STREAMER – Now or Never

“Now or Never” es el debut a lo grande de la banda barcelonesa STREAMER, una banda que camina por la senda del Metal más old school en los matices más clásicos. Ya de entrada nos encontramos, en este caso, con el formato vinilo, al igual que la legendaria banda canadiense EXCITER definen sus caras como “side heavy” y “side metal”. Y así, en la cara “heavy”, nos encontramos con “Now or Never”, con unos riffs muy clásicos que recuerdan al sonido británico de la NWOBHM, pero con un sentido vocal más underground si cabe, al estilo europeo, tipo los KILLER belgas, amen de unos punteos, solos y juegos muy MAIDEN.

 

Le sigue “The Game”. También un sonido muy old school, con un patrón de riffs también muy UK, pero con un poder más metálico, subidas y bajadas de tono y cambios muy clásicos, con armonía y, de nuevo, esa voz que le imprime un plus más agresivo, aunque también le da su entonación melódica sin abusar, con estrofas que enganchan muy bien. “Dressed to Kill” es ese corte a medio tiempo de riffs constantes, con buenas entradas de guitarra por medio, al estilo de los grupos thrashers de la Bay Area, dándole toques de elegancia y buen gusto. Esta vez le voz le brinda ese aire Hardcore, agresivo, pero no molesto. Lo mismo ocurre en “The Beach”, también un riff constante, pero esta vez rocoso. Una pista con parones más lentos, con cierta épica germana under 80’s, que me recuerda a aquella formación teutona de los 80 llamada FAITHFUL BREATH. Y acabamos la “side heavy” con “Kings of the Old Schoo”. Y, como su nombre indica, toda una declaración de principios. Un tema Heavy Metal estándar, tan simple como efectivo, tirando a un Power US Metal con unos riffs muy metálicos y adictivos. Una canción pistera, de cabeza arriba y abajo y pñño en alto en el estribillo. Y en seguida damos la vuelta al disco y nos introducimos en la “side metal”, que se abre con “Streamer”. Un cóctel instrumental de sonidos clásicos que te recordarán a MAIDEN, METALLICA… Cada cambio de ritmo es más Heavy que el anterior, armonía y sentimiento, que suena de lujo. Le sigue “Soulless”. Más Metal si cabe. Un ritmo cabalgante, buenos golpes de riff, aceleración continua. Esto roza el Speed/Thrash. La voz le da ese aire thrasher a lo DEATHROW que, junto a la velocidad instrumental, tipo bandas como RAZORF, hacen una canción muy compacta, además de tener ese tono a himno, a hit single del combo. Un tema que se nota se está tocando a gusto. “(Sleeping) in the Nightmare” es machacona, rozando el Hardcore. Golpes vocales con autoridad, a lo NUCLEAR ASSAULT, pero detrás riffs con cambios y punteos sin espacios instrumentales, haciendo una canción toda de un golpe, con agresividad controlada y directa. Y acabamos con dos canciones, “Sign of the Panzer”, de nuevo con esos tonos y toques a la NWOBHM, con una base más dura en ocasiones. Una pista que se va acelerando y creciendo. De nuevo, muy dir4ecta, con esa buena conjunción de crudeza y elegancia a todos los niveles, vocales e instrumentales. Y el último tema es una versión, el “Rock n’ Roll Hoochie Koo”, de RICK DERRINGER. Muy lograda, dándole el punto más metálico pero manteniendo la chulería de la canción en toda su esencia, ya sea en los coros o en esos solos rockeros adictivos.

En definitiva, un buen debut de estos tíos, con un disco claramente marcado por el old school, y que a estas alturas se agradece enormemente. Sin duda, se ve, y sobretodo se escucha, que esta gente hace lo que más le gusta y, especialmente, que tienen culturilla metálica.

Autoeditado (2017)
Puntuación: 8/10

 

Paco Gómez
Paco@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin