SÖLICITÖR

SÖLICITÖR es una banda joven formada de las cenizas de SUBSTRATUM y HEXENGEIST que presenta su primer EP, un trabajo que ellos mismos autoeditaron en primavera de este mismo 2019 pero, tras ver el potencial, Gates of Hell ha decidido reeditarlo hasta que el combo lance su primer álbum de larga duración el año que viene. Hoy charlamos con su frontwoman Amy sobre su historia y sus planes, pero también sobre la responsabilidad de ser consciente de su posición como frontwoman, de cómo utilizar esta como herramienta de empoderamiento para otras mujeres, de la necesidad de señalar comportamientos sexistas y, sobretodo, sobre la importancia de que los hombres sean parte de este cambio.

 

Read the English version

 

– Hola Amy, muchas gracias por responder a nuestras preguntas. ¿Cómo va todo ahora mismo con SÖLICITÖR? ¿Qué tal está ahora la banda?
Hemos estado marchando a la velocidad de la luz, y con la presión de sacar nuestro primer largo. Creo que el dicho es «de la sartén al fuego». Para un grupo nuevo, con solo cuatro temas editados oficialmente, el «hype» y el momento entorno a este proyecto ha sido abrumador, pero no del todo inesperado. Hemos trabajado increíblemente duro para hacer que esto sucediera. Se necesita compromiso y dedicación, especialmente ahora, que yo vivo en Portland y mis compañeros de grupo en Seattle. Hace que parte de nuestro trabajo colaborativo sea difícil, ya que no siempre estoy presente, pero los chicos me mandan bocetos de las canciones en el local de ensayo para ver qué pienso, y les mantengo informados sobre novedades de temas logísticos en tiempo real. Cómo hacemos este trabajo es un milagro para mí.

 

– SÖLICITÖR nació después de que tu anterior grupo, SUBSTRATUM, se separara uniendo fuerzas con miembros de HEXENGEIST pero, ¿qué os llevó a formar una banda como esta?
Todos acordamos que no queríamos perder el tiempo; si íbamos a empezar este grupo, tenía que ser o todo o nada. Ya no somos tan jóvenes, y no nos vamos a conformar con menos. Así que cuando nos sentamos y decidimos hacer esto, en realidad nos sentamos y hablamos durante mucho tiempo sobre lo que queríamos y lo que no. Tenía una visión muy clara de cómo quería que nos viéramos y cómo quería que sonáramos sin desviarnos demasiado de nosotros mismos. Como la frontwoman de este nuevo combo de las cenizas de SUBSTRATUM, no quería sacrificar el trabajo que ya había dedicado en convertirme en una fuerza de la naturaleza. Siempre que hemos tomado lo que hemos aprendido con los años y lo hemos perfeccionado en algo más duro, más rápido y más ruidoso.

 

– Incluso aunque sois una banda bastante joven, tocáis mucho en directo. ¿Consideras que SÖLICITÖR pertenece al escenario? De hecho el año que viene llegaréis a Europa, vais a tocar en el Keep it True, que es como la Meca para los amantes del Metal tradicional. ¿Cómo os sentís al respecto?
«Abrumada» es una palabra que uso mucho. Esperaba algo de entusiasmo. Esperaba tocar a menudo. No esperaba girar durante un mes con cuatro canciones y hacer múltiples entrevistas internacionales, ofertas de festivales y ofertas de giras. Quizás después del disco de larga duración, claro pero, definitivamente, no en el primer año. Nos sentimos increíblemente agradecidos por las invitaciones y oportunidades que hemos recibido y tenemos ganas de seguir demostrando que vale la pena mostrarnos atención.

 
– En 2010 sacaréis vuestro largo debut, ¿en qué punto del proceso estáis? ¿Nos puedes contar ya algo sobre el?
Tenemos un puñado de temas y estamos en el proceso de escribir los solos y letras. Estamos planeando entrar en el estudio en noviembre. Esperad nada de florituras, ejecución al estilo Speed, sleaze y riffs más duros que nada. Mi voz la estoy ejercitando. Aparte de eso, no puedo decir mucho más.

 
– Tocáis un Speed/Thrash Metal muy tradicional con elementos de diferentes estilos. ¿Teníais una visión clara del tipo de música que queríais hacer con SÖLICITÖR?


Muy al principio de la formación de este grupo hablamos sobre que queríamos tocar rápido y ruidoso, pero con precisión y exactitud. Como un cuchillo, ¿sabes? Así es cómo lo veo en mi mente; cortando a través de la sangre y los gritos. Aparte de eso, en realidad no hay limitaciones. Todos tenemos influencias similares pero distintos backgrounds musicales, y creo que eso nos ayuda a no estancarnos durante el proceso de composición.

 
– Y, ¿cómo se os ocurrió el nombre del grupo? Es bastante directo pero no da ninguna pista sobre el estilo que tocáis, aunque cuando veo la diéresis pienso en  MOTÖRHEAD, lo cual crea en mi mente la imagen de un grupo sin florituras, directo y con un sonido sucio.
Lo has clavado con esa descripción. Eso era lo que queríamos. Hay demasiados nombres de grupos y todo lo demás está cogido, ja.

 
– Después de sacar vuestro EP en cinta ahora Gates of Hell lo reedita. ¿Cómo surgió esta colaboración con ellos?
En realidad estuvieron interesados en un posible lanzamiento de SUBSTRATUM. El timing fue bastante impecable. Acabábamos de grabar una demo de dos cortes en nuestro local de ensayo y SUBSTRATUM llevaba un par de meses muerto. Max Nazaryan me había puesto en copia en el e-mail, y mandé los temas, y la conversación empezó ahí.

 

– Os mantenéis fieles a un estilo muy de los 80 en todas las formas posibles, de la portada al sonido y las temáticas. ¿Qué es para ti lo más importante en en disco del género? ¿El sentimiento general y la actitud? ¿El sonido? ¿La velocidad?
Diría que todas esas cosas, sí. No quiero decir que seamos retro, preo tampoco quiero decir que no lo seamos. Tomamos influencia de esas bandas clásicas (y de algunas underground también) que a todo el mundo les encantan, y las adaptamos a nuestro nuestro, lo aceleramos, lo pulimos, y lo sacamos ahí fuera.

 

– De todas formas, creo que tenéis un elemento característico; tras esta velocidad y el enfoque general directo hay un rollo oscuro subyacente. Una oscuridad casi mística que me recuerda a algunos contemporáneos vuestros como MYSTIK (Suecia). ¿Ponéis el foco en el ambiente general o simplemente sale de forma natural?
No creo que ninguno de nosotros sea naturalmente gente optimista, diría que por eso hemos tenido esa oscuridad en nuestras vidas y hemos pasado muchas cosas. Por que lo que creo de forma natural estamos atraídos al límite del confort, una realidad en la que nada se puede dar por sentado, ni en la que te puedas amparar en algo. Somos fuertes en nuestras intenciones mientras compones, dudo que escuchéis de nosotros algún tema de rock fiestero.

 

– ¿De dónde viene esta oscuridad? Libros, películas, un cuadro, un momento…
Vivimos en tiempos difíciles y el mundo que nos rodea está completamente loco.

 

– Hablando de ello, ¿qué emociones queréis provocar o qué ambiente queréis transmitir a vuestros oyentes?
Ciertamente, hay un sentimiento de un final inminente y de desesperanza, de nuestras letras a nuestros riffs, «eres incapaz de pararlo, así que tómalo», hay mucho que desgranar. No puedo evitar sentirme así en este momento en particular con todo lo que se está enfrentando toda la humanidad como colectivo; política, guerra, cambio climático, desigualdad y con la avaricia que nos rodea. Por lo que pienso se transmite de esa forma cuando alguien nos está viendo, no pueden evitar sentir que estamos aquí para tomar las riendas. Estamos dominando ese escenario, estamos destrozados vuestros oídos, y no nos vamos a ir a ningún lado. Hay algo de maldad en eso.

 

– Las letras cubren temas habituales en el Metal tradicional. ¿Crees que aferrarse a ciertos estereotipos es casi necesario para construir esta estética ochentera y para proporcionar algo entretenido?
Hasta cierto punto siento que no es Heavy Metal si no tienes una línea sobre espadas. O magos. O cuero. O sobre conducir rápido. Tiene que haber un tema recurrente para mantener todos los hilos y subgéneros unidos, de lo contrario pierde un poco su alma.

 

– Cuando reseñé el EP mencione que tu voz me recordaba a una mezcla entre Kim Sixx y Leather Leone (con toques de Jutta Weinhold, Dawn Crosby y estéticamente a una Betsy Bitch más Punk) pero, ¿cuáles son algunas de tus principales inspiraciones como vocalista y frontwoman? ¿Hay otras artistas femeninas a las que puedas mirar en busca de inspiración?
Esas son grandes intérpretes y vocalistas. Definitivamente, tengo que añadir Ann Boleyn, Azuzena Dorado de SANTA y Doro Pesch a esa lista. He visto un montón de vídeos de Jutta Weinhold y Leather Leone. Aunque al final, Ronnie James Dio y Rob Halford siemrpe serán mis influencias definitivas, aunque admito que en parte porque en mis primeros años escuchando Punk o Metal no conocía a tantas artistas femeninas, a parte de Wendy O, Beki Bondage, Polly Styrene o Lita Ford.

 
– Dicho esto sobre vuestro EP; ¿cómo lo describirías con solo tres palabras?
Duro, rápido, ruidoso.

 

– Aparte de frontwoman tienes una sólida carrera como promotora, de hecho hace poco organizaste la última edición del Eliminator Fest. ¿Cómo fue? ¿Durante cuánto tiempo lo has estado organizando?
En realidad este fue el primer año del festival. Max Nazaryan (anteriormente guitarrista de SUBSTRATUM, ahora cnatando para BERETTA) y yo habíamos colaborado antes en el primer año del renovado NW Metalfest y después decidimos seguir con nuestra propia idea el segundo año. Es un proceso de un año entero, sinceramente, para hacer que todo funciona y encargarse de todo con suficiente tiempo. Con este encajamos el golpe y aprendimos algunas lecciones muy duras. Organizar cualquier concierto ya es lo bastante difícil. ¿Organizar un festival de dos días, con dos escenarios y solo dos personas tras el? No estoy segura de si volveremos a hacerlo alguna vez. Fue un evento más pequeño de lo que se esperaba y no estoy segura de que cumpliera con nuestras expectativas, pero hubo un entusiasmo por parte de los acérrimos que me alegró mucho ver. En general fue relajado, nuestras bandas fueron geniales, y MORBID SAINT y DECEASED lo pasaron genial en Seattle.

 

– El Metal siempre ha sido una comunidad dominada por hombres, y en el arte en general la mujer siempre ha sido invisibilizada, por lo que el Metal no es una excepción. ¿Dirías que la forma en que el mundo del Metal (y la sociedad en general) percibe a la mujer en nuestra comunidad está, poco a poco, cambiando? Ya que parece que hoy en día la gente está más concienciada o no tiene miedo de alzar la voz y señalar comportamientos sexistas (o de cualquier otro tipo).
Ya sabes, me gustaría mucho pensarlo. Eso espero. Espero que al final senos considere artistas e intérpretes por derecho propio, sin tener que estar constantemente anticipando tener que luchar para llegar a eso.

 

– Como he dicho, la mujer en el arte y en espacios maculinizados siempre ha sido invisibilizado, es por ello por lo que no solo hay hay menos mujeres músicas (aunque hay muchas), sino menos mujeres en cualquier ámbito artístico. Porque las artistas femeninas se encuentran con más obstáculos, tienen que luchar contra la sexualización, la invisibilización, la infantilización, etc. Por el simple hecho de sacar discos y estar sobre el escenario estás animando a que otras mujeres hagan lo mismo. Imagino que esto es algo en lo que no piensas cuando estás componiendo música pero, ¿dirías que también puedes utilizar tu posición como frontwoman como una herramienta de empoderamiento incluso para otras mujeres?
Soy totalmente consciente de mi posición como frontwoman incluso cuando compongo. Sé que otras mujeres verán lo que estoy haciendo, lo que estoy diciendo, cómo me muevo y cómo interactúo con mis compañeros de banda. Ahí arriba no debes de tener miedo, y tienes que transmitir eso de una forma en la que llegue. No quiero escuchar a alguien decir «me gustaría hacer lo que tú haces», quiero escucharlas decir, «¡quiero hacer lo que haces». Y eso es poderoso.

 

– Como es habitual, imagino que se aplicará regularmente el término «female fronted» a SÖLICITÖR. ¿Cómo te sientes al respecto? ¿Te parece bien o percibes que es una descripción muy vaga basada únicamente en el género?
Con toda sinceridad, odio esa etiqueta. Solo somos un grupo. Nos gusta tocar rápido. Si te gusta, genial. Si te encanta, aún mejor. No quiero que esa sea la única razón por la cual nos escuchan, por la que nos rechacen. ¿Odiarlo porque soy mujer? Aparta el culo de aquí, estamos en 2020 y ya no es la novedad. Fin de la historia.

 

– Antes de terminar esta entrevista, ¿cuáles son algunos de los comentarios más molestos y sexistas que has escuchado hacia ti en la comunidad Metal o algunas de las experiencias más exasperantes que has vivido como mujer en el Metal?
Me han parado y me han preguntado «¿estás con el grupo?» o «¿llevas el merch?» (hola manager/promotor de la sala, soy la que te manda emails cada día, estoy en el grupo). Ha habido gente que me ha criticado o comentado mi aspecto y lo que visto de una forma muy extraña e indignante. Por ejemplo, «no vistes como esas putitas del Metal, puedo decir que eres auténtica». A eso se le pueden sacar muchas cosas. O mejor «tienes pinta de que podrías darme una paliza, apuesto que también me gustaría». ¿Así que eso te gusta? Pues ves pagando, seductor. Otra cosa, viendo claramente la doble moral con la que las mujeres en nuestra escena se enfrentan cada día, siendo cuestionadas constantemente sobre si somos lo suficiente auténticas, diciéndonos y mostrándonos que nuestras voces no vale la pena ser escuchas cuando tenemos algo importante que decir o que añadir a ciertos diálogos. No me gusta que se me considere «otro de los chicos», no he elevado por encima de otras mujeres en mis conciertos porque yo estoy sobre el escenario y ellas no. O porque penséis que soy más guay porque estoy en una banda. Odio esa sensación. Aunque creo que la peor sensación es ver cómo alguien es completamente ignorado y repudiado. La agresión y el acoso sexual se deben tomar en serio y las consecuencias sociales que vienen con ello no las debería soportar únicamente la víctima. Hemos a mujeres desvanecerse y desaparecer de grupos porque no se sentían escuchadas o apoyadas. He visto a hombres chocar la mano los unos con los otros por «haber dejado atrás ese drama» y a los agresores se les ha permitido hacer la misma mierda muchas veces hasta que finalmente se desploman. No estoy hablando sobre separaciones tóxicas provocadas por el alcohol y la adolescencia, cuando una mierda te sigue durante diez años. Hablo sobre esos hombres que hacen callar a las mujeres delante de todo el mundo en conversaciones, y las hacen de menos, como niños. Hablo sobre hombres que hablan de mujeres como si no perteneciéramos o no tuviéramos un lugar en el Heavy Metal, o cualquiera a menos que sigamos una lista de pautas y preferencias. Los hombres que nos ponen la mano encima y nos llaman mentirosas, y que hacen que nos echen de conciertos por «crear drama», porque para ellos no es nada, ¿verdad? Porque son un gran tipo, ¿no? Pensad en ello. Si algo tiene que cambiar, quiero ver cómo los hombres señalan estas mierdas porque, francamente, estoy cansada de predicar a los habituales.

 
– Y, finalmente, ¿cuáles son ahora vuestros planes de futuro a corto plazo?
¡Tengo que terminar este disco y acurrucarme con mi gato!

 

Tania Giménez
tania@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin