DESASTER – Churches without Saints

Noveno álbum ya de estas bestias germanas educadas en los sonidos más extremo. Y nos presentan este trabajo empezando por una intro a modo de réquiem llamada “The Grace of Sin” para meterse en temas como “Learn to Love the Void” o “Failing Trinity”. Unos cortes verdaderamente brutales y tétricos, con la velocidad sónica del Speed Metal en una base demoledora llena de punteos extremos y demoníacos. Al igual que la voz, dando guturalidad total Death, alargando y agonizando los finales de frases.

En cambio “Exile is Imminent” es sucia, primitiva, un sonido cavernoso a o BATHORY/HELLHAMMER. Incluso la voz muy modulada a lo Tom Warrior en ocasiones. Los cambios de ritmo son aún más densos pese a tener unos punteos que suenan bien audibles. La atmósfera de la canción es muy satánica. Le sigue “Hellputa”. Son menos de tres minutos de agresividad descontrolada con una avalancha de riffs asesinos que se solapan con ritmos speedicos y una voz putrefacta y desoladora que lanza fuego con toda la agonía posible. Y, aún con poco tiempo, hay hueco para unos solos infernales e incendiarios con su toque melódico/extremo incluso en alguna fase. En “Sadistic Salvation” tenemos los ritmos básicos y speedicos del Thrash Metal con una instrumentación detrás donde la batería es una trituradora. Lo mismo que la voz; amenazante, con es asco que imprime esa emoción death metalera. Cómo no, siempre ese pasaje más lento pero con atmósfera oculta y oscura, que va creciendo en riffs thrashers para volver a ese ritmo speedico inicial. En cambio, en “Armed Architects of Annihilation (In Clarity for Total Death)” baja algo el pistón. Pero aquí hablar de “bajar el pistón” sigue siendo una salvajada. Una canción con ritmos en la onda Thrash Metal con más limpieza y más metalizado. También cogiendo velocidad pero con un corte de sonido más limpio y menos caótico. Lo miso ocurre con “Primordial Obscurity”. También en una onda más Thrash pro ya revolucionado total. Con más parones y pausas pero conservando esa agresividad instrumental y vocal, aunque volviendo a dar puntos melódicos oscuros en pasajes más atmosféricos. Con “Endless Awakening” y “Churches without Saints” nos encontramos ante las pistas más largas del disco con casi ocho minutos de los cuales en “Endless Awaening” hay una intro, pero ambas están cortadas por el mismo patrón de unos riffs limpios y duros a medio tiempo, con cierta épica dentro del rollo oscuro. Algo parecido al Viking Doom de BATHORY pero con una vocalización más Death. Más sangrienta y agresiva. También hay punteos y tonos del palo Black pero más melódicos y cambios de ritmo con cabalgadas muy heavies, a lo IRON MAIDEN en “Endless Awakening” llegando al final, esta vez sí con una suciedad rítmica y caótica marca de la casa. Mientras que en “Churches without Saints” la canción es más sólida y lineal, con elementos más góticos incluso. Y acabamos con “Us asche”. Una outro de punteos finos y limpios con una voz apagada que se va apagando aún más, dándole un final narrativo a la historia.

En definitiva, un disco con mucha rabia y agresividad. Que te volará a cabeza.

Metal Blade Records (2021)

Puntuación: 8/10

Paco Gómez

paco@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin