BRATS – The Lost Tapes – Copenhagen 1979

Estamos ante la reedición de las demos perdidas de esta banda danesa de 1979, antes de que sacaran su primer disco y que, con el tiempo, evolucionaran hasta lo que conocemos como MERCYFUL FATE. En estos principios en el grupo estaba Hank Shermann y más tarde, en 1980, después de haber grabado el primer álbum, llamado también “1980”, entraron Denner y Kim Bendix. Aunque esto solo sirvió para acabar con la carrera de BRATS y empezar a grabar demos como MERCYFUL FATE.

Aunque vamos al lío de hoy y a estas demos perdidas, donde tenemos dieciséis temas, como “On Dope”, “I Do What I Wanna do”, “D.I.M.T.”, “Punk Fashion” o “Individual”, que no llegan a los dos minutos de duración, con una agresividad Punk. Eso sí, con contrastes metalizados, pero bastante estándar en el género Punk Rock. Riff sobre riff sin pausas ni solos. En “No School” o “Disco Sissy” no cambia mucho. Una pista corta. Con mucha suciedad y ambiente garajero, tanto instrumental como vocal. Se aprecian algunos punteos más heavies, como decíamos antes, pero en líneas generales, un corte muy Punk. En cambio, en “Sense my Boy” o “Dreams” hay más distorsión y un ambiente más crudo. Vocalmente, la tesitura sigue ese tono punkarra y vacilón pero, como decimos, gana instrumentalmente en unos medios tiempos que, si bien tampoco son nada del otro mundo, le dan un aire más metálico. En “Zombie People” es como si tuviéramos una mezcla entre THE KINKS y los RAMONES. Suena rocanrolero a lo 70s, pero la distorsión la hace más de la era Punk. Aquí la batería y las pausas le dan un toque más elaborado, pero la tónica es la misma: Punk Rock con muchos riffs seguidos y pocos solos. Aunque aquí se luce el amigo Hank. En cambio, en “Ladies” o “Mr. Normal” tienen un toque más psicodélico, con aire futurista y vocalmente más espacial, con unas salidas de punteos extraños con unos riffs semi industriales, lo que se podría llamar After Punk cibernético, con una voz cósmica-cómica en “Mr. Normal”. Y, por otro lado, “Prostitute” y “Technology Baby” sí que tienen ese tono RAMONES con un Punk muy rockeado y con bastante melodía. Son canciones de estas de aire Punk fiestero con un riff constante de principio a fin. Otras, como “Can’t Sleep”, ya se acercan más al Heavy, aunque dejamos claro que lo que aquí tenemos es Punk con matices que luego vendrían pero, por lo menos aquí, el solo se alarga de una manera y sonido metalizado con gusto y mucho juego. Eso sí, porque es de las pistas más largas, que dura cuatro minutos. Aunque tenemos “So Alone” que dura seis, y en su mayor totalidad son sonidos que van y vienen, se distorsionan, aparecen, desaparecen… Todo con un aire más cósmico. Vocalmente apenas aparece, y cuando lo hace, la mezcla con la instrumentación tiene ese punto raro-místico.

En conclusión, como curiosidad y reedición está bien. Y para saber cómo se llegó de aquí a MERCYFUL FATE, pues ya está bien.

High Roller Records (2021)

Puntuación: 7/10

Paco Gómez

paco@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin