Este fue el álbum debut, y uno de los más exitosos, de Erika, esta joven “aorera” sueca.

" />

ERIKA- Cold Winter Night

Este fue el álbum debut, y uno de los más exitosos, de Erika, esta joven “aorera” sueca.

Este fue el álbum debut, y uno de los más exitosos, de Erika, esta joven “aorera” sueca. A este disco le seguiría “In The Arms Of A Stranger”, otra pieza clave dentro de los 5 trabajos que configuran su discografía. Sin duda, su época dorada fue a principios de los 90, pero es una rockera menos valorada de lo que debería estarlo que, más que por su música, fue conocida por su matrimonio con el maestro de la guitarra Yngwie Malmsteen.

El disco abre con un pequeño corte a modo de intro, donde se acompaña a la voz de Erika con una leve colaboración de guitarra, algún que otro golpe de batería y un notable teclado. A esta intro, de poco más de un minuto de duración, le sigue el tema clave y pegadizo del disco, “Together We’re Lost”. Este tema empieza con una melodía suave producida por la voz de Erika y el teclado, a cada minuto se va animando cada vez más, y culmina con unos inreíbles coros y un ritmo bien marcado por la batería, un tema que levantará del asiento a cualquiera, un tema puramente AOR. El tercer corte es “Line Of Fire”, una canción más rockera que la anterior, donde también predomina el teclado y, en los últimos minutos de la canción, se le da más importancia a la guitarra mejorando de gran forma la calidad del tema. “Heavenly” y “Last Call For Love” son las dos baladas de este disco, ambas comienzan con un sonido notable de teclado, una guitarra casi imperceptible y, a medida que se acerca el estribillo, se va animando y notando más los riffs de guitarra, dos buenas baladas sin caer en el aburrimiento. Cabe destacar “Emergency” y “Cold Winter Night” la canción que da título al disco y estrella de éste, puede que, las dos canciones más animadas y rockeras del álbum, hay que volver a destacar el buen trabajo que hace el teclado, la garra que aporta la guitarra y, como en todo el disco, los increíbles coros, cosa que caracteriza al álbum. El disco acaba con un emotivo “Postlude”, un tema corto y tranquilo, donde sólo escuchamos un teclado casi medieval y la voz de Erika recitando algunas palabras, un tema, rozando lo instrumental de 1 minuto de duración, parecido al primero del disco.

Un álbum que no tiene desperdicio y complacerá a los seguidores del buen AOR de los 80, ningún tema es parecido al anterior ni aburrido, imprescindible entre la colección de discos de cualquier persona amante de la buena música. A pesar de que el disco sea de 1990, nos transporta a mediados de los 80, porque, como ya sabemos, los 80, la mejor época del Rock, duró hasta principios de los 90, y este “Cold Winter Night” es una buena muestra de ello.

Lionheart (1990)

Puntuación: 8/10

 

Crítica realizada por LaRoxyYeah_80s

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.