SYBREED

Que SYBREED es una banda referente dentro de los sonidos extremos más industriales no es algo nuevo. Este cuarteto de Suiza lleva casi una década partiéndose el cobre y lanzando buenos discos que han sido apreciados dentro de la escena más alternativa. Con su nuevo “God Is An Automaton” regresan tras tres años para demostrar que los años no pasan en balde, aunque en su caso este dicho haya que tomarlo de una manera positiva. Y sobre esta nueva placa entrevistamos al vocalista Ben

Read the English version

– Hola Ben, gracias por responder a nuestras preguntas. ¿En qué estáis centrados en estos momentos?

Mientras hablamos estoy empezando con la promoción de nuestro nuevo disco, «God is an Automaton». Los últimos meses hemos estado muy ocupados e imagino que no va a parar pronto, lo cual es algo muy bueno.

 

– Antes de todo, ¿podrías, por favor, contar un poco la historia de SYBREED?

Drop y yo formamos la banda en 2003 y sacamos nuestro primer álbum, «Slave Design», en 2004, seguido de «Antares» en 2007, en el cual estaba Dirk Verbeuren de SOILWORK a la batería, y «The Pulse of Awakening» en 2009. Como podéis ver, no somos exactamente nuevos en la escena. En cuanto a la formación, tenemos al miembro fundador Drop tocando la guitarra, sintetizadores y produciendo la música, Kevin a la batería, Alessandro al bajo y yo mismo, por supuesto, encargándome de las voces y arreglos sinfónicos cuando se necesitan.

 

– Y, ¿cómo se os ocurrió el nombre del grupo? Tanto su origen como su significado.

Cuando empezamos el grupo estábamos buscando un nombre que pudiera destacar fácilmente, tanto simple como atrayente. Encontré esta palabra leyendo un artículo científico en el que hablaban de una especie de teléfonos móviles híbridos, y dijeron «Cybrid». Me pareció que la palabra sonaba bastante bien y también me gustó el significado, ya que encajaba con nuestra idea de mezclar diferentes elementos en nuestra música. De todas formas, no me gustaba como se escribía y, como ya tenía una canción llamada «Synthetic Breed», decidió conectar los fonemas del título del tema para que encajara con la pronunciación de la palabra que había elegido antes, la cual terminó siendo «Sy-breed».

 

– En un par de meses sacáis un nuevo trabajo titulado «God is an Automaton». ¿Qué expectativas tenéis?

Simplemente sacaremos el disco esperando que a los fans les guste, que ganemos nuevos y que podamos girar mucho. Debo decir que intentamos no centrarnos demasiado en el negocio, fama y dinero. Si nos hacemos más conocidos con este compacto, guay, sino, seguiremos haciéndolo como siempre lo hemos hecho, es decir, trabajando en hacer buena música. De todas formas, tengo la sensación de que esta obra puede ser un gran paso en nuestra carrera, incluso aunque esas cosas no estén en nuestras manos.

 

– Este ha sido vuestro primer largo con el bajista Ales. ¿Qué ha aportado a SYBREED? Y, ¿qué tal está yendo todo con el por ahora?

Para empezar, es un loco, amigable y que trabaja muy duro, como el resto del grupo, así que se integró muy rápido. Además es la primera vez que tenemos a un bajista con grandes dotes técnicas: nunca ha tocado otra cosa que no fuera el bajo, así que conoce muy bien su instrumento. Finalmente, pero no menos importante, como tiene influencias más del «Metal tradicional», ha aportado un agradable sentimiento de la vieja escuela a nuestra música. Todo lo que puedo decir es que finalmente hemos terminado con la maldición que teníamos en el pasado con los bajistas y esta vez hemos encontrado al chico adecuado.

 

– Tras darle algunas escuchas al disco me atrevería a decir que me ha recordado mucho a vuestro segundo «Antares». ¿Era esto algo que estabais buscando? Y, ahora que han pasado 3 años desde que se lanzara vuestro anterior «The Pulse of Awakening»; ¿qué opinión tenéis sobre el?

No soy la persona adecuada a la que preguntarle sobre «The Pulse of Awakening» ya que no estoy nada contento con mi interpretación vocal en ese disco. Sabíamos que sería difícil de producir incluso antes de entrar al estudio y, desafortunadamente, tuvimos tan mala suerte que estuvimos plagados de problemas técnicos durante la grabación. Por lo que en mi opinión, sigue siendo un buen disco, pero tal y como lo grabamos fue solo una parte de cómo podría haber sido. Ahora, con el nuevo trabajo, no quisimos cambiar nada radicalmente de nuevo, sino proponer una mezcla de lo que hemos hecho en el pasado: esto, en cierta forma, es una síntesis de nuestros redondos anteriores con, efectivamente, un poco más de énfasis en la época «Antares». Fue un paso necesario para nosotros ya que «God is an Automation» casi marcará los diez años de existencia de SYBREED.

 

– Es bastante similar ya que tiene pistas más cortas que en vuestro anterior CD, además son más directas y están más centradas en el groove. ¿Crees que esto también puede ser atractivo para vuestros oyentes? Puesto que creo que la gente se puede relacionar y prestar más atención a canciones más cortas, ya que ahora todo el mundo tiene fácil acceso a muchísima música.

En realidad no lo planeamos de esa forma. La verdad es que nuestro principal foco al componer las canciones era que lo pasáramos bien en el escenario, podría decirse algo más «Rock ‘n’ Roll», así que estuvimos de acuerdo en el hecho de que podríamos, en cierta forma, centrarnos en la esencia de nuestra música y reducir la complejidad solo a lo esencial. Es cierto que el material de nuestro nuevo disco puede parecer bastante «simple» en comparación con lo que hemos hecho antes, pero fue más cuestión de eficiencia musical que un foco en hacer música más accesible. Digamos que hemos cortado algunas cosas que pensamos eran redundantes o innecesariamente enrevesadas: hoy en día parecerá un movimiento audaz, pero es la forma en la que nos sentimos mientras componíamos este CD.

 

– De todas formas, vuestra música siempre ha sido muy dinámico, con ciertos elementos de diferentes géneros y toques de estilos que no son demasiado obvios al principio (como ciertos riffs de guitarra «clásicos») por lo que, ¿cuáles dirías que son las principales influencias musicales de la formación?

Somos músicos bastante versátiles, así que definir nuestras principales influencias es bastante difícil. De todas formas diría que tomamos esta base de Metal extreme/groovy que podéis encontrar en grupos como MESHUGGAH, STRAPPING YOUNG LAD, FEAR FACTORY o incluso CARCASS o AT THE GATES, y añadimos bastantes capas de otros elementos de otros géneros musicales, del Industrial al Synth-Pop de los 80, lo cual da a SYBREED su propio sonido. Después también nos gusta mucho probar con un «sentimiento» nuevo en cada disco y, por ejemplo, hay muchos elementos en «God is an Automaton» que en realidad son casi old school, musicalmente y vocalmente: en cierta forma, este álbum es como una oda al Metal de los 90.

 

– Por otro lado, también tiene cierto rollo futurista similar a la onda que tiene «The Pulse of Awakening». ¿Este sentimiento encaja también con las letras que tratáis en este CD?

Absolutamente, las letras siguen reteniendo el sentimiento futurista, especialmente con cortes como «Posthuman Manifesto» y «High Tech Versus Low Life», me gustaría especificar que las letras hablan del actual «Zeitgeist», como muchos trabajos son etiquetados como «futuristas» y no como posibles sociedades y eventos en un siglo o más. Por ejemplo, tomo una gran inspiración de un escritor como Willia Gibson, el cual pasó de la ciencia ficción a la ficción social, ya que las nuevas tecnologías han llegado a un punto que, en cierta manera, se predijo en los 80. En resumen, como dice el eslogan: «el futuro es ahora».

 

– Dicho esto; ¿de qué tratan algunas de las letras del CD?

Primero, esta vez es u disco conceptual, con «The Pulse of Awakening» me alejé mucho del género «mindscrew», así que decidí seguir con algo más básico también en el nuevo álbum, tan solo una colección de canciones sobre temas que me interesan. Así que tienes distinto asuntos a lo largo del álbum: el posible efecto del consumismo en la mejora humana, el sentimiento de impotencia y apatía extendidos a propósito por la prensa masiva o las tecnologías de comunicación y, por lo tanto, nuestra obsesión por nuestras pertenencias materiales por encima de las espirituales, así como un par de cortes basados en la advertencia de Nietzsche de «conviértete en lo que eres». También hay pistas con temas extraños para una banda de Metal, como «No Wisdom Brings Solace», la cual trata sobre la persecución del conocimiento y sus límites, o «Red Nova Ignition», la cual es puramente una pista gnóstica.

 

– Y, ¿cómo representa la portada al disco? Ha sido creada por el experimentado y afamado Seth Siro Anton, que tiene un estilo muy personal. ¿Estáis satisfechos con el trabajo que ha hecho?

Bueno, en cuanto al significado de la portada, tendrías que preguntarle a Seth. No necesitas dar ninguna indicación a un artista con tanto talento: así que cuando le pedimos que hiciera el artwork del disco, tan solo le dimos las canciones y las letras y nos envió la portada basa en su propia inspiración e interpretación un mes después, portada que aprobamos justo después de verla. En cualquier caso, encaja totalmente con los temas del disco, y puedo decir que, definitivamente, entendió la atmósfera de «Gos is an Automaton». Así que sí, estamos totalmente satisfechos con trabajar con el y creo que vamos a seguir colaborando con el durante un tiempo.

 

– Dicho todo esto sobre «God is an Automaton»; ¿cómo lo describirías con solo 3 palabras?

Compacto, directo, futurista.

 

– He leído que grabareis un vídeo para «The Line of Least Resistance» por lo que, ¿ya estáis filmándolo? ¿Cómo será? Y, ¿pensáis hacer más vídeos para este disco?

De hecho ya grabamos el vídeo de «The Line of Least Resistance» hace un par de días. Por ahora no puedo decir cómo será. De todas formas, cuando hablamos con el director, Bejamin Cappelletti, acordamos en tener una estética fría y tomar influencia de películas como «Minority Report», por ejemplo, así como intentar no hacer un vídeo que pudiera ser demasiado «Metal». En cuanto a grabar otro vídeo, quizás hagamos uno en directo, pero de momento aún se está debatiendo.

 

– Sois de Suiza, un país con grandes bandas de Metal extremo y también un montón de grupos legendarios en otros estilos de Metal pero, ¿cómo está ahora mismo la escena en Suiza? ¿Cómo lo veis desde dentro? Y, ¿hay más grupos que toquen un estilo más moderno como el vuestro?

Como sabrás Suiza es un país extraño, hay tres idiomas oficiales: el resultado es que tienes una escena orientada a Alemania, una escena en la parte en la que se habla francés y otra en la parte que se habla italiano. Así que es bastante difícil decir qué pasa en todo el país. Hay, de hecho, un par de bandas donde vivimos que están empezando a tocar Metal moderno, pero están más afiliados al carro del Djent Metal. En cuanto al resto, creo que Suiza favorece a formas de Metal más tradicional, como al Heavy Metal, Death Metal old school o Pagan Metal, el cual es un género que aquí tiene mucho éxito. Imagino que aquí a la gente le gustan las cosas un poco «rurales», jajaja.

 

– Y, finalmente, ¿cuáles son vuestros planes de futuro a corto plazo?

Sacar un disco y girar todo lo que podamos: ese ya es un buen plan que nos debería mantener bastante ocupados. Se está organizando todo, así que todavía no puedo decir nada más. También debatimos acerca de no esperar demasiado para empezar a componer un nuevo redondo, pero siempre es un poco «esperar y ver cómo va». Primero veremos qué pasa con «God is an Automation» y cuántas oportunidades de girar tenemos tras este lanzamiento.

 

– Esto ha sido todo por mi parte, gracias una vez más. Si ahora quieres añadir algunas últimas palabras; las líneas finales son todo tuyas.

Antes de todo, gracias por esta entrevista. Y después, espero que a la gente que haya leído la entrevista le haya gustado, o le vaya a gustar, nuestro nuevo álbum.

 

Sergio Fernández

sergio@queensofsteel.com

 

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin