SANTA LUCIA

En la década de los 80, en Finlandia, hubo un momento en el que un grupo de compañeras de colegio, con formación musical pero con solo doce años, decidieron que querían formar una banda de Rock. Y la formaron. Se llamó SANTA LUCIA y estas cinco artistas decidieron dedicar su juventud a este peculiar grupo de Metal que combinaba elementos tan dispares como el Heavy con el Post Punk y que cantaba en finés. Lanzaron, además de varios singles, un EP y un único álbum para separarse a comienzos de los 90. Regresaron en la década de los 2000 después de que su sello compatriota, Svart Records, se pusiera en contacto con ellas, con quienes lanzan ahora un recopilatorio que contiene todo el material (también inédito) del grupo. Hoy indagamos en esta banda de culto de la escena finlandesa entrevistando a Meili.

 

Read the English version

 

 


– Hola y, antes de todo, gracias por responder a nuestras preguntas. ¿Cómo os sentís al estar sacando material nuevo después de tanto tiempo?
Gracias Tania, estamos muy contentas y honradas de que nos contacte Queens of Steel. De hecho, esto es lo que sentimos cuando nos contactó Svart Records. Más o menos ya habíamos tomado la decisión de que ya habíamos terminado. ¡Por segunda vez! En 1992 cuando decidimos dejarlo definitivamente y en 2013 tras algunos conciertos de reunión. Que contactara con nosotras Svart Records y que nos convencieran de que valía la pena lanzar este triple, simplemente pensamos, «vale… sigamos adelante…». Pero todo este interés hacia nosotras salió de la nada, ¡es una sensación absolutamente maravillosa!

 

– Para empezar, ¿cómo nació SANTA LUCIA? Teníais doce años cuando formásteis la banda por lo que imagino que esta fue vuestra primera aventura musical.
Nosotras (Mape, Sipe, Kultsi y Häte) nos conocimos en primaria, con siete años, y Aide entró en el grupo un par de años después. Teníamos una sólida experiencia de la escuela de música y de la música clásica, pero también escuchábamos Rock, íbamos a ver a grupos y seguíamos algunas cosas de Pop y Rock que salían en la tele en aquel momento. Pensando en lo que nos animó a empezar nuestra nueva banda, fue el surgimiento de la escena Rock finlandesa a principios de los 80. Algunas de las formaciones tuvieron un fuerte impacto en nosotras musicalmente y en lo que se refiere a los hábitos de una mujer rockera.

 

– Y, ¿qué representa el nombre el grupo? Imagino que será una referencia a Lucian Paiva.

En cierta forma sí, porque el día de Santa Lucía (13 de diciembre) solía ser la noche más larga del año, así que va de un invierno largo y de oscuridad, pero además va de la mártir Santa Lucía, una dama en un vestido blanco con velas, a quién honramos en Escandinavia, y quien trae luz a un mundo de oscuridad. Al principio el nombre era un chiste, y para nosotras una declaración: Santa Lucía representando a la bella y convencional figura femenina, todo lo contrario a nosotras tal y cómo lo veíamos. A toro pasado, hay mucho más en la historia de Santa Lucía de lo que tuvimos en cuanta al principio: es una historia intrigante en sí, pero también desde la perspectiva narrativa del Metal.

 

– Algunos años después de formaros lanzásteis algunos singles, hasta que salió vuestro disco debut en 1990. ¿Cómo fueron esos primeros pasos? ¿Qué tipo de actividad tuvísteis durante esos años anteriores a editar vuestro primer álbum?


Tocamos y tocamos y tocamos, como muestra el diario de Mape de aquellos tiempos. Sinceramente, ensayamos muy en serio y mucho. Ensayamos en casa de la abuela de nuestra batería, nuestros padres nos apoyaban muchísimos y se implicaban comprándonos mejores instrumentos, como amplis Marshall por ejemplo, y en muchos aspectos para nosotras era un negocio sero. Al mismo tiempo, teníamos fiestas y geniales y de borrachera en nuestro local de ensayo. Y, al mismo tiempo, éramos adolescentes inseguras y problemáticas que iban al instituto, como el resto de nuestra edad.

 
– Antes de vuestro debut fichásteis con Poko. ¿Cómo fue para una banda de chicas adolescentes, todavía sin disco, fichar por un sello?
Como en muchas cosas, no nos pareció demasiado peculiar, sino que éramos más del rollo «¿Y…? ¿No es esto lo que hacen los grupos…?». Aunque nos tomábamos nuestra música y el grupo en serio, en realidad nunca planeamos nada tipo «esto es lo que hacemos en un año», y «aquí es dónde estamos en tres años», ¡simplemente tocábamos! Y tocábamos bien. Y lo sabíamos. Quizás esta es la razón por la cual fichar por un sello nos parecía algo «normal». Pero el hecho en sí, conseguir el contrario, para nosotras fue algo único y poco común. Teníamos dieciséis años y habíamos dado un concierto como teloneras en Tampere. Nuestro agente de booking, Jouko Karppanen, había invitado a Epe Helenius, jefe de Poko Records, a ver al «interesante grupo del norte», y después del concierto estábamos esperando que un magnate de discográfica con un puro en la boca viniera a conocernos.  Entonces llegó Epe con una gorra y nos preguntó al momento «cuándo querríamos sacar un single y quién nos gustaría que lo produjera».

 

– Entonces «Arktista hysteriaa» vio la luz del día en 1990. ¿Qué recuerdo guardáis de todo el proceso? Ahora se considera un disco de culto, imagino que entonces no lo esperábais.
Cómo era típico de la época, los calendarios en el estudio era justos y había poco tiempo. Grabamos el disco durante las vacaciones de Semana Santa del instituto en el legendario Tico Tico Studio en nuestra ciudad Natal, Kemi, el culo de la bahía de Bothian, como se le rebautizó. Los primeros días solo jugábamos a cartas, bebimos café (mucho) y fumamos cigarros (muchos). Decidimos autoproducir el disco «Arktista hysteriaa» («histeria ártica») e, curiosamente, el sello lo permitió. Increíble a toro pasado. Por otro lado, muestra cómo la discográfica nos permitió ser nosotras completamente. No había absolutamente ningún límite.

 
– ¿Qué os llevó a separaros en 1992? La industria musical cambió mucho cuando irrumpió el Grunge y fue difícil para la mayoría de grupos de Metal. ¿Os afectó esto de alguna forma?
¡La vida! Formamos la banda a los doce años de edad y tocábamos hasta que estábamos en los veinte. Estuvimos juntas durante toda nuestra juventud, pero entonces nos separamos por el campo después de nuestros estudios. No hubo ningún drama. Al contrario, nos sentíamos agradecidas por el viaje que habíamos hecho juntos. En aquel momento tuvimos que considerar cuánto tiempo y esfuerzo queríamos invertir cada una de nosotras en el combo en una situación en la que todas estábamos lejos las unas de las otras, no teníamos conversaciones serias y analíticas sobre qué esperamos del grupo, pero en aquel momento nuestros planes de futuro simplemente ya no incluían al grupo.

 
– Tocábais Heavy Metal con toques de Speed Metal, pero también con elementos de Rock o incluso Post Punk. ¿Qué grupos os gustaban por aquel entonces?
En orden alfabético… CYNDI LAUPER, D-A-D, THE DOORS, DURAN DURAN, FAITH NO MORE, GUNS N’ ROSES, HANOI ROCKS, HASSISEN KONE, HOLY MOSES, IRON MAIDEN, MADONNA, METALLICA, PEER GUNT, PINK FLOYD, POLICE, QUEENSRYCHE, RAINBOW, SADE, U2, VOIVOD…

 
– Básicamente fuísteis la primera banda solo de mujeres de Metal que salió de Finlandia, por lo que cerca de vosotras no teníais demasiadas mujeres de las que tomar inspiración. ¿Teníais algunas «role models» femeninas o mujeres artistas que os hubieran motivado a la hora de coger vuestros instrumentos?
En realidad no. A finales de los 80/principios de los 90 había en Finlandia un movimiento Pop-Rock feminista muy fuerte y participamos en algunas actividades de Rockluuta («escroba Rock»). De todas formas, en aquel momento no entendíamos el trajín de las mujeres. Solo tocábamos. Pero teníamos grandes mujeres a nuestro alrededor: nuestras madres.

 
– ¿Cuán fácil fue en aquel entonces para una banda formada por chicas solo conseguir conciertos y no ser desacreditas? ¿Crees que tuvísteis que trabajar más duro que si hubiérais sido hombres?
Para nosotros, no éramos una banda femenina por definición. Éramos un grupo de amigas que resulta que habían formado un grupo Pero, como he dicho antes, trabajamos duro y creíamos en lo que hacíamos, y creíamos que esa era la principal razón por la que conseguíamos conciertos, contratos, etc. Janne Joutsenniemi, bajista-cantante de la banda de Thrash Metal finlandesa más popular, STONE, ha mencionado que para el que fuéramos todo mujeres era «la guinda del pastel», pero que no importaba, porque éramos un grupo muy rudo, y tan malhabladas como el, por no mencionar toda la cerveza que bebíamos. Nuestro agente de booking, Karppanen, recordó que: «las incluí en mi roster porque me gustaban ellas y su actitud. Se les había ocurrido un estilo y concepto únicos. Eran muy, muy únicas, no copiaron a nadie. En el escenario tenían mucha energía».

 
– El Rock y el Metal siempre han sido comunidades dominada por el hombre y en el arte en general la mujer siempre ha sido invisibilizada, por lo que el Metal no es una excepción. ¿Creéis que el rol que juega la mujer en el mundo del Metal (y la forma en que el público/sociedad la percibe) ha cambiado desde que estábais activas durante los 80/90?
En general ahora hay más mujeres en el negocio, hay bandas y solistas pioneras a nivel internacional y en Finlandia, pero la invasión prominente de bandas femeninas sigue esperando. Incluso hoy en día parece que es más común que las chicas se inscriban en academias de música que animarlas a coger un instrumento (de rock) y formar un grupo. El género y la apariencia también parece ser «el» problema cuando se habla de músicas femeninas en la prensa, en vez de la música. Aparentemente, todavía hay mucho por hacer en casa, por los profesores de música y la prensa, si queremos ver una escena Rock y Metal más equilibrada e igualitaria.

 
– Ahora que acaba de salir el recopilatorio «Perse Palaa». ¿Cómo surgió todo? ¿Y trabajar con Svart? Están haciendo mucho por el Rock finlandés.


El trabajo que hace Svart por el Rock finlandés es increíble, y estamos muy agradecidas de ser parte de esta historia. También apreciamos todo lo que han respetado nuestros puntos de vista sobre cómo nos gustaría trabajar y construir nuestra historia. Ha sido una auténtica iniciativa colaborativa.

 
– Sale en 2019, lo cual quiere decir que la gente sigue interesada en SANTA LUCIA. ¿Sabíais que había este interés? ¿Habéis notado que probablemente habéis llegado a gente nueva (y a nuevas generaciones) con herramientas como Internet?
No teníamos ni la menor idea de que existía algo como fans de LUCIA, y mucho menos que habría bastantes. Estábamos muy al margen en nuestro tiempo y pensábamos que seguíamos allí. Cuando dimos los conciertos de reunión hace algunos años, quedamos boquiabiertas. Y ahora mandar nuestras camisetas al otro lado del charco… No podríamos estar más confundidas. ¡Y encantadas!

 
– De todas formas siempre habéis formado parte del underground, ¿creéis que si vuestras letras hubieran sido en inglés posiblemente habríais llegado a más gente? ¿Alguna vez considerasteis tener algunos temas en inglés?
Bueno, para ser breve, estábamos felizmente fuera del mainstream porque todo lo normal apestaba. Las letras de Kultsi eran adecuadamente complejas y morbosas, lo cual era una fuerza motriz tras todo lo que hacíamos. Hoy en día hay en Finlandia una amplia escena con letras en finlandés, pero cuando elegimos cantar en finlandés se consideraba una elección extraña. Las letras de Kultsi también diferían de los clichés del Heavy Metal. Las letras de SANTA LUCIA eran poéticas y bizarras, y produnfizaban en la mente humana. ”Kiristävä silmä, hirttäytynyt päähäni, ulos pullistuu, pudottautuuko käteeni? Kun katsot lävitseni, näet ahdasmielisen eläimen, kun kuljet lävitseni, tunnet laajentuneen kasvaimen.” («El ojo tenso, colgando solo en mi cabeza, sobresaliendo, ¿cae en mi mano? Cuando miras a través de mí, ves un animal de mente cerrada, cuando caminas a través de mí, sientes un tumor expandiéndose». SANTA LUCIA: «Kiristävä silmä [«Ojo tenso»]). Cómo era de esperar, el contenido de las letras del grupo impactaba a la gente.

 

– Este recopilatorio contiene todo vuestro material, incluyendo el EP «Neljä Tunnelia Tuonelaan», que nunca había salido en vinilo. Si no me equivoco solo se editó en CD, ¿cuál fue la razón tras esto? Ya que teniendo en cuenta cuándo salió, es sorprendente que no saliera también en cinta, o incluso en vinilo.
Esa es una pregunta interesante. No puedo recordar ni si se debatió el formato en algún momento… Posiblemente era el momento donde los vinilos estaban dejando paso a los CDs y quizás también como solo era un EP…

 
– También contiene material inédito. ¿Cuáles son estas canciones y de cuándo son? ¿Son sobras o teníais en mente lanzar algo más en algún momento?
El material inédito está cogido de varias demos de 1987 a 1991. Algunas de ellas eran sobre del disco y del EP, o eran caras B de nuestros singles, porque digerían mucho del otro material y del estilo; algunas de ellas simplemente permanecieron sin terminar. Total, hemos seleccionado temas de nuestras demos que más nos gustan particularmente.

 
– Esto es todo, gracias una vez más por responder a nuestras preguntas. Si quieres añadir algunas últimas palabras; tómate la libertad de hacerlo.
En estos momentos, con esta experiencia en la vida, nos consideramos «jodidas afortunadas» por todas las oportunidades que tuvimos. Al mismo tiempo, estamos extremadamente orgullosas de nuestros logros.

 

Tania Giménez
tania@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin