LYNX – Watcher Of Skies

LYNX es una banda alemana que practica un Hard Rock y Heavy Metal con matices británicos de la NWOBHM más épica que nos presenta su primer disco. Un álbum de diez temas donde nos encontramos cortes como “Miscovery”, una intro melódica con u toque épico que nos adentra en “Grey Man”, con un inicio a lo Hard británico que me recuerda a DEMON, para después cabalgar mediante riffs pero con un arranque moderado y suave, al estilo SARACEN. Al igual que la voz, muy de ese estilo épico de la NW. Además de unos solos muy de épica MAIDEN.

Del mismo modo encontramos “Heartbreak City”, pero esta con cabalgadas y riffs más crudos y densos. Por lo demás, la tesitura vocal sigue manteniendo esa épica británica de la que hablamos, dulce y poética, esta vez acompañada de buenas estrofas y estribillos con coros. En cambio, “Lynx” está más orientada al Hard Rock melódico, tanto con matices de los 70 como de los 80. Una canción limpia y suave vocalmente, con unos solos más clásicos y eléctricos, sin dejar nunca ese ambiente místico y épico. Mientras que en “Savage Mountain” aumenta un poco la velocidad sin abusar en una pista más directa, con la presencia de sonidos más duros y efectos épico-cósmicos. También tiene algún cambio de ritmo más lento, donde la voz es más narrativa y ceremoniosa. Lo mismo que en “Dark Shadows Rising”, pero esta sí, con la velocidad aumentada en un tema casi speedico de corte underground, con cambios de ritmo más bruscos y una voz mucho más agresiva, sin perder esa melodía tan clásica. “Eternity’s Hall” es un corte a medio tiempo, aunque en general casi todo el disco podría serlo, aunque aquí los riffs son más constantes, golpeando de forma épica y segura. Aunque también tiene sus pequeños pasajes a fuego lento y unos solos más elaborados. Lo mismo que sucede en “Beyond the Infinite”, otro medio tiempo pero aún más elaborado y técnico. Con más cambios de ritmo. Y donde las teclas cobran un mayor protagonismo. Y, para acabar, tenemos una instrumental con un aire cósmico, al estilo Mike Oldfield o Alan Parsons, llamada “Odyssey”. Y el tema título, “Watcher of Skies”, un corte de casi siete minutos que va recreando situaciones lentas, baladísticas en su inicio, para desembocar en unas subidas más Power con unos riffs y voces más desgarradas. Una canción con más teatralidad y dramatización. Además de unos buenos pasajes instrumentales y momentos muy épicos.

En conclusión, un buen trabajo debut de estos germanos y su buen Hard Rock y Heavy Metal.

No Remorse Records (2021)

Puntuación: 7/10

Paco Gómez

paco@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin