VASSAFOR

Los bárbaros neozelandeses VASSAFOR volvieron el año pasado con un nuevo ataque Black/Death con su trabajo más reciente “To the Death”. Toda una declaración de intenciones, como señala el título. Una declaración de intenciones impregnado de la blasfemia y satanismo habituales en el grupo.  Indagamos en esta última obra de la banda charlando con VK.

Read the English version

– Hola, gracias por tu tiempo. ¿Cómo lo lleváis? ¿Ha afectado la pandemia a la actividad de la banda de alguna forma?
Para mi gusto no hay suficiente muerte y destrucción. Conducid la tromba hacia la tormenta de pestilencia. Por supuesto ha jodido algunos de los aspectos de lo que estábamos planeando, pero en vez de eso han surgido nuevas oportunidades. Satán funciona en formas misteriosas…

-El año pasado sacásteis vuestro disco más nuevo, “To the Death”. Antes de nada; ¿cuál es el significado tras el título del álbum? ¿Qué papel juega la Muerte en él?

Es una declaración de intenciones. Somos VASSAFOR tuturu, y nunca nos detendremos. No importa lo que pasa. También adoro a los viejos VOIVOD, así que se puede ver como una especie de tributo. Viva Blacky, ¡el mejor de todos los bajistas demonio!

-Y lo mismo sobre el satanismo, ya que es un tema que siempre está presente en vuestro trabajo. ¿Es Él un recurso estético? ¿Un tema que pertenece al Black Metal? ¿O más bien va vinculado para vosotros a una creencia espiritual?

No puede ser Black Metal sin el elemento devocional del satanismo. No solo temáticas oscuras o contenido grotesco. No solo un sonido un estilo vocal. Sin Satanás no hay Black Metal. Ahora, sobre lo que ES el satanismo para el resto… Bueno, es un largo debate con muchas opiniones diferentes… Como debe ser. Por lo que creo que en la superficie es una estética, pero la esencia cala mucho más hondo, o al menos así debería ser.

-He leído que empezasteis el proceso de composición al volver del Never Surrender. ¿Por qué? ¿Qué pasó allí que alimentó vuestra creatividad?

Una vez volvimos de Europa empezaron a salir de mí ideas a borbotones, e hice mucha música en los meses siguientes, que forjaron gran parte del material que se convirtió en el nuevo disco. Estuvimos poseídos para crear en el nombre de VASSAFOR. Volcamos mucha en energía en Berlín, y desde entonces todas nuestras actuaciones en directo han sido de una gran intensidad. Eso fluye por nuestros ensayos y el Egregor que aportamos cada vez que ensayamos ha alimentado aún más electricidad. Es como una cadena de reacción que se hace cada vez más fuerte y más profunda y pierde el control.

-¿Y cómo fue el proceso de composición? ¿Han pasado las canciones del disco por diferentes encarnaciones hasta que encontraron su forma definitiva?

Recibo las piezas como bloques y entonces trabajo en los instrumentos, luego Ben y yo trabajamos juntos pero sí, pueden pasar por muchas versiones, es ensayo y error, hasta que encuentran su forma definitiva. Algunos temas llegan totalmente formados. “Elegy of the Accurser” fue un corte que había compuesto en (más o menos) una hora. Simplemente lo vomité y tan solo se retocó un poco después. Algunas pistas como “Archeonaut’s Return” tardó más de quince años en llegar a su forma final en “Obsidian Codex”… Así que la versión definitiva de cualquier canción puede tener muchos caminos. Cada una tiene su propia creación y construcción turbulentas…

-¿En qué están basadas algunas de las letras (libros, experiencias reales…) y cuales son vuestras inspiraciones no musicales?

La mayoría en libros y meditaciones o sueños. A veces es el imaginario meditacional que veo cuando escucho la canción mientras se forma. A veces primero viene la visión y luego la música intenta describir el texto. Pero la mayoría han venido de cosas que he encontrado en libros o películas o arte que enciende otro imaginario dentro de mi cabeza.

-Me llamó especialmente la atención el tema “Singularity”. Contiene, como dice el título, una parte, o sonidos, bastante singular. ¿Te importaría contarnos un poco del tema y de cuál es la historia tras él?

Esa canción estaba entre las primeras con las que empezar, pero fue la última que terminamos. Pasó por muchos cambios y giros, pero la letra la escribió nuestro aliado cercano Carl Nordblom. Canalizó las emociones de la música para escribir la letra, en un principio titulada “Star Slayer”. Ya tenía el título “Singularity” en mente debido a la naturaleza de la música y a la posición en el compacto y lo que representa como la apoteosis de “To the Death” como álbum. Así que la letra encaja perfectamente con el título predestinado. Carl es un genio y estamos muy orgullosos de haberlo tenido formando parte de este disco.

-La producción es simplemente excelente. Ahora hay muchas bandas que parecen emular un cierto año en la música para sus producciones. ¿Cómo conseguís este sonido orgánico, grueso, sin parecer estar estancados en el pasado?

Muchas gracias. La verdad es que así es cómo sonamos en el local de ensayo, y luego se añaden otros elementos que se asientan por debajo de la superficie de la mezcla. Solo quería alejarnos de la moda actual de tener o un sonido estéril y con pistas exageradamente separadas por un lado y del otro concepto de grabar un montón de pistas de guitarra para hacerlo más “grueso”. Normalmente da como resultado un sonido más soso y poco dinámico que “grande”, pero (casi) nunca violento o perverso. Así que normalmente solo es una pista de guitarra por cada lado (con dos micros en cada sala) y las baterías las destroza Ben en vez de mierdas de tapping. Por lo que, básicamente, es como nos escucharía alguien que viniera a un ensayo, o si nos viera en directo. Generamos mucho poder cuanto tocamos, así que descargamos todo eso también cuando grabamos. Entiendo lo que dices sobre tantas bandas que quieren sonar a discos de Noise de 1986 o a BM nórdico de 1994, etc, y creo que son unos márgenes muy estrechos por los que navegar y clavar. La mayoría de mis discos preferidos solían estar por completo fuera de la norma en el momento en que salieron. Como “Drawing Down the Moon” o “Fallen Angel of Doom” o “Scorn Defeat” o “Scarlet Evil Witching Black”. Por lo que a mí concierne, si sonáramos como un clon de cualquier grupo o época, nuestras grabaciones serían un fracaso para nosotros. Sé que Ben y yo estamos convencidos de que solo queremos sonar a nosotros mismos, pero muchas de nuestras influencias están ahí para que el/la oyente las note.

-¿Cómo es que esta vez no hicísteis el master vosotros mismos? ¿Cómo trabajasteis en esto?

Al final del proceso de mezcla estaba mu quemado (también hice la mezcla y master del disco de TEMPLE NIGHTSIDE durante la misma época porque, aparentemente, ¡soy un glotón del castigo aural!) y hacía mucho tiempo que quería trabajar con Greg Chandler, ya que ESOTERIC son una de mis bandas preferidas musical y sónicamente. Así que fue el momento idóneo para hacerlo. Quedamos muy satisfechos con el resultado… Incluso aunque yo fui un cabrón exigente con el tema, jaja. Greg es un alquimista sónico y solo podemos decir cosas buenas sobre su trabajo. Esperad a escuchar el disco de QRIXKUOR que ha grabado, mezclado y masterizado… ¡Es una jodida bestia!

-En el disco hay varios artistas invitados. ¿Quiénes son y por qué decidisteis tenerlos abordo? ¿Qué han aportado con su colaboración?

Cada persona involucrada en el disco, haya contribuído con letras o voces o guitarras o master, artwork y layour, son TODXS camaradas cercanxs de VASSAFOR. Incluso una extensión de nuestra familia. En el disco no hubo involucrada ninguna persona con la que no tengamos conexión. Por esa misma razón siempre trabajamos con Patrick/Iron Bonehead. Esta es la gente en la que confiamos y que entienden por qué somos lo que somos. Para nosotros no hay “fuera” de VASSAFOR; esto es quienes y lo que somos y no existe fuera de esto nada de verdadera importancia. Así que cuando otrxs se involucran, es de manera devocional, por ello encajan tan bien en el disco.

-Nordvargr también ha colaborado en diferentes aspectos del disco. ¿Cómo surgió todo?

Nuestros caminos se cruzaron por primera vez después de colaborar con una versión de MZ412 en el disco tributo de CMI que hicimos con TEMPLE NIGHTSIDE, GRAVE UPHEAVAL, SINISTROUS DIABOLUS, SPIRE y ANTEDILUVIAN. Después de recibir nuestros discos le mandamos algunas copia a Nordvargr como señal de respeto, y él y Ben establecieron contacto a partir de ahí. Se nos pidió hacer un remix de una pista suya en un disco reciente, así que después de eso pensamos que podríamos contactarle para que formara parte. Superó con creces nuestras expectativas. Más adelante se tatuó en la espalda la portada, obra de Vika Imago Mortis, así que imagino que le gustó el resultado…

-Dicho todo esto sobre “To the Death”; ¿cómo lo describirías con solo tres palabras?

Total Fucking Satan

-Y, finalmente, ¿cuáles son vuestros planes de futuro a corto plazo en estos tiempos inciertos?

Seguimos trabajando en más música. Nunca para. Hemos podido dar varios conciertos aquí, en Nueva Zelanda, en la segunda mitad de 2020 con ULCERATE y planeamos hacer más bolos cuando surjan las oportunidades. Nuestro otro grupo, ARCANE RELIC, sacará música este año, después de editar el año pasado nuestra demo debut. Más masacres de bajo al estilo NECROMANTIA, los viejos BARATHRUM, etc.

– Esto es todo por nuestra parte, gracias de nuevo port u tiempo. Si quieres añadir algunas palabras finales, tómate la libertad de hacerlo.

Gracias por la entrevista y por el apoyo a VASSAFOR. Satan, to the death!

Tania Giménez

Tania@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin