GRAVE MIASMA – Abyss Of Wrathful Deities

GRAVE MIASMA se toman las cosas con calma. Tras alrededor de dos décadas de carrera, cinco años después de sacar su último EP y ocho años tras editar su álbum debut, regresan con su segundo disco, “Abyss of Wrathful Deities”. Un disco en el que los ingleses no hacen prisioneros y en el que tampoco comprometen su sonido, por lo que podría parecer que a nivel de sonido no hay cambios, pero sí que hay una evolución. Un refinamiento. Aquí el grupo coge lo que mejor hace, sus mejores rasgos y los que les dan más personalidad, para perfeccionarlos.

Por lo que el progreso a nivel compositivo en esta obra es más que evidente. Una composición en la que incorporan unos juegos de guitarra tremendos. Muy innovadores. Tienen un cierto regusto técnico en contraste con su esencia general tan primitiva y tan cruda. También se ve una perspectiva general más dinámica, en la que combinan y funden con una maestría soberbia partes lentas con las más iracundas. Como siempre, en esta placa hay mucha atmósfera. Es terriblemente siniestra. Posiblemente sea precisamente esta atmósfera y esta oscuridad lo que los hizo únicos cuando salieron, y aquí lo llevan a otro nivel. Y es que todo el lanzamiento tiene algo de desconocido. De abisal. De oculto. De hecho está muy basado en la adoración a misteriosos ritos de mortuorios tibetanos y pasajes a otros mundos. De hecho, sobre todo desde su EP “Endless Pilgrimage”, la inspiración oriental está muy presente. Y aquí también lo dejan ver en temas como “Rogyapa”, con un sonido tribal y también oriental y en el que además utilizan diferentes instrumentos como el sitar. Eso sin mencionar unas guitarras bastante psicodélicas. De hecho, aunque esta sea la canción más experimental (por decirlo de alguna manera) del disco, es un ejemplo de la fuerte esencial ritual que tiene todo este redondo. Es místico. Pero también salvaje, con algunos momentos perfectos para el headbanging reminiscentes del Heavy Metal dentro de un sonido expansivo, a menudo tan espectral, o abisal (igual que las voces), como asonante, con ese aire al Death clásico americano entre técnica y caos.

“Abyss of Wrathful Deities” es un disco con muchos elementos, con muchas capas y emociones. Aún más que eso, es oscuro pero, por encima de todo, es Death Metal. A veces parece que nos perdemos en adjetivos y nos sumergimos en las capas menos visibles y perdemos la perspectiva. Es Death Metal de corte clásico con una producción potente y mucha mística. Un estilo en el que GRAVE MIASMA demuestran que siguen siendo especiales.

Sepulchral Voice Records (2021)

Puntuación: 9/10

Tania Giménez

tania@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin