Campaign for Musical Destruction Tour 2010 – Sala Estraperlo 16/11/2010

El pasado martes 16 de noviembre, con una sala Estraperlo llena hasta la bandera, pudimos disfrutar en directo de bandas tan míticas como NAPALM DEATH o IMMOLATION, formaciones que van abriéndose paso poco a poco como WAKING THE CADAVER o grupos tan singulares como brutales e innovadores como MACABRE. Sin duda, una cita no apta para oídos sensibles.

La velada comenzó con los norteamericanos WAKING THE CADAVER, una joven banda que practica un Slam de la nueva era y que no deja indiferente a nadie. Su setlist fue bastante corto debido al escaso tiempo que dispusieron para tocar pero yo creo que dejaron bastante satisfechos a los allí presentes con temas como “Blood Splattered Satisfaction” o “Always Unprotected”. Con un sonido ideal a lo largo de toda la noche, Don Campan y los suyos demostraron todo su potencial y fiereza con un directo arrollador y sin medias tintas.

Tras su actuación, decidí subir al piso de arriba para ver el merchandising y digo esto, porque me pareció bastante curioso cuanto menos, ver jerseys para perros con el logo de MACABRE. Lo cual me hace pensar que este trío yanqui no sólo son bastante frikis en sus directos, fotos o temas, sino que en todo en general.
Yendo a lo que más importa, MACABRE me dejaron algo frío ya que esperaba algo más de ellos. Con un repertorio en el que tocaron temas de su pasado y también de su inmediato disco que saldrá en enero, el trío de Illinois, fueron caldeando el ambiente de la sala incluso con su habitual “Oompa Loompa” versionado por ellos. En fin, no sé si fue por mi mismo o porque no tocaron algunos de los temazos de siempre, pero MACABRE me decepcionaron en cierta medida.

Los terceros en salir al escenario de una sala Estraperlo ya llena hasta la bandera, fueron los death metaleros IMMOLATION, que venían con su nuevo “Majesty and Decay”, que como es norma habitual en ellos, es excelente. Desde el primer momento, Ross Dolan y los suyos demostraron porque son ya unas leyendas vivientes dentro del Death Metal y con un sonido acojonante y un Rob Vigna sencillamente perfecto a la guitarra, fueron descargando tema a tema durante la hora que duró su show. No dudaron en regresar incluso a su primer trabajo “Dawn of Possession” pasando por “Failures for Gods” o  su increíble “Unholy Cult”, para ir descargando canción tras canción toda esa brutalidad e ira hecha música. Podríamos definir este concierto como uno de los mejores del año hasta la fecha en la ciudad condal, y creo que difícilmente alguien pueda superar tal cantidad de obras de arte death metaleras con tan alto nivel de maestría a la hora de ser interpretadas.

Pero el plato fuerte de la noche estaba aún por llegar y era ni más ni menos que la enésima actuación en nuestro país de los británicos NAPALM DEATH. Uno piensa que qué pueden tener para venir cada año (incluso algunos años un par de veces) y siempre ver los recintos en dónde van a tocar complemente llenos. Pues si uno por fin los ve en directo, la respuesta es totalmente obvia. Pero la noche no fue completa ya que como todos sabreis (supongo), Barney tuvo problemas respiratorios durante su actuación en Santiago de Compostela y no pudo cantar ni el día anterior ni en el día siguiente en el Estraperlo. Pero la banda decidió que no se debía de suspender los shows y pensaron que lo mejor era que la gente que quisiera, subiera al escenario y cantara con ellos los diferentes temas del setlist. Pero la verdad, es que exceptuando 2 o 3 personas, Ross Dolan, un guitarrista de WAKING THE CADAVER y un par de roadies, nadie más se subió al escenario, quizás cortados ante tal oportunidad tan mítica como histórica.
Hablando de los temas propiamente en sí, NAPALM DEATH dieron un buen repaso a su discografía con canciones como “Hung”, “Next on the List”, “If the Truth be Known”, “Lucid Fairytale”, “Social Sterility”, “Greed Killing”, la grandiosa “Scum” o las enormes “You Suffer” y “Nazi Punks Fuck Off”, para acabar completamente la actuación “Suffer the Children” e “Instinc of Survivor”. Vamos un pelotazo de concierto que uno piensa lo brutal que hubiera quedado con Barney a las voces, pero bueno, otra vez será.

En resumen, gran concierto de cuatro buenísimas bandas que se dieron cita en un local repleto y que al acabar, pudimos ver a gente bastante perjudicada que incluso querían mearse dentro de la propia sala en sí.

 

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin