EPITAPH – Claws

EPITAPH es una banda italiana formada en 1987 y que hasta la fecha solo tenía un LP aparecido en el 2014, del cual no había escuchado nada. Pero he aquí en el 2017, que me encuentra con esta joyita de cinco temas que dura más de 45 minutos. El disco, “Claws”, tiene el sentimiento y la esencia oscura, teatral y dramática de la época italiana de los 70/80 (LORD CRUCIFER, BULLDOZER, JACULA, DEATH SS, ANTONIUS REX, etc.).

Así, nos introducimos en un viaje musical. Y empezamos con “Claws”, que arranca con un Heavy Doom de una adicción absoluta. Unos buenos riffs sin espacios, con crudeza y un groove guitarrero muy vacilón que va apareciendo sobre la marcha. En cuanto a la voz, destaca por su teatralidad e interpretación entre tanta densidad musical. No faltan los cambios de ritmo a un Doom más primitivo, con buenas entradas, golpes y punteos a destiempo que lo hacen más oscuro. Siempre con el apoyo vocal y todo su dramatismo.

 

 

 

Le sigue “Waco the King”. Aumenta la dureza de los riffs, y alarga los puteos de guitarra para darle más misterio a un corte que se va convirtiendo en un alarde dramático vocal rozándole el delirio, otorgándole a la pista una teatralidad y narración entre lo oscuro y la épica.  “Sizigia” prosigue en esa onda dramática vocal, con unos riffs duros con punteos que aparecen muy de los grupos oscuros de los 60, unos buenos cambios de ritmo con cabalgadas heavies y, al final, unos solos muy clásicos. Eléctricos y adictivos. Llegando al final, “Wicked Lady”. Es la canción más larga del álbum. Si bien todas duran más de cinco minutos, esta pasa de los once, y en ella tenemos la definición perfecta de por dónde se mueve esta gente: golpes de riffs “sabbathicos“, punteos de guitarra sinuosos y pausados entre uno y otro que, junto a la voz, siempre dramática, le brinda ese enfoque de película de terror a la italiana. También tiene unos pasajes atmosféricos con guitarras a toque funerario que se estira considerablemente un buen rato, pero que te mantiene en vilo, acompañados por la voz tenebrosa y oscura de su vocalista. Y, en esta ocasión, con unos coros malignos para terminar con más dureza y unos riffs más heavies. Es un corte con un patrón parecido al “Heaven and Hell” de BLACK SABBATH , pero con una carga de drama y delirio. Y acabamos con “Declaration of Moe”. Tiene un sentimiento más místico. Aunque los riffs son muy crudos tiene cierta melancolía instrumental y sobretodo vocal en algunos pasajes. Diría que es una pista más melódica, con más detalles y sonidos entre instrumentos, que a veces puede llegar a parecer caótico, pero que encaja con la atmósfera triste que se pretende y se da.

En definitiva, todo un viaje alucinógeno, dramático, teatral, delirante… Y Heavy, por supuesto.

 

High Roller Records (2017)
Puntuación: 9/10

 

Paco Gómez
Paco@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin