THINE – In Therapy (2002)

“In Therapy” siempre ha estado en mi estantería como uno de los pocos discos que considero imprescindibles a pesar de haber tenido muy poca repercusión tanto o ahora o cuando salió en 2002. Éste es el segundo larga duración de la banda inglesa THINE en la cual tocó Dan Mullins, batería de MY DYING BRIDE. Pero que éso no os engañe ya que, a pesar de ser una banda no especialmente feliz, no tiene nada que ver con MY DYING BRIDE. Lo que hace THINE se podría considerar como Rock melancólico, Doom Metal en su vertiente más melódica o Metal melódico (sin ninguna etiqueta concreta posible), tipo los actuales KATATONIA o ANATHEMA o similares incluso a TOOL. Así que los que esperéis escuchar Doom Metal pesado, no os lo recomiendo.

Lo primero que destaca del grupo es la increíble voz, realmente cautivadora, potente y frágil a la vez. De hecho la voz suena bastante triste en contraste con los ritmos y sonidos fáciles que tiene el grupo en general aunque a mitad del disco parezca dar un giro de 180ºC y desatar toda la oscuridad y música deprimente propia de cualquier grupo de Doom. Ésto es lo que hace cambiar su atmósfera prácticamente de un tema a otro que a su vez es precisamente lo que hace de su música algo tan entretenido, creativo, único e interesante. Sin duda, los grandes protagonistas de este redondo son los ritmos y las guitarras además de la voz, que es totalmente imposible que en algún momento queden en un segundo plano dada a su calidad y feeling. Éso sí, la voz de Aan Gaunt tampoco parece tener nada qué ver con el Metal. Tampoco hay que olvidar las estructuras, que son también diferentes y, como era de esperar, muy efectivas.

Pongo la mano en el fuego de que este disco no gustará, sino que encantará a los seguidores de los KATATONIA y/o ANATHEMA de hoy en día, a los que busquen perderse en preciosas melodías y sonidos, sentir unas buenas letras (que tengo que reconocer que se repiten un poco, aunque cada canción suene diferente, lo cual es tan bueno como ameno) y relajarse escuchando un muy buen disco. Todavía no entiendo como THINE es aún un grupo tan desconocido, y lo mismo con este trabajo (y su anterior), tan infravalorado. Una auténtica lástima que grandes obras como ésta pasen a formar parte del baúl de los recuerdos nada más ver la luz, sobretodo cuando nos perdemos grandes talentos como el de estos chicos.

Un álbum de una calidad desbordante, que mezcla melancolía y melodía como ningún otro y de una gran banda con una también gran originalidad. Ambos únicos.

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin