European Khaos Tour – Sala Razzmatazz 27/10/2012

La gira llamada «European Khaos Tour» tocaba a su fin la tarde-noche del 27 de octubre en la Ciudad Condal. Tras haber recorrido numerosas ciudades, ARCH ENEMY, VOIVOD y TITAN´S EVE ponían punto y final a la misma en la sala Razzmatazz 2.

Por motivos de trabajo, no pudimos llegar a tiempo de ver a la banda canadiense TITAN´S EVE, que se encargó de dar el pistoletazo de salida con su Thrash Metal. Es más, cuando entramos ya estaban los legendarios VOIVOD en plena actuación, dejando claro que hay bandas por las que no pasan los años y que ellos son una de esas formaciones que siguen mejor que nunca.

Con su Thrash Metal de carácter progresivo, no dejaron descansar ni un segundo al abundante público que ya se encontraba allí. Con el
tema «Voivod», comenzaron con toda la fuerza del mundo, descargando su singular sonido cargado de Thrash y Metal Progresivo a partes iguales (y la complejidad de sus composiciones no fue en absoluto un impedimento para que el público no dejara de bailar y corear sus temas, ni para que la banda dejara de ser realmente fiera en todo momento). También sonaron canciones de la talla de «The Prow», «Chaosmöngers» o una excelente «Forgotten In Space», en la que el vocalista Snake dio lo mejor de sí tanto a nivel vocal como de «animador» con sus gestos y acciones. La locura iba creciendo a medida que iban sonando pistas como «Mechanical Mind» o «Tribal Convictions», para finalizar su show con la versión del corte «Astronomy Domine» de los legendarios PINK FLOYD. Toda una agradable sorpresa con la que concluyeron su excelente concierto y dejaron bien a las claras que aunque el tiempo avance, VOIVOD siempre serán un valor seguro con el que disfrutar. Tras verlos como cabezas de cartel en Mephisto, una sala como Razzmatazz sí hace justicia a una formación de la talla de los canadienses. Un escenario como ese es el que exigen VOIVOD, e incluso se les queda pequeño.

 

Pero el plato fuerte de la noche venía a continuación con ARCH ENEMY. El combo capitaneado por Angela Gossow venía a presentarnos su última obra. «Khaos Legions», y sobretodo, un cambio esencial en su line-up: tras la marcha de Chris Amott, su plaza de guitarrista es ocupada por el miembro de ARSIS, Nick Cordle. Y la verdad es que su labor hizo olvidar a la de Chris con una sobriedad instrumental digna de reseñar. Aunque eso sí, Nick fue el miembro más estático de ARCH ENEMY esa noche casi no moviéndose de su lugar en el escenario. Por el contrario encontramos a una enérgica Angela que sigue mejor que nunca, siempre animando al público interactuando con el y, como es habitual, sabiendo cómo metérselo en el bolsillo desde el primer instante, un Sharlee D’Angelo cada vez más enorme (físicamente hablando), un Michael Amott igual de imparable que sus otros dos compañeros y que no pierde su maestría a la guitarra, y un Daniel Erlandsson tan potente y compacto tras la batería como nos tiene acostumbrados. Y es que, dicho todo esto, los seguidores de ARCH ENEMY y aquellos que los han visto en directo, saben qué esperar de ellos y con qué se van a encontrar encima de las tablas, y no es otra cosa que un grupo activo que sabe comerse y llenar el escenario. Lo que cambia de sus actuaciones el set-list, y en esta ocasión, como era de esperar, dejaron caer muchos cortes del compacto que venían a presentar. De hecho comenzaron su actuación con “Yesterday is Dead and Gone”, y parece que en estos meses sus seguidores han tenido el tiempo suficiente para aprenderse el álbum de arriba abajo puesto que, temas como este, “Under Black Flags we March” o “Bloodstained Cross” fueron tan bien recibidos por sus fieles como clásicos de la talla de “Ravenous”.

Entre cortes más nuevos y otros más antiguos, los componentes del grupo también nos obsequiaron con distintos solos (guitarra y batería) que no parecían saciar las ganas del respetable por escuchar aún más y seguir repasando la trayectoria de ARCH ENEMY. Y así lo hicieron los suecos, dejando caer títulos como “The Day you Died”, “Revolution Begins” o la esperada “Cruelty witt out Beauty”, la cual fue seguida por todo un himno del combo: “We Will Rise”. Tras este tema, uno de los mejores recibidos de la noche, la banda abandonó el escenario para regresar con dos bises: “Snow Bound” y la imprescindible “Nemesis”, totalmente apoteósica. Sin duda, un buen colofón para un gran concierto (y muy dinámico), en el que el sonido estuvo en todo momento de su parte.

 

Sergio Fernández

Tania Giménez

 

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin