TONY MILLS – Streets of Chance

Aquí presentamos “Streets of Chance”, este trabajo por el que fuera (o sigue siendo, no lo sé) cantante de los melódicos SHY. Aquí Tony nos muestra el lado que siempre ha tenido allá donde haya estado o colaborado; el Rock melódico. Y buena prueba de ello la tenemos en “Scars” y “Weighing me Down”, temas que tienen esa comercialidad radiofónica melódica que hace de los cortes un compendio de melodías suaves pero con el tono justo de potencia en estos casos, acompañados por una voz en clave de Hard y unos acompañamientos vocales muy bien tratados, amen de unos solos limpios y relucientes.

 

 

Lo mismo pasa en “Dream On”. Tiene esa esencia de hit single, pero esta vez hay algún efecto vocal más moderno, con una voz filtrada, robotizada en algunos casos, y con un apoyo coral en los estribillos excelente. “When the Lights go Down” y “When we Were Young” van jugando entre la power ballad y el medio tiempo, siempre con esa fuerza melódica controlada al milímetro para que la voz encaje perfectamente a medida que se producen pequeños cambios de ritmo, siempre melódicos, con bellos pasajes tanto vocales como instrumentales. Del mismo estilo es “Battleground”, aunque esta con unos riffs un poco más endurecidos, y un acompañamiento vocal más meloso pero, en líneas generales, parecida a “When the Lights go Down”; todo milimetrado y ajustado en un patrón melódico. En cambio, el término powerballad de toda la vida lo tenemos en “The Art of Letting go”, una canción con un  ritmo a lo DOKKEN, riffs endurecidos suavemente con un corte lineal pero de buen gusto auditivo. La voz de Tony suena más clásica que nunca, con el apoyo de teclas y coros, como siempre, y unos solos muy Hard melódicos llenos de exquisitez melódica. “Seventh Wonder” en cambio sí es un medio tiempo muy Hard, con unos riffs más heavies e incluso Tony tiene una tesitura más metalero en la voz, aunque el acompañamiento coral y los teclados le dan ese cóctel Heavy metálico melódico con cierta épica y pomposidad incluso. Mientras que “Legacy” y “Storm Warning” siguen teniendo la tónica Heavy melódica general por que la transcurre el disco, aunque estas tienen ese sentimiento más AOR, con elegancia, a la hora de estribillos, acompañamiento vocal y teclas, con subidas y bajadas, pero siempre manteniendo la fuerza, melodía y buen gusto en toda su composición, especialmente a la hora de los solos, con ese plus más Hard y Heavy que imprime el sonido de guitarra.
En fin, un buen trabajo de Rock melódico.

 
Battlegod Productions (2017)
Puntuación: 7/10

 

Paco Gómez
Paco@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin