MALOKARPATAN

No creo que exagere si digo que MALOKARPATAN es una de las bandas recientes de Black Metal más interesante, dotando a su obra de un especial halo de misticismo inspirado (o basado) en el folklore y en los mitos de su país natal, Eslovaquia. Se vuelvan por completo en construir con su creación una experiencia completa, y de identidad propia. El pasado mes de marzo lanzaron su nuevo álbum (y el primer conceptual), “Krupinské ohne”, con la figura del Adversario como nexo común entre los temas. Hablamos con el compositor y principal fuerza tras el grupo, Adam, sobre su nuevo disco, sobre leyendas, brujería, estados alterados de conciencia y más.

Read the English version


– Hola Adam, gracias por tu tiempo, espero que estéis todos sanos por allí. ¿Cómo os ha afectado todo el tema de la pandemia a MALOKARPATAN con el lanzamiento de “Krupinské ohne”? Ya que, por ejemplo, vuestra gira con CULT OF FIRE se ha pospuesto hasta finales de año.

Hola, de nada, ¡gracias a ti también! Bueno, si no te importa prefiero no comentar nada sobre toda la histeria del coronavirus, es que ya estoy harto del tema y, en general, de la estupidez de la gente. Por ahora la gira se ha pospuesto hasta otoño aunque, para ser sincero, no me parece demasiado realista teniendo en cuenta los absurdos acontecimientos que está habiendo en el mundo. El disco en sí por ahora se está vendiendo muy bien; la primera edición en vinilo ya está agotada en Invictus Productions y la segunda está en camino.

-Para empezar, ¿cómo evolucionó MALOKARPATAN de un proyecto en solitario a una banda completa? ¿Es fácil mantener los elementos principales y la esencia intactos teniendo a más gente en la formación?

Básicamente nació de las ofertas de tocar en directo. Podía grabar discos yo solo (menos la batería, soy malísimo). Pero como empezamos a tocar en directo muy poco después de sacar el disco debut, todo surgió de forma natural. Así que para mantener vivo una especie de espíritu de grupo, dejé a los otros que fueran miembros de la banda permanentemente. Lo único que sigue igual es que soy siempre yo el que compone la música y escribe las letras. Por supuesto, tener a más componentes también influye en los arreglos de los temas, así que aunque yo componga todos los riffs básicos, podéis escuchar la contribución del resto. Definitivamente, no es fácil mantener junto a un grupo, ya que básicamente prefiero trabajar en el material yo solo, por lo que tienes que comprometer según qué cosas. Por este motivo, y para mantener un balance sano para mí, ahora mismo estoy trabajando en un nuevo proyecto al margen de MALOKARPATAN.

-¿Cuán fácil es encontrar a compañeros de banda en Eslovaquia? ¿Qué tal es por ahí la escena Metal? Porque no se conoce como una de las más grandes o prolíficas.

Extremadamente difícil para el tipo de sonido que prefiero tocar en particular. Aquí la gente tiende a tener un gusto musical cuestionable y solo escuchan a las bandas comerciales más famosas, además suelen odiar el old school. Así que solo trabajo con contactos que tengo desde hace mucho tiempo. Si tuviera que confiar en reclutar a miembros al azar, creo que me rendiría. Aquí la escena es tremendamente minúscula. Los días dorados del Metal aquí fueron durante finales de los 80 y principios de los 90, cuando aún éramos parte de Checoslovaquia. También tuvimos una escena Death Metal bastante activa durante los 90, pero el Death Metal me gusta más de los 80.

– MALOKARPATAN es un combo que siempre da una sensación especial de integridad. También parece que os centráis en la estética y en construir un imaginario misterioso y único. ¿Qué quieres proyectar con vuestra estética?

Me gusta tener una experiencia sensorial completa puesto me encantan las bandas que hacen eso. El tipo de grupos que creaban un mundo entero que era solo suyo y al que te arrastraban en cuanto le dabas al play. La música, letras, artwork, fotos del grupo… Todo debe contribuir a construir ese mundo especial. En nuestro casi, es un mundo parecido a lo que veis en pubs en las antiguas películas de Hammer Horror o en pelis como “Nosferatu”; campesinxs en un apartado pueblo de montaña en el este de Europa que son aterrorizadxs por un ente malvado sobrenatural  que vaga por el bosque de los alrededores.

– Estáis muy influidos por los clásicos sin ser un calco, creando un tipo de sonido muy concreto. ¿Con qué bandas/artistas os sentís en resonancia en ese aspecto?

¡Gracias por el piropo! ¿Te refieres a qué grupos actuales muy influidos por los clásicos que intentan construir algo original? NEGATIVE PLANE, FUNEREAL PRESENCE, CHEVALIER, CULTES DES GHOULES, FAUSTCOVEN, FURZE, VULTURES VENGEANCE, HEXENBRETT… En lo que se refiere solo a Black Metal, creo que en estos momentos Finlandia tiene la mejor escena.

– Las bandas clásicas de Checoslovaquia comparten una percepción muy singular de la oscuridad y un interés por lo Desconocido que los hace misteriosamente especiales, de MASTER’S HAMMER a ROOT. ¿Es algo cultural? ¿Vuestro entorno y tradición inspiran vuestra creación artística?

Para mí es así, definitivamente, pero supongo que no puedo hablar por nadie más. El antiguo estilo de ROOT, MASTER’S HAMMER, TORR, fue una época concreta y ya nadie hace esa música. Por ejemplo, en Grecia tienes bandas nuevas al estilo clásico de su época, como ITHAQUA o CULT OF EIBON, pero con la excepción de proyectos que duraron poco, como ZLO, esto en la antigua Checoslovaquia no existe. Aunque, para ser exacto, cuando estaba empezando MALOKARPATAN, ésa tampoco era mi idea inicial. Solo quería tocar Black Metal al estilo de los 80, con unas letras influidas por mi entorno y la cultura local. Así que fue casi una coincidencia que acabara siendo algo que recordara a esos grupos clásicos, pero también porque tengo las mismas influencias que ellos: VENOM, BATHORY, MERCYFUL FATE. Solo estuve directamente influido por el sonido del viejo Black Metal checoslovaco en “Krupinské ohne”. Aunque siempre he estado muy, muy inspirado por TORMENTOR; de Hungría, si cuenta como banda local, al menos son de la región de la Europa central.

-“ Krupinské ohne” es vuestro primer álbum conceptual. Háblanos un poco sobre esto. ¿Sucedió de manera natural? ¿Era algo que tenías pensado hacer en algún momento? ¿Cuáles son algunos de tus discos conceptuales preferidos que pudiste tomar como ejemplo?

Sí, siempre he querido hacer un disco conceptual ya que me flipan. Tienes que tener ese poco de autismo friki para disfrutar de esto por completo. Mi principal influencia en esto sería, por supuesto, KING DIAMOND, casi no escucho a ningún otro artista aparte de él y MERCYFUL FATE. Es que es de otro mundo, y nunca habrá nadie como él. Otra gran inspiración fue el Rock progresivo de los 70, estuve leyendo la autobiografía de Rick Wakeman y escuchando mucho sobre todo su disco inspirado en el Rey Arturo. Y después otros más “locales”: TUDOR – “Bloody Mary”, ROOT – “Kärgeräs” y CERBERUS – “Trójska Vojna”.

-Y, ¿cuál es el principal concepto y los temas o historias más importantes que se tratan en el largo?

El disco cuenta la historia, mayormente real, de un aquelarre de brujas en la pequeña ciudad de Krupinga durante el siglo XVII. Se escribió en las crónicas de la ciudad en su momento y más tarde se estudió en un libro dedicado a este tema que salió a finales de los 70. Muchas de las letras las cogí directamente de confesiones de las brujas transcritas en el libro. En algunas pequeñas partes de la historia añadí mi propia fantasía, pero la mayoría está sacado de esos textos del siglo XVII; de los primeros contactos de las brujas con una figura que apareció una vez en la forma de una enorme cabra negra vestida de hidalgo, pasando por varias actividades de magia negra en las que estuvieron involucradas majo la dirección de Esta figura, hasta su muerte en la pira.

-¿Cuán diferente fue componer un disco conceptual? ¿Cómo fue el proceso de composición?

Fue un poco más complicado que escribir un disco normal, sin duda. Intenté que la historia encajara a la perfección con lo que sucede en la música, así cuando hay un cambio en el escenario o en el ambiente de las letras, la música lo sigue. Quería una obra que funcionara casi como una obra de teatro o una película.

-Habláis de folklores y mitos de vuestra tierra. ¿Tratar esos temas es algo que encaja con vuestro imaginario? ¿O es una reafirmación cultural?

Tan solo es la forma de inspiración más natural, ya que las leyendas del folklore de nuestro país son las que mejor conocemos y con las que es más fácil relacionarnos. Si echáis un vistazo a las letras desde una perspectiva más amplia, siguen los esquemas ideológicos básicos del Black Metal; tan solo buscamos el lado oscuro, la plataforma ideológica del Adversario de nuestra cultural local.

-El lenguaje también puede ser un recurso estético/artístico. ¿Qué lenguaje/vocabulario usas para tus letras y qué importancia tiene? Ya que he leído que, por ejemplo, utilizas palabras arcaicas de distintos dialectos.

Sí, nuestras letras no son en eslovaco convencional. Lo cual crea una situación bastante curiosa, porque a veces a gente eslovaca le cuesta entender nuestras letras. Si, por ejemplo, son de la otra punta del país, los dialectos son diferentes. Uso una especie de mezcla libre de dialectos locales de la parte oeste de Eslovaquia (de donde somos) y lo mezclo con muchas palabras arcaicas que encuentro en literatura de otros siglos, sobre todo del siglo XIX (los poetas del movimiento romántico eslovaco), pero a veces incluso anteriores. Como con el nuevo disco, que en muchas partes tiene vocabulario del siglo XVII.

-También tratáis la brujería desde una perspectiva más general o amplia. De hecho en todos vuestros discos hay estados alterados, referencias a lo alucinógeno, en este caso yendo de la mandrágora a algunos detalles de la portada. ¿En qué historia se fusionan el folklore de vuestro país y la brujería? ¿Desde qué perspectiva escribís sobre estos temas centrales? Ya que no dais una clase de historia.

La cultura tradicional de nuestro país es profundamente pagana, solo se vistió de catolicismo en la superficie. Estas mujeres (y hombres) que fueron consideradxs brujxs durante la época de la caza de brujas en Europa, creo que solo continuaban algo más ancestral, una espiritualidad paneuropea que sobrevivió largos siglos después de la cristianización. Lxs eruditxs que hablaron de tales teorías fueron, por ejemplo, Margaret Murray, Carlo Ginzburg o Jules Michelet. Lo que sacamos de estas descripciones de ritos del Sabbath recuerda a un culto de fertilidad pre cristiano con aspectos de chamanismo  (viajes por el cielo nocturno a través de un lugar remoto donde se celebró el Sabbath). Es muy posible que al menos uno de esos viajes nocturnos fuera auxiliado por hierbas alucinógenas o ungüentos que causaban estados alterados de conciencia y abrían nuevas puertas para que se manifestaran ciertos poderes. En algunas de las esquinas más remotas de Eslovaquia, seguía habiendo estas curanderas durante el siglo XX. Trescientos años antes habrían sido consideradas brujas. Intento escribir sobre estas cosas desde una perspectiva un poco más simplista, básicamente como si fuera un campesino más. Pero en el nuevo largo usé un tono más pomposo, así se podría parecer a un libro de hace siglos, con el objetivo de llegar a un público erudito de aquella época.

-Como he mencionado antes la portada, ¿quién es la figura? Y, ¿qué representa la portada en sí? Hay muchos símbolos.

Muy fácil, ¡es el Demonio! Esa parte no tiene nada de sutil, las brujas de la historia hablan directamente de varios contactos con Él, así que decidí poner la figura principal tras esto justo en la portada. La forma peculiar de Su encarnación es una mezcla de mis inspiraciones que vienen del cine checoslovaco de los 50 y grabados medievales. Preferiría que la gente mirara los símbolos por sí misma y encontrara sus significados personales, pero solo mencionaré que las lagartijas simbolizan el Inframundo y el farol rodeado de luciérnagas representa los temas prometenianos/luciferinos del álbum (los aquelarres de brujas eran seguidoras de la Verdadera Sabiduría, la que la Iglesia ocultó de  las masas igual que lo hizo el tirano dios demiurgo Yahveh, que estaba celoso de lxs humanxs que descubrían la Sabiduría Oculta).

-Siempre habéis utilizado muchos samples. ¿Cuál es la historia tras algunos de los samples usados en el nuevo álbum?

Algunos están puestos ahí solo para realzar la atmósfera, otros tienen un importante significado simbólico. El simple del principio del tema sobre la mandrágora está sacado de una antigua película local que trata sobre el emperador Rodolfo II, un conocido patrón del ocultismo y la alquimia en Centroeuropa. En esta escena el emperador se propone arrancar una raíz de mandrágora una colina donde había una horca. En el final de la canción del disco hay un simple narrado de un interrogatorio a una bruja sacado de una película de los años 50 que trata sobre un juicio contra brujas en Eslovaquia, así que encaja perfectamente ya que la canción trata sobre la última parte de la historia durante la cual las brujas eran encarceladas y torturadas para que confesaran. El comienzo de la tercera pista es una antiguo película checoslovaca, “Witchhammer” así que, de nuevo, un guiño claro. Pero gran parte de este material también lo he grabado yo mismo usando varios instrumentos típicos y menos típicos y otras cosas, como un estilófono y un carillón por ejemplo.

– «Krupinské ohne» tiene una atmósfera muy particular. ¿Qué inspiro todo el ambiente del álbum (además de otra música)?

Folklore, libros, películas, mi vida personal… Todo, básicamente. Viajes a castillos, el ambiente siniestro de ciertos lugares en el bosque, películas épicas clásicas de los años 50 y 60. También intentaba meterme en el  estado de ánimo y en el ambiente de esos pequeños pueblos del siglo XVII, de qué manera tan distinta veían el mundo en comparación con el pos humano mediocre enganchado a series de Netflix, que cree que entiende el mundo por completo porque lee artículos de ciencia pop. Mi asco por la humanidad de hoy en día me inspira mucho, y me hace respetar más a aquella gente de épocas pasadas, cuando la vida era más misteriosa y peligrosa.

-Diría que este disco tiene un fuerte rollo de Prog de los 70. Incluso los cortes son más largos. ¿Se desarrollan así las canciones, y fluyen, de una mantera más natural?

¡Muy cierto! Bueno, solo es mi mala costumbre escribir temas largos con muchas partes distintas. A veces lo odio, de hecho, porque las canciones cortas y pegadizas, con una estructura simple, no tienen nada de malo. Pero, de alguna manera, está en mi naturaleza componer de esta forma, y en esta obra lo llevé a propósito a otro nivel. Creo que encaja perfectamente con la naturaleza conceptual del redondo, así que no me arrepiento de haberlo hecho así.  Hará que este disco destaque entre nuestras obras, no necesariamente de una manera competitiva, sino simplemente como algo diferente.

-Dicho esto; ¿qué tienen en común estilos aparentemente opuestos a primera vista para algunxs, tales como el Heavy Metal, Black Metal o el Prog rock?

Todos comparten la fascinación por el pasado: mitos, folklore, historia. Comparten un profundo anhelo por épocas que fueron más mágicas, menos mundanas que nuestras aburridas vidas en ciudad de cristal, con arquitectura sin alma y productos de plástico barato. Si coges grupos como YES, CIRITH UNGOL y, por ejemplo, los primeros SATYRICON, también comparten una manera de componer poco convencional; temas largos que te sumen en un viaje en vez de tan solo repetir patrones de verso-estribillo. Este desdén por las convenciones es lo que me atrajo del Black Metal hace muchos años.

-En el redondo hay varios elementos nuevos, y algunos instrumentos poco convencionales. ¿Cuáles usasteis esta vez? Y, ¿qué aportan a los temas/álbum?

Los añado para enriquecer los elementos atmosféricos, hacen que el disco de la sensación de ser una obra de teatro o una peli épica. Esta vez (de lo contrario a “Nordkarpatenland”, donde también pensaba hacerlo), tuve suficiente tiempo para grabar estos instrumentos menos estándar, así que usé un montón. Para un ambiente fantasmagórico utilicé ruidos de un estilófono y tubos de corrugados que son, literalmente, tubos de plástico que retuerces y hacen un sonido misterioso. El carillón lo usé en varias partes por su sonido místico único. Y después usé un montón de diferente percusión, bandas sonoras de películas vintage y algo de música clásica (por ejemplo “Apensinfonie”, de Richard Strauss). Esa fue la inspiración.

-De hecho cada disco que sacáis es diferente pero, ¿qué es lo que los une?

Afortunadamente (de momento) soy incapaz de hacer dos veces el mismo disco. Una vez se llega a ese punto, supongo que será para cualquier músicx el principio de una muerte creativa. Los álbumes de MALOKARPATAN están todos muy unidos por el concepto general de partes oscuras y grotescas del folklore local. Hay muchas formas de capturar estos ambientes, de la oscuridad primitiva de nuestro debut a la épica más elaborada de “Krupinské ohne”.

-¿Un disco distinto necesita un sonido distinto?

No necesariamente para todos los grupos, pero yo lo prefiero así. De momento he usado un sonido de guitarra totalmente distinto en cada disco. Prefiero la variedad que la monotonía. Hay también bandas que encuentran un sonido de guitarra muy concreto y lo usan en todas sus obras. Tampoco tengo nada en contra de eso. Simplemente prefiero alterar el sonido general para lo que sea que pide el disco en el que estamos trabajando en ese momento. “Krupinské ohne” es más oscuro y siniestro que las canciones enérgicas de “Nordkarpatenland”, así que también hice el sonido de guitarra más oscuro y denso.

-Dicho todo esto sobre “Krupinské ohne”; ¿cómo lo describirías con solo 3 palabras?

Supongo que épico, sombrío y excéntrico. La mezcla de esos tres elementos es lo que le dio su espíritu.

-Y, antes de terminar esta entrevista, ¿cuáles son tus planes de futuro a corto plazo? ¿En qué estás centrado?

Ahora mismo no estamos haciendo mucha cosa con MALOKARPATAN, todos los futuros conciertos se han cancelado o pospuesto debido a la situación actual. “Krupinské ohne” al final fue un proceso agotador. Ahora estoy muy satisfecho con el resultado, pero necesitaba centrarme en otra cosa después de terminarlo. Así que ahora mismo estoy grabando un nuevo proyecto bastante diferente de MALOKARPATAN. Está inspirado por la parte más melódica y atmosférica del Black Metal de principios/mediados de los 90, lo que escuchaba de adolescente. Espero que salga en este año, aunque todavía no he elegido un sello. Será algo un poco internacional, ya que el batería es finlandés. Los otros chicos, por lo que sé, están trabajando en material nuevo de KROLOK y ALGOR.

-Esto es todo por nuestra parte, gracias una vez más por responder a nuestras preguntas. Si quieres añadir algunas últimas palabras, es tu turno.

De nada, ¡y gracias a ti también por el interés en MALOKARPATAN! Para lxs lectorxs, es difícil mencionar planes exactos ahora mismo pero, definitivamente, pueden esperar más música del resto de bandas de todos los de MALOKARPATAN.

Tania Giménez

tania@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin