GRIMNESS 69 – The Bridge

Los venecianos GRIMNESS 69 regresaron el pasado año 2010 con su tercer “The Bridge”, un compacto con el que parecen terminar de perfilar su estilo Death/Grind con el cual han ido evolucionando y adentrándose cada vez más a lo largo de su trayectoria. Un compacto con el que, además, muestran su lado más agresivo y feroz y en el cual también nos topamos, una vez más, con algún que otro cambio de formación. De hecho en esta ocasión en el line-up del álbum aparecen dos componentes nuevos dentro del combo italiano, el bajista Gigi D’Angella y un nuevo cantante, Nerve. Sin duda, algo siempre arriesgado para cualqueier banda.

Desde el primer momento del plástico con “White Room” notamos muchas influencias del Grindcore más clásico y también algún toque del Death americano, especialmente por la densidad de su sonido, haciendo fácil que te puedan venir a la mente nombres como INCANTATION (sobretodo en las partes más lentas). De todas formas, no dejan de lado en ningún momento ni la mala leche ni la agresividad, algo que brilla especialmente a la incesante batería que logra relucir a lo largo de toda la placa. A pesar del enfoque directo y honesto, sin adornos ni florituras, los chicos de GRIMNESS 69 han logrado crear al mismo tiempo una gran atmósfera que no los abandona en ningún corte. Una atmósfera oscura y rugosa que es el perfecto acompañamente a sus composiciones y a las voces guturales tan profundas, logrando atrapar al oyente desde la primera escucha, también nos cautivan con algunos riffs de guitarra que parecen influenciados por el Black Metal (un ejemplo de ello bien podría ser la veloz “The Shining Key”, que destaca en todo momento por la gran labor guitarrera). Tampoco se olvidan de ritmos más pegadizos como en pistas como “Down to the Bone”, esta más lenta.

Curiosamente, tras “Feeding” llegan nada más que 8 cortes de escasos segundos de duración que son, prácticamente silencio. Lo cierto es que no logro comprender qué quería expresar con ello la banda pero, sea como sea, terminan con otra pista al estilo habitual de la canción, “Doomsday Carillon”. Lo cierto es que esta es una de las mejores canciones del redondo; en ella parecen mezclar lo mejor del grupo en un estilo mucho más cercano al Death que el Grind, incluso en ocasiones rozando el Doom. Puro Death Metal mugriento, con unas profundas guturales que parecen ecos de ultratumba. Un corte dinámico en el que muestran la personalidad del grupo.

La producción sucia encaja a la perfección con el sonido de la banda pero, desafortunadamente, el bajo es muy poco audible e incluso en ocasiones la voz, que la considero un gran extra para este disco (y es que, sinceramente, en Nerve han encontrado un gran sustituto de The Pig, aportando una nueva profundidad a los cortes del combo y también encajando perfectamente con lo que pide su sonido). Por suerte son problemas menores que no quitan mérito al resultado final ejercido por la banda.

 

Una excelente mezcla y balance entre el Death y el Grind. Un gran redondo donde todo parece tener un vínculo, pensado para realzar su estilo y hacer que todo encaje con ello. Desafortunadamente, sin esos cortes de pocos segundos, todo habría fluido mucho mejor y habría dado un resultado más espotáneo pero, de todas formas, hará que sus seguidores no dejen de mover la cabeza al escuchar este último “The Bridge”, y seguramente creará el mismo efecto en cualquier aficionado al Death o Grindcore.

Rising Nemesis Records (2010)

Puntuación: 8/10

Tania Giménez

tania@queensofsteel.com

 

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin