SOMMO INQUISITORE – Anno Mille

“Ano Mill” es el debut de esta banda italiana que nos ofrece una épica cantada en italiano y latín sobre las edades más oscuras, la guerra, la brujería, el oscurantismo, la religión y el juicio. Todo esto en ocho temas que empiezan con “Anno Mille”. Son riffs muy épicos y metalizados de un ritmo constante a lo MANOWAR, pero también con punteos y partes solistas más elaboradas y técnicas. Al igual que cambios de ritmo más solmenes, donde las voces tiene un toque más ceremonioso que contrasta con los otros momentos vocales más guerrero y líricos que da la riqueza de la lengua italiana para estos menesteres.

Le sigue “Pestilentia” con un ritmo más rápido cercano al Power Metal italo/germano, con unos cambios más rebuscados dándole unos toques progresivos a las líneas de guitarra. Y con unos solos muy clasicistas. La voz sigue teniendo esa sintonía de guerra a la vez que es lírica y ceremoniosa. En cambio, en “Torquqemada” nos encontramos un corte con un ambiente más oscuro, con unos sonidos más densos que van progresando, riff a riff, en un medio tiempo básico y épico. Vocalmente la voz adquiere más lentitud debido al toque tan épico-narrativo que tiene el vocalista llamado casualmente como la banda, Sommo Inquisitore, que lo va alterando con momentos más álgidos e incluso operísticos según pasa la historia. Y donde los estribillos y los solos tienen un misticismo bíblico oscuro que encaja de miedo. Malleus Maleficarum” tiene una entrada Doom que en seguida se va desenvolviendo en unas secuencias de riffs extraños pero adictivos que van haciendo cambios de ritmo cortos y constantes con cierto aire progresivo. A nivel vocal siempre dado la talla, sabiendo coger una modulación épica, lírica u operística según se requiera y donde, como decíamos antes, el idioma italiano, con mezcla de latín, le brinda una atmósfera muy auténtica. Y esta vez con la compañía de los coros queda aún más majestuoso. Lo mismo que los solos, a una altura emocional verdaderamente épica y pura. Por otro lado, en “Angele de la Barthe”, surge ese sonido medieval con unas notas dulces acústicas y la voz de Sommo contándonos la historia lentamente, vocalizando palabra por palabra con un ritmo poético. Juglar. Y donde instrumentos de viento le aportan más clasicismo. Todo esto va in crescendo para representar una ópera épica de cojones. Con ritmos que se engrandecen, instrumentos de viento dándole un punto luctuoso. Y la voz de Sommo, que se llena de poder paso a paso. Lo mismo ocurre en la siguiente canción, llamada “La Danza delle Streghe”, en cuanto a los instrumentos de viento, que le dan un regusto clásico inicial pero que converge en un riff único y seguido de, donde la pista empieza con unos coros de guerra apoteósico para empezar a marcar un ritmo de pasajes épicos a lo MANOWAR. Donde se suceden cambios de ritmo a cual más épico. Y donde Sommo se desenvuelve, de nuevo, en todas las tesituras épicas del género; con unos momentos guerreros, otros más solemnes y siempre con esos finales tan operísticos. También tiene unos punteos más progresivos y cósmicos en la instrumentación. Sin abusar de ello, pero se nota la técnica y la ejecución. Llegando al final tenemos dos temas. “La Mano di Dio”: más Heavy que épico, al estilo más MANOWAR de los 90, sin apenas pausas, pero siempre introduciendo esos momentos épico-medievales con otros más agresivos y amenazantes. De nuevo, vocalmente es una pasada cómo se amolda a los cambios y tonos, pudiendo visualizar la historia a la vez que escuchas en cada cambio de ritmo, todos bastante logrados, dándole oscuridad, teatralidad, pasión y brujería. Y acabamos con “Tortura”, con un inicio extraño para lo que llevamos escuchado. Golpes de riffs nada épicos y simples, pero donde la voz vuelve a poner el testigo épico. Y es a partir de los cambios modulares, de la misma donde los riffs aumentan hasta el estribillo. El tema tiene su ambiente oscuro lleno de efectos vocales que suenan por detrás, como espectros otorgándole ese ambiente torturador, como bien dice el título. La verdad es que si no es por la voz, instrumentalmente es la canción más simple, pero tiene su gancho.

En definitiva, un disco épico de arriba abajo en italiano y latín. ¿Qué más queréis?

Metal Resistance (2021)

Puntuación: 8/10

Paco Gómez

paco@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin