MOONSPELL

Pocas oportunidades se nos presentan como esta: la de poder ver en nuestro país a MOONSPELL, de cabezas de cartel y con un repertorio centrado en sus dos primeras obras discográficas: “Wolfheart” e “Irreligious”. Sin duda, esta gira española es la noticia más reciente de la banda tras editar su último álbum, “Night Eternal”, en 2008, aunque ahora mismo ya han grabado por completo su próximo redondo, el cual verá la luz durante la primavera del 2012. Esto es, entre otras muchas cosas, algo que nos cuenta el propio vocalista del grupo portugués, Fernando Ribeiro, en una extensa charla que mantuvimos con él previa a su concierto en Barcelona.

- Hola, antes de nada gracias por dedicarnos parte de tu tiempo…

¡De nada!

 

- …que he visto que ya queda poco para que toquéis.

Siempre hay muy poco tiempo en las giras; planeamos todo pero en el mismo día siempre hay que correr (risas).

 

- (risas) Claro. Bueno pues, ¿cómo os sentís estando de nuevo en España? Además como cabezas de cartel, porque las últimas veces que habíais venido había sido en festivales o de teloneros.

Sí, es verdad, y hay motivación tras esta gira como cabezas de cartel que, no es por nuestro ego, pero había muchos fans que, cuando tocamos en el Metalway por ejemplo, o con CRADLE OF FILTH, se quejaban, con un poquito de razón, de que pagaban mucho dinero para ver 30 o 45 minutos de MOONSPELL. Y claro, todos nosotros sabemos que son tiempos tan difíciles, pero peor es quedarse en casa imaginando la situación, decidimos avanzar con Warpig Agency con estos 6 conciertos, y hasta ahora han sido estupendos: con gente, con bellísimas críticas… Creo que fue una bellísima idea la de venir finalmente a España como cabezas de cartel porque, por ejemplo en Madrid, llevamos más gente que cuando tocamos con CRADLE OF FILTH porque, no es que todo el paquete no fuera interesante para la gente y para las promotoras, pero era algo que se había hecho muchas, muchas veces, y las personas hoy en día prefieren ir a ver a su banda preferido y pagar menos por ella, además también está el atractivo de que nos centramos en nuestros dos primeros álbumes que, curiosamente, fueron los discos que menos hemos tocado de gira en España. Hemos quedado muy satisfechos con la gira y en Barcelona va a ser… Siempre ha ido de puta madre (risas), hace muchos años que no veníamos como cabezas de cartel. Y después acabamos en A Coruña, que está en el camino de vuelta a casa (risas), y nos encanta también tocar en Galicia.

 

- Bueno, como has dicho, en esta gira tocáis sobretodo vuestros dos primeros discos, que son “Wolfheart” e “Irreligious”; ¿cómo surgió esta idea?

Surgió porque… ¿por qué no? No quería estar sacándole el dinero a la gente para darles una u otra versión de “Wolfheart”. Por supuesto, me involucré en la producción, arreglamos todo el envoltorio para que gustara más a los fans con cosas como conciertos de la época… Hemos logrado crear todo un universo con este álbum; ediciones en vinilo, versiones reeditadas… Ha habido varias reediciones del disco y también de “Irreligious”, así que decidimos llevarlos al escenario otra vez, ahora que tenemos un disco nuevo para sacar, darle un poco a la gente lo que esperan pero dando también este paso atrás… Porque, hay que ser realistas, si en 3 años vas a 2 o 3 festivales las personas te van a olvidar; es mucho más importante marcarles tu territorio, para tus fans, 100 o 500, mejor 500 que 100 (risas), pero tengo la certeza de que, con la respuesta de estos conciertos, la próxima vez que toquemos vendrá más gente. A estas alturas las bandas son más listas y saben qué hacer con sus carreras… Es una guerra, la gense te baja discos y nosotros tenemos que combatir dando más y mejor, y creo que el Vintage Tour es una gran oportunidad para unir a las nuevas generaciones, que nos conocen desde “Memorial”, y a las viejas que nos siguen desde “Wolfheart”.

 

- Y bueno, también hay muchos grupos que no pueden presumir de que sus conciertos, de alguna forma, hermanen dos generaciones distintas; que son las de los primeros discos, más extremos por así decirlo, con las de estos últimos…

Sí, pero con MOONSPELL hay algo que los une. Creo que “Wolfheart” e “Irreligious” siempre gustan, pero creo que trabajos como “Memorial” o “Night Eternal” también impactan y sorprenden a las generaciones más viejas. Pienso que es un buen momento en el que el pasado y el presente se juntan para hacer algo más sólido, sin prejuicios de pasado o presente; simplemente tenemos un tour que va a ser diferente pero hay que continuar. No puedes pensar en un grupo como si fueras solo tú. Cuando, como nosotros, llevas casi 20 años como banda, tienes que pensar como un todo. Pensar como un todo solo nos ha traído buenos resultados; algunos de los seguidores nos preguntan qué vamos a hacer con nuestro pasado, o nos comentan que a algunos les gusta más “Wolfheart” o “Irreligious”… Tienes que dar a tus fans lo que quieren, tienes que respetar todo eso, y después desafiarlos para un disco nuevo. Tenemos un disco que se está haciendo, espero que con éxito, pero al menos trabajamos intensamente para tal, pero sabemos que puede ocurrir cualquier cosa y que estamos en nuestra casa; no venimos de Suecia, no venimos de Noruega… El Estado no nos da dinero para hacernos músicos: tenemos que trabajar. (risas).

 

- ¿Y ahora sentís que, en parte, la música os está devolviendo parte de todo ese trabajo que le habéis dedicado?

Nosotros empezamos a vivir de la música en 1996 porque no teníamos tiempo para hacer nada más; estábamos constantemente en China, en Europa, después continuamos por Estados Unidos, Latinoamérica… Por todo el mundo. Por tanto, fue algo que sucedió de forma espontánea, porque hicimos “Wolfheart”, hicimos “Under the Moonspell”, empezamos a hacer una gira con MORBID ANGEL, cuando volvimos habíamos vendido 50.00 discos, que era una cifra muy buena para un mes. Y después todo sucedió con mucha prisa y estrés, y trabajo, siempre en el bus, en el bus para el estudio… Pasamos mucho tiempo en la carretera en Alemania y girando por todo el mundo. Digamos que no teníamos tiempo para hacer nada más, pero también vivimos para la música, no hacemos otra cosa. Vivimos de la música pero la música cuesta dinero y da mucho traajo también. Cuando un concierto es bueno es porque detrás hay muchas horas pensando en los detalles, muchos ensayos… Ahora que tenemos otra edad, que tenemos otra capacidad para escribir, también seguimos siendo realistas; estamos con Warpig, que es una agencia más pequeña que las otras con las que hemos trabajado en el pasado, no vamos a restaurantes de lujo; en Valencia fuimos a comer con el sr. Salvador, del hostal (risas)… Las bandas grandes, de las que muchas veces hacemos de teloneros, pierden todo el contacto con la realidad, y eso es un problema, te entra mucha cosa periférica en la cabeza. Nosotros somos de Portugal, sabemos que fue una barbaridad para una banda, no solo de Portugal, sino dentro del Metal gótico de la Península Ibérica. Haced como MOONSPELL hace: solo hay que nacer y trabajar de domingo a domingo (risas) para haceros felices.

 

- Comentabas todo el éxito e impacto que tuvísteis con el primer disco, y de hecho creo que con ése ya firmásteis con Century Media, que es una compañía muy importante dentro del Metal. Teniendo en cuenta lo jóvenes que érais entonces; ¿cómo vivísteis todo aquello? Sacar un primer disco con un sello tan importante.

En realidad yo me sentía, como decimos en Portugal, como un “labreigo”: es una persona que viene del campo a la ciudad y ve todo por primera vez. No había, no hay bandas en Portugal con las que pudiésemos consultar; no había unos IMMORTAL o MORBID ANGEL con los que girar, no había e-mail, no había teléfonos móviles… No había nada. Y 5 portugueses haciendo 20.000 km, como una saga vikinga pero lusitana, fue un poco duro para empezar, pero después firmamos con Century Media un contrato para 6 discos… Que no es bueno, claro (risas), pero tuvimos que pensar, era una decisión muy importante en nuestras vidas, tuvimos que pensar “¿firmamos y vamos a intentar vivir con este contrato, con estas condiciones, una vida que no es, probablemente, la más segura pero vamos a hacer lo que nos gusta, vamos a arriesgar un poco, o nos vamos a quedar en Portugal, como todos los otros grupos?” Teníamos un contrato internacional, un contrato para una banda joven, que entonces se llamaba, o la industria lo llamaba, “white slavery” (risas). Pero resultó salir bien, tuvimos el… ¿coraje?

 

- Sí.

El coraje de salir de Portugal, que es muy complicado para bandas que no sean aglosajonas o de escandinavia. Es una realidad, no es mentira, nosotros somos buenos pero tenemos que trabajar. Cuando ves a un grupo de Suecia dices “tiene que ser bueno”, porque las bandas de Metal en Suecia son muy buenas, pero cuando ves a una banda de Portugal o de España dices “¿cómo será?”, porque de Portugal no se conocen, y de España los clásicos que hacen giras, pero es muy complicado tener a una banda española como telonera, por supuesto, o que toquen en festivales, solo pasa en España.

 

- Entonces, a día de hoy, ¿sigue siendo difícil en Portugal que una banda de Metal salga de sus fronteras?

Claro que sí, pero el problema es que los grupos portugueses, desde los años 90, cuando nosotros nos formamos, siguen con la misma actitud de esperar a que venga alguien a resolver las cosas: no, no va a venir nadie (risas). Hay buenas bandas, pero se preocupan demasiado de las cosas periféricas; es la crítica que tengo que hacer a la escena portuguesa. Hay gente a la que le gusta MOONSPELL y a la que no, pero en Portugal MOONSPELL ha llegado a un sitio muy bueno del Metal, “Memorial” estuvo en el número 1 en las listas de éxitos, fue disco de oro, tenemos conciertos con mucha gente, hay mucha gente que nos escucha desde niños, desde los 12 o 13 años… Hay otra movida para MOONSPELL en Portugal, aunque también es algo que nosotros cultivamos con mucho trabajo, con mucha concentración, muchos conciertos que hemos hecho en Portugal como “la noche de Wolfheart”, a la que fue mucha gente de España, u otro en Lisboa… Pero estamos muy bien en Portugal, y hay mucha expectativa hacia el nuevo álbum, pero la escena sigue siendo un poco desconocida, sí.

 

- Bueno, como ya tenemos poco tiempo, me gustaría que nos contaras un poco qué tal será el próximo disco, porque he leído que ya está grabado y todo.

Sí, estamos ahora con las mezclas, que vienen de Dinamarca, ha sido mezclado por Tue Madsen, con quien ya trabajamos para “Night Eternal”. Para nosotros es un compacto muy especial porque es probable que sea doble; tiene una parte que es muy, muy metalera, incendiaria, con temas reivindicativos, con mucha rabia, el álbum más rockero y metalero de MOONSPELL, pero con su hermano más oscuro, que es totalmente lo contrario; más gótico, más atmosférico. En el proceso creativo intentamos hacer muchas canciones, teníamos más de 20 y mantuvimos 20 porque queríamos que esas canciones metaleras como a prueba de bala, muy jodidas (risas), y que las otras fueran más libertarias, más como las canciones de “Irreligious”, que son más Rock Gótico. Ahora vamos a ver, pero tenemos expectativas muy altas; la idea, todo el concepto, que las personas van creciendo y las cosas están muy cuidadas, está bien grabada… Llevamos 3 años haciéndolo. Hay muchas expectativas, son palabras mayores del disco pero solo porque la calidad es tan grande como las palabras, te doy mi palabra (risas).

 

- (risas). Entonces por lo que dices supongo que es un disco que mezcla vuestras raíces con lo que sois ahora mismo.

Hay de todo. “Wolfheart” podríamos decir que es el disco que son las raíces de MOONSPELL, “Under the Moonspell”era un poco más experimental… Te encuentras de todo: encuentras gótico, encuentras Folk, encuentras música portuguesa… Nuestro estilo es un poco así; no es un estilo en concreto, Death Metal o Doom Metal. Escuchamos todos los estilos pero no nos gusta confiar en uno; no porque queramos ser mejores o más especiales que el resto de bandas, pero cuando nos formamos, la gente estaba viendo o escuchando con entusiasmo TIAMAT, mezclando Death y Metal atmosférico con PINK FLOYD, o ELIZIUM, el grupo de Metal del líder de FIELDS OF NEPHILIM, Carl McCoy. Estaban escuchando muchas movidas, con mucha calidad pero con ganas de que se convirtieran en algo definido, y después del 98 esa música se convirtió en una sombra, pero ahora regresa a bandas como nosotros y otras, porque siempre hay lugar para la música con calidad. Y este disco será, sin duda, algo que no va a dejar a nadie indiferente; para bien o para mal (risas).

 

- ¿Y tenéis ya, más o menos, una fecha de salida?

Sí, estamos haciendo tiempo porque conseguimos girar mucho y compramos tiempo (risas) para dedicarnos al nuevo disco, que también grabamos en nuestros estudios cerca de Lisboa, pero será editado más o menos a finales de abril o principios de mayo.

 

- Bien. Pues ya para acabar, me gustaría que nos dijeras un poco qué podemos esperar del concierto de esta noche.

Son noches con mucha magia: con cuentos de lobos, con baladas vampíricas… Con todo un universo que es muy “Wolfheart” e “Irreligious”, y que la gente se sienta encadenada, con una cadena. Son noches muy especiales, cada concierto es como un ritual acorde con las letras. Hay un ambiente épico, cómodo y de tranquilidad que tienen las noches eléctricas, invernales, del Vintage Tour.

 

- Muy bien, ya tenemos ganas del concierto. Pues esto ha sido todo, muchas gracias.

Gracias.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tania Giménez

tania@queensofsteel.com

 

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin