WARDAEMONIC – Echoes of Ageless Flames

“Echoes of Ageless Flames” es el segundo larga duración de los australianos blackmetaleros WARDAEMONIC, tras un más que positivo debut con “Through the Dank Pale Gravelands”. Este quinteto de Perth practica un Black Metal con grandes reminiscencias a bandas escandinavas como IMMORTAL o sobretodo MAYHEM.

Viendo la constitución de los temas y su duración, lo primero que me llama poderosamente la curiosidad es que a partir de cada pista teniendo su empiece en la tercera, es una sucesión de canción larga (entre 5 y 8 minutos de duración cada una) y canción lenta y corta (de unos 2 minutos de medio).

El disco se abre con un tema lento y pesado, “Vigil Tenebrae Part I – The Precepts of Salvation”, que a su vez es el primero de una especie de “saga” compuesta por cinco partes en la que se divide la primera parte del CD. Esta primera pista es una muestra de ahogo musical en el que el vocalista Old nos sumerge en un mundo de angustia total. El segundo, tercer y quinto tema de la “saga” son claros exponentes de un Black Metal más rápido con alguna que otra parte espesa en los que las voces rasgadas, las guitarras afiladas y el doble bombo son sus principales características. Sin embargo, “Vigil Tenebrae Part IV – Dark Waters Confines”, es una canción corte y tranquila muy al estilo de los primeros MAYHEM. Las atmósferas que WARDAEMONIC crean a base de un gran teclado y una genial instrumentación, son otro de los elementos más positivos a reseñar en este positivo redondo.
El resto del disco es lo que ya he comentado antes, es decir, un tema potente y directo blackmetalero en su esencia como “Aeons of Perdition” o “Echoes of Ageless Flames” y un tema tranquilo y de duración limitada, tal como “The Incarnate Ethereal of Nine” o “Veils of Winter Mysticism”.
Como curioso cierre de este “Echoes of Ageless Flames”, tenemos una versión de la canción “Summoning of the Muse”, de la también banda aussie DEAD CAN DANCE, y que supone un broche de oro a un álbum que en mi opinión y después de haber escuchado los dos plásticos que componen hasta ahora su discografía, supera en calidad y sonido (gran y limpia producción) a su trabajo predecesor, y eso es decir ya bastante del nivel de WARDAEMONIC.

Autoeditado (2010)
Puntuación: 9/10

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin