BABYLON ROCKETS – Electric Fuel

Están de vuelta con su segundo disco. Son eléctricos, son incompustibles. Tienen los motores listos y son BABYLON ROCKETS. Y es que, qué mejor forma de cerrar el año que con una buena dosis de Rock N’ Roll, de ese que hace algún tiempo, con “Conspiracity”, nos abrió a todos los ojos y nos hizo ver que representantes así, y de este Rock, en nuestro país hay pocos. Y, ¿por qué no? También nos dejó más que claro que el material patrio, si está tan bien hecho como este, no tiene nada que envidiarle al de fuera.

Pues sí, los chicos de BABYLON ROCKETS con su nuevo “Electric Fuel” (¿acaso podría haber un título mejor escogido? ¿Dos palabras que definieran mejor su estilo, actitud, y forma de ver y entender el Rock?) no hacen otra cosa que reafirmarse: reafirmarse a sí mismos, lo que son, lo que transportan y sus cimientos. Se reafirman y nos transportan: nos transportan a los 90, a escandinavia, a los 70, a Estados Unidos, Inglaterra… Nos mueven con sus tintes de Punk, Blues, el Punk/Rock inglés de finales de los 70 y al Punk/Rock escandinavo (o de la afamada escuela sueca) de los 90. Nos hacen recordar nombres tan dispares como GUNS N’ ROSES, BACKYARD BABIES (el primer corte del álbum, “My Only Crime”, es una gran prueba de ello) o ROLLING STONES, e incluso nos hacen respirar con algún que otro toque de Blues. Sea como sea, capturan a la perfección una actitud… rockera: simple, y al igual que su música: directa, sencilla y honesta. La misma actitud que rezuma esa música siempre con corte garajero y una producción, al igual que sus composiciones e interpretación, sin alardes. Porque, señoras y señores, esto es Rock N’ Roll. Rock N’ Roll como siempre ha sido y como siempre debería ser. Rock de estribillos fáciles, de coros trabajados, de ritmos pegadizos, riffs memorables, una voz que se amolda a su estilo y canciones tan interesantes como esos riffs, sin absolutamente ningún relleno. Todo suena tan exquisito como el prominente bajo que reina durante el comienzo de “My Only Crime”, o como la mezcla de estilos que encontramos en “Don’t Mess Around”, mezclando lo mejor de AC/DC, BACKYARD BABIES y MÖTLEY CRÜE. Nada malo se puede decir tampoco de “Miss Tragedy”, con cierto aire HANOI ROCKS metidos en una coctelera con HELLACOPTERS. “Mary Lane” desprende lo mejor de los ROLLING con unas guitarras que recuerdan a THIN LIZZY y AC/DC al mismo tiempo. “I Said No” es la mejor representación de sus cuidados coros y estribillos, además de tener algunos teclados que nos meten en una máquina del tiempo y nos llevan de vuelta a los 70. Y caña, mucha caña directa y macarra. Y así se van sucediendo estos 10 cortes que componen “Electric Fuel”; coqueteando con detalles y estilos sin habitar uno en concreto, jugando con grandes melodías. Y eso es algo que hace su sonido único, especial y, sobretodo, ameno. Y es que es asombrosa la facilidad con la que estos tipos dejan caer un poco de todo y hacer que todo suene con total naturalidad, haciendo y deshaciendo con total facilidad.

Todo fluye y todo suena bien, tan agradable como el sabor de boca que nos deja este compacto. Tan agradable como esas ganas que sentimos, al terminar este “Electric Fuel”, de volver a pulsar el play en nuestro reproductor. A fin de cuentas, la auténtica esencia del Rock habita en la sencillez y la honestidad, en todos los aspectos, y eso es precisamente lo que reina en este nuevo CD de BABYLON ROCKETS.

 

El nivel no baja a medida que avanza esta obra. Estos valencianos mantienen el listón bien alto en un redondo que, está bien; no aporta nada nuevo pero, ¿qué importa eso en este caso? Porque, como dirían unos grandes… “It’s only Rock ‘n’ Roll… But I like it”.

Maldito Records (2011)

Puntuación: 8,5/10

Tania Giménez

tania@queensofsteel.com

 

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin