PHARAOH – The Powers that be

Aquí tenemos la nueva obra de PHARAOH. Después de seis años sin sacar nada, nos presentan su quinto trabajo, siempre con esa atmósfera de Power Metal elegante y épico. Y que tiene temas como “When the World was Mine” o “The Powers that be” con una secuencia de riffs de ritmos progresivos encajando sonidos uno tras otro, con la batería y el bajo creando una atmósfera épica y elegante con pasajes sinuosos y con una voz muy marcada en el estilo épico melódico, con mucha teatralidad más unos solos igual de elegantes, con una limpieza y una musicalidad muy elaborada.

Le siguen otros como “I can Hear Them”, “Will we Rise” o “Ride us to Hell”, con un ritmo más Epic Power de los 90, unos riffs a cabalgadas con esos redobles de batería que dan un aire más complejo, con cambios de ritmo más épicos, donde se luce la voz, y los coros dándole fuerza, melodía y buen gusto. Y no faltan esas partes de instrumentación trabajada y progresiva que le brindan ese ambiente elegante del que tanto hablamos en este trabajo. En “Waiting to Drown” nos encontramos una pieza de menos de tres minutos bastante instrumental, a ritmo lento y envolvente, donde la voz nos cuenta algo en plan narrativo. Me recuerda a esos pasajes lentos de IRON MAIDEN donde Bruce también entona de esa manera tan narrativa. Por otro lado, en “Lost in the Waves” tenemos una canción más cruda con la secuencia de riffs, con más distorsión y Groove, pero a paso épico. En plan himno. Donde vocalmente se entona al mismo tiempo, solo variando la voz en algunos cambios de ritmo más épicos, adquiriendo más lírica. En cuanto a solo, me recuerdan a CIRITH UNGOL en esa manera de medievalizar el Metal con tonos épicos. En cambio, en “Freedom” tenemos ese corte festivo rozando el “happy”, pero con los riffs distorsionados, aunque con mucha melodía, que te recordará a RUNNING WILD. Igual que la modulación vocal en las estrofas, con los estribillos acompañados por coros. En “Dying Sun” tenemos la canción más larga. Casi siete minutos alternando pasajes lentos con medios tiempos épicos, notas sueltas en plan clásico, que entran y salen dibujando atmósferas, y una voz más ceremoniosa, que va subiendo épicamente el tono a medida del tiempo. A mitad de la pista una pausa con un pasaje ambiental relaja el tema, aunque vuelve a crecer para regresar a la batalla como al principio, con un final instrumental apoteósico.

En fin, un buen disco hecho con clase y elegancia.

Cruz del Sur Music (2021)

Puntuación: 7/10

Paco Gómez

paco@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin