HEAVY FEATHER – Mountain Of Sugar

Es innegable la pasión que sienten las formaciones suecas por los estilos más tradicionales del rock y del metal. Desde el heavy clásico de grupos como Enforcer o Ambush, pasando por las vertientes más progresivas como Änglagård o Opeth, de la fría península escandinava siempre han salido bandas de innegable calidad. Como sus coetáneos  Hällas, nuestros protagonistas de hoy presentan en su sonido unas marcadas influencias del rock más setentero. Sin embargo, a diferencia del mencionado quinteto, Heavy Feather prefiere alejarse de las composiciones elaboradas, para ofrecernos una propuesta mucho más directa y pegadiza, en una interesante mezcla de géneros variados como el blues, el country rock e incluso el rock sureño.

La agrupación fue formada en 2018 por el guitarrista Matte Gustafsson, la vocalista Lisa Lystam, el bajista Morgan Korsmoe y el baterista Ola Göransson. Después de estrenarse en 2019 con su debut Débris & Rubble, donde ya dejaron patentes sus inspiraciones musicales, han regresado este año con este sensacional Mountain ofSugar, que verá la luz el próximo 9 de abril, por parte de la discográfica The Sign Records. Como en su primera entrega, ha sido producido por Erik «Errka» Petersson, en el No Regrets Fonogram Studio de Estocolmo. A continuación, pasaremos a desengranar las composiciones que forman parte de este segundo elepé.

De izquierda a derecha: Matte Gustafsson, Ola Göransson, Lisa Lystam y Morgan Korsmoe.

Empieza el álbum de manera guitarrera con 30 Days, que nos ofrece una buena muestra del sonido característico de la banda: canciones pegadizas, con coros trabajados, unidos a la poderosa voz de Lystam. Cabe destacar asimismo la compenetración en el solo de Gustafsson, bien acompañado por el bajo de Korsmoe. La percusión de Göransson nos introduce Bright in My Mind, el primer sencillo del nuevo elepé, con un tempo más calmado. Aquí la influencia del country rock de clásicos como The Band es palpable. Love Will Come Easy se nos presenta como una balada llena de sentimiento, en la que la voz de Lisa suena cercana al soul. Sin embargo, no os esperéis la típica canción moñas, ya que prefieren darle un regustillo bluesero, como si homenajearan a los añorados Cream.

Continuamos con la animada canción homónima Mountain of Sugar, el segundo single promocional del nuevo disco. A pesar de su corta duración, presenta un interesante cambio de ritmo hacia la mitad de su duración, donde nos sorprende la harmónica de Lisa, poco antes de otro solazo marca de la casa de Gustafsson. Deciden seguir con la macarrera TooMany Times, introducida por un adictivo riff guitarrero. Vuelven a bajar revoluciones en Let It Shine, una canción cargada de melancolía, con influencias psicodélicas.

La seductora percusión de Ola nos da la bienvenida a Come We Can Go, en mi opinión de lo mejorcito de esta producción, con reminiscencias a Lynyrd Skynyrd. Hacia la mitad de la composición, por momentos solo escuchamos la voz de Lisa junto a la batería, para luego recuperar el ritmo inicial. Finalizan con la base instrumental algo distorsionada. Nos pilla desprevenidos la voz principal de Morgan en Sometimes I Feel. Debo decir que es una agradable sorpresa escucharlo, resguardado por Lystam en el apartado coral, quien regresa con su armónica.

Vuelven con esa cadencia bluesera en Lovely Lovely Lovely. En una canción de apariencia taimada, Mattenos regala su mejor solo de guitarra, nuevamente respaldado por Morgan en las cuatro cuerdas. Prosiguen con Rubble & Débris, tema que nos recuerda a su acertado disco debut. A pesar de su corta duración, los instrumentos disponen de un breve interludio para lucirse. Llegamos al final de esta delicia musical con la relajada Asking In Need, que cuenta con una parte inicial acústica. En esta última composición, la voz de Lisa suena realmente dulce, como si fuera miel para nuestros oídos. Contribuye a este efecto hipnótico el uso del piano y la relajada percusión de Ola. Como si se viera influenciado por el trance, el solo de Matte es el más psicodélico, con su guitarra despidiéndonos en forma de eco.

En resumidas cuentas, nos encontramos ante un firme candidato a mejor álbum del año. Seguro que Heavy Feather darán mucho que hablar en un futuro próximo, a juzgar por su contrastada calidad musical. ¡Espero grandes cosas de este carismático cuarteto!

The Sign Records (2021)

Puntuación: 8/10

Pere Guiteras

pere@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin