Vintage Tour 2011 – Sala Salamandra 07/12/2011

Pocas oportunidades se nos presentan como esta: la de poder ver en nuestro país a MOONSPELL, de cabezas de cartel y con un repertorio centrado en sus dos primeras obras discográficas: “Wolfheart” e “Irreligious”. El propio Fernando Ribeiro nos comentaba antes de su actuación que pocas veces tienen la oportunidad de compartir escenario con formaciones españolas, algo que únicamente hacen en nuestro país. Y este fue precisamente el caso en la velada de Barcelona, siendo abierta por OBSIDIAN KINGDOM y los mallorquines de HELEVORN.

Tanto en Madrid como en Sevilla los teloneros de los portugueses habían sido sus compatriotas AVA INFERI, pero de Valencia a Coruña los lusos desaparecían y se iban cambiando los teloneros. A pesar de ello, la vocalista Carmen continuaba con MOONSPELL de gira para interpretar algunos coros y voces femeninas.

Caía la noche sobre el cielo barcelonés y la gente se iba reuniendo a las puertas de Sala Salamandra para disfrutar del conjuro de estos lusitanos que venían con un repertorio tan especial en estas seleccionadas fechas españolas. Pero antes se encargaban de abrir la noche el grupo local OBSIDIAN KINGDOM. Sin duda, estos chicos nos regalaron, durante su breve actuación, su interesante propuesta de Black/Death experimental (acompañados exquisitamente por unas bien escogidas proyecciones), en ocasiones con toques de eso que llaman Dark Metal y recordándonos (salvando las distancias) a unos viejos BETHLEHEM. Supieron ofrecer calidad pero, sobretodo, personalidad. Dejaron a todos los asistentes con un buen sabor de boca tanto por su cálida actuación que caldeó motores como por su gran ejecución (si tuviéramos que poner un pero a su actuación, unicamente mencionaría las partes vocales del nuevo teclista, con un gran margen de mejora). Sin duda, un grupo que hay que seguir muy de cerca, especialmente tras comprobar su valía con su EP “3:11″.

 

HELEVORN fueron los que se subieron al escenario después de OBSIDIAN KINGDOM y aprovecharon lo receptivo del público tras una tan buena actuación de los barceloneses.

HELEVORN también tienen tras de sí una larga trayectoria, más que la de los primeros de la noche, y cuentan ya en su haber con dos trabajos de larga duración, los cuales han dejado claro a los seguidores del Doom Metal que no hace falta salir de nuestras fronteras para encontrar algo de calidad. En este caso, una contrastada calidad también sobre las tablas.

Durante su, también breve, concierto repasaron sus dos largos y gozaron en todo momento de un sonido más que sublime, haciendo brillar tanto su buena interpretción como sus elaboradas composiciones, por no mencionar que lograron crear únicamente con su música un ambiente idóneo para una velada de ese calibre, haciendo relucir una gran puesta en escena y el enorme potencial que encontramos dentro de nuestras fronteras.

 

Hacía mucho que MOONSPELL no se dejaban caer por tierras catalanas, la última vez fue en el festival Ripollet Rock y la anterior como teloneros de CRADLE OF FILTH por lo tanto, la gente ansiaba por ver a MOONSPELL sobre el escenario en una actuación de un tiempo digno, el que merecen para demostrar que nunca se han repetido a ellos mismos. Y pocas ocasiones mejores que este “Vintage Tour”, una gira que hermana a sus seguidores más viejos con los más nuevos: los de “Wolfheart” y los de “Memorial” en adelante.

MOONSPELL salieron dispuestos a dejarnos con la boca abierta desde el primer momento de su concierto, y lo cierto es que ya lograron meterse al público (abundante, por cierto, una Sala Salamandra tan llenas como pocas veces se ha visto) con la intro de “Wolfshade (A Werewolf Masquerade)”. Con un comienzo así todo apuntaba a que cumplirían su palabra y se centrarían en sus dos primeras obras. De hecho siguieron descargando cortes de su primer “Wolfheart” prácticamente en orden, ofreciéndonos (aparte de la ya mencionada “Wolfshade”), “Love Crimes”, “…Of Dream and Drama (Midnight Ride)”o “Trebaruna” (se saltaron “Lua d’Iverno”). Después incoroporaron “Ataegina” pero continuaron con “Vampiria” (increíblemente bien acogida), “An Erotic Alchemy”. Con estas últimas pistas MOONSPELL nos mostraron su lado más Folk, haciendo imposible que el público pudiera mantenerse quito durante un instante por ello (incluso nos arrancamos a dar palmas), para seguir en esta dirección y hacer un homenaje a su tierra, no había mejor forma que hacerlo con una increíble “Alma Mater”, con la que la audiencia barcelonesa reaccionó todavía mejor.

El sonido era impecable en todo momento; ni la buena acústica ni su gran experiencia y calidad los dejaron de lado ni un solo instante. Pero, sobretodo, a todo ello hay que sumarle la gran y característica voz de Fernando y, cómo no, su carisma. Ese carisma que creó un vínculo irrompible con su público, al que no dejó de dirigirse en español, incluso con alguna que otra broma. Y, como no podía ser de otra forma, la audiencia barcelonesa dio de vuelta al grupo luso todo lo que nos dieron desde que saltaron sobre el escenario, con una respuesta tan cálida como la actitud (además, honesta y sencilla) del combo, igual de pasional y entregada. Por si todo esto fuera poco, esta noche especial y mágica iba adereazada con unas proyecciones tras la banda que encajaban con la temática de cada canción: con historias vampíricas, cuentos de lobos y noche, mucha noche. Todo relucía en esa noche de cuarto creciente en la que todo parecía estar cuidado hasta el más mínimo detalle.

Siguieron dejando caer “Perverse… Almost Religious”, la coreada “Opium” (Fernando consiguió que nos desgallitáramos todos gritando el nombre de la canción), “Awake”, “Raven Claws” y, como no, todo un clásico como es “Mephisto”, con el cual, entre bromas, el carismático Fernando nos explicó que iban a hacer una falsa despedida para después volver a aparecer sobre el escenario y regalar a nuestros oídos y a nuestra vista otros 4 o 5 temas más. En absoluto un mal número para los bises.

Así lo hicieron, desaparecieron durante algún instante para volver todavía con más fuerza y descargar pistas de su época más reciente. Pistas como la potente “Finisterra” o la propia “Night Eternal” (de su último disco hasta la fecha). Volvieron a eschar un vistazo al pasado con “Nocturna” y, para volver a meterse al público en el bolsillo, hicieron caso de unos seguidores en primera fila que estuvieron pidiendo algo de “Sin Pecado” y nos regalaron “Abysmo”. Sin duda, una sorpresa muy grata y que se recibió con fervor entre sus seguidores. Se acercaba el final de su actuación y yo mepreguntaba qué corte dejarían para el final,ya que la banda había descargado ya todos sus clásicos, así que cerraron ese enorme show con “Scorpion Flower”, de su último trabajo.

Actuación impecable, un repertorio prácticamente perfecto, una actitud excelente. Poco o nada más se puede pedir de uno de los conciertos que deben serán siempre recordados de este 2011. Dudo que alguien no saliera de Salamandra realmente encantando y con una sonrisa de oreja a oreja, y espero que el combo saliera igual de felices que todos nosotros gracias a un público tan receptivo.

Un concierto, simplemente, impresionante, que nos encandiló a todos y nos unió al grupo a través de ese hechizo lunar. Nos adentró en ese sentimiento de ritual que MOONSPELL lograron crear con su actuación; construyendo poco a poco una atmósfera mágica para una noche especial de la que con orgullo debemos decir fuimos partícipes.

Tania Giménez

Sergio Fernández

 

 

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin