De dónde sacáis la inspiración? No a nivel musical o en cuanto a letras, simplemente para seguir creando tanto material en solo unos pocos años.

Ese era uno de los objetivos que teníamos cuando empezamos y seguimos logrando hacerlo. Debo decir que es un duro trabajo correr de los conciertos de vuelta a los ensayos. La verdad es que la inspiración viene de todas partes, simplemente viene cuando estás en la carretera, ocupado con la música y con la vida en sí. Cada año nos tomamos un mes de descanso y viajamos por el mundo. Es un momento en el que las ideas se amoldan a las canciones y nace la inspiración. Entonces, una vez más, le requiere mucho trabajo a todo el mundo finalizar esto con toda la banda.

 

– En la canción «Johnny got Lucky» habéis tenido a un artista invitado, Selim Lemouch (THE DEVIL’S BLOOD). ¿Te importaría decirnos cómo surgió esto y qué ha aportado con su colaboración?

Selim es amigo desde el principio. Era un miembro fundador del grupo de Willem y produjo nuestro primer EP. Después de eso, ha venido en todos los discos a dejarnos algo de su gran trabajo de guitarra en una o más canciones. En realidad es que en este disco también encontrareis más. Aunque el y TDB también se pusieron en contacto con nuestro manager del sello, Sven, de Ván Records.

 

– La portada y el título del disco están fuertemente vinculados pero; ¿cómo se os ocurrió la idea? La portada es bastante simple, ¿queríais reservar vuestro presupuesto para otras cosas?

Estuvimos haciendo las fotos promocionales para el disco así como la sesión de la portada. Buscábamos algo que destacara entre los otros CDs de una tienda de discos. Esta portada principalmente blanca con las marionetas volando como imagen funciona bien y, como dices, se vincula muy bien. No es la típica portada de Hard Rock/Metal que ves hoy en día, pero supongo que nunca ha sido típica.

 

– Y, ¿de qué tratan las letras de este largo?

Tratan sobre varias cosas: el hambre y el espíritu de lucha por conseguir lo que quieres, chicas libidinosas, la locura entre nosotros, el amor, criticismo hacia la religión, brillar en la oscuridad…

 

– Ya habéis hecho un vídeo para el corte que da nombre al disco, ¿podrías contarnos qué tal fue todo con la grabación y lanzamiento? Y, ¿pensáis hacer algún otro vídeo para este disco?

Esta fue la primera vez que encontramos algo de tiempo para hacer un vídeo. Un amigo nuestro estaba entusiasmado y nos contó sus ideas. Nos gustaron inmediatamente, especialmente la parte del jacuzzi, jaja. Tuvimos dos semanas para hacerlo todo. Desde ese momento, todo el mundo empezó a hacer todo lo que pudo. Un equipo de 20 personas de voluntarios profesionales (respeto), cámaras, un viejo coche deportivo, lugares, un gran camión y muchas otras cosas. Solo tuvimos dos día para grabar, así que trabajamos casi 24 horas todos los días de la semana. El ambiente era muy bueno, y me gustaría dar las gracias una y otra vez a todos los que nos ayudaron. Todavía no hay planes para hacer uno nuevo, pero estamos haciendo algunas grabaciones en directo.

 

– Dicho todo esto sobre «Flying Dutchmen»; ¿cómo loo describirías con solo 3 palabras?

Rock and Roll.

 

– Holanda parece ser un país muy prolífico en cuanto a bandas de Metal extremo pero, ¿están fáciles las cosas para un grupo de vuestro estilo? ¿O quizás el hecho de que no haya demasiadas formaciones en Holanda tocan vuestro estilo os ayuda a destacar?

Siempre somos los que realmente no encajamos, tan solo echando un vistazo a la cantera. Pero al final todos los tipos (más nuevos) de Metal, de una forma u otra, han evolucionado a partir de este estilo de Hard Rock de los 70. Cantar al unísono canciones de Heavy/Rock que te hacen sentir un ganador. Ser prácticamente el único no hace las cosas fáciles, en absoluto. La escena es pequeña y, de nuevo, bastante underground. Por otro lado, te comparan con gigantes de aquella época, así que tienes que luchar más duro por ello, hacerlo a tu forma y pasar por el barro. Es gratificante tener un público con tanta dedicación, que sigue creciendo. Creo que los enérgicos conciertos y nuestra honesta actitud «lo que ves es lo que hay» encima y debajo del escenario, convence.

 

– Como el 2012 está a punto de terminar; ¿podrías, por favor, decirnos cuáles son tus tres discos preferidos del año así como el menos preferido?

Debo decir que no he tenido mucho tiempo para escuchar todo el material nuevo, pero me gusta mucho el nuevo álbum de GRAVEYARD. También me gusta el nuevo de ZZ TOP, WITCHCRAFT y BULLET. No recuerdo las decepciones…

 

– Y, finalmente, ¿cuáles son vuestros planes de futuro a corto plazo?

¡Tocar! Todavía tenemos algunos conciertos que dar en la gira de promoción de «Flying Dutchmen». El próximo año visitaremos algunos países nuevos, como Croacia y Grecia. Tenemos muchas ganas.

 

– Esto es todo, gracias una vez más por responder a nuestras preguntas. Si quieres añadir algunas últimas palabras; tómate la libertad de hacerlo.

Gracias a todos por vuestra atención, y espero veros pronto en una de las próximas fiestas de VANDERBUYST, ¡así podremos compartir algo de energía!

 

Sergio Fernández

sergio@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin