CRITICAL SOLUTION – Barbara the Witch

Este “Barbara the Witch” es el tercer trabajo de CRITICAL SOLUTION, esta banda de Noruega que practica un Thrash de corte clásico con ciertos elementos y aires de oscuridad. El álbum consta de doce temas más la sorpresa de un CD bonus con varias versiones, así que empezaremos con el álbum de estudio, que se inicia con “Natas for Live”,  son tres minutos de intro con un sonido a catedral por un órgano acompañado de unos coros celestiales. Después una voz narrando el corte sobre unos juegos de ritmos parecidos a las intros de KING DIAMOND, con esos bucles de sonido que lo hacen misterioso, para adentrarnos en “The Villlage”.

 

Tiene una entrada a lo KING DIAMOND que tira para atrás, pero añadiéndole una vuelta más y acercándolo al Thrash Metal. Las teclas también tienen su fuerza en la canción, dándole ese punto oscuro. Los solos lo mismo, endiablados y heavies. Lo único que se sale un poco es un cambio de ritmo muy thrashers y vocalmente muy Hardcore que aparece un par de veces en toda la pista, pero que aún así cuadra bastante bien en un título bien elaborado musicalmente. “Barbara the Witch” tiene un rollo muy TESTAMENT, tanto en los ritmos como en la voz. Es un tema Thrash con unos cambios brutales y unos coros agresivos. Rítmicamente sigue teniendo ese espíritu MERCYFUL/DIAMONG, sobretodo en los solos y en la atmósfera que recrea el corte. En cambio, “Peter Crow” se mueve por el Thrash de unos METALLICA o ANTHRAX. Súper acelerada, pero con unos parones al estilo ANNIHILATOR que cortan el tema y detrás de un redoble empiezas a escuchar un medio tiempo épico, para volver al riff inicial y de nuevo pararte, otra vez redoble, y entrar en otra dimensión guitarrera de la Bay Area. Muy headbanging. Por el contrario, “Return of the Witch” también se mueve en terrenos de la Bay Area en cuanto al sonido y la potencia, pero tiene unos cambios con un tono más melódico, donde las teclas mandan de nuevo para volver al principio con esa voz amenazante y directa, acompañada de un ritmo endiablado de guitarras. “Red Hooded Devils” tiene un inicio a lo EXORCIST, pero acompañado por una acústica que lo hace menos oscuro, hasta que llega el cambio y aparecen unos riffs ultra cavernosos, muy densos, pero durísimos y speedicos. Los cambios de ritmo siguen el mismo juego, con riffs más a medio tiempo y una voz menos agresiva pero bien acoplada, y otros más speedicos con un sonido muy a lo METALLICA. Por lo demás, las teclas con entradas y salidas por todas las notas le dan ese aire lúgubre y oscuro. Igual es “Officer Green”, donde los teclados también tiene un protagonismo especial, destacando durante el tema. Lo único que no tiene acústicas y, por lo demás, sigue la misma línea que “Red Hooded Devils”. “The Burning Pyre” empieza con unos sonidos y una narración muy de los viejos discos de COOPER. Muy burlesque, por llamarlo de alguna manera. Pero en seguida la reacción es atacar con unos buenos riffs y agresividad vocal. Pero no van por ahí los tiros, porque el tema mantiene esa oscuridad y atmósfera asesina. Y durante los ocho minutos que dura, van apareciendo momentos y cambios donde el ambiente se relaja, sin dejar la esencia de casi Opera Rock oscura que transmite, dando brillantes momentos instrumentales, que es donde creo radica el peso de este tema. Y “End of the Beginning” es otra intro narrada parecida a la interior, que nos introduce en “The Headless Horsemen”. Muy METALLICA en su comienzo. Devastadora y brutal. Thrash del que nos gusta. De nuevo, con un juego vocal, solos y parones muy a lo MERCYFUL/DIAMOND, que le da el punto oscuro que el grupo tiene, pero en esencia un sonido old school total. Y, para acabar, “A Lady in White” es una pieza instrumental con diferentes sonidos que incluyen eléctricas, acústicas, unas guitarras españolas que le dan un aire aflamencado muy chulo. Y “Into the Abyss” es el epílogo final de la historia. Si has escuchado los discos de KING DIAMOND te cuentan un principio y un final. Pues este es el final. Una voz narrada con unos redobles de tambor y un final que se va apagando lentamente, con unas risas finales muy bajas. O sea, KING DIAMOND total. Esto es lo que da de si el disco el completo. Y en cuanto al CD bonus que comentábamos antes, estas son algunas de las versiones que han hecho en este CD: “Locked up in Snow”. Pertenece a KING DIAMOND AND BLACK ROSE. Apenas tiene una variación, solo vocalmente, aunque el intento de modular la voz a lo KING es notorio, no sale del mismo tono aún tiene ese punto. Por lo demás, la instrumentación es ese sonido oscuro diabólico de los 70, de teclas y riffs con mucho bucle. “Let it Doe”, es de OZZY, del álbum “Scream”. Aquí suena más a los sonidos de los 90, estilo PANTERA, conservando esos sonidos semi industriales que tenía la original, pero cambiándolos a riffs más Doom, incluso más SABBATH que el tema de Ozzy. “Killed by Death”, de MOTÖRHEAD, es un homenaje fidedigno dentro de todo lo posible que pueda ser. Es decir, que la canción es clavada, quizás con más electricidad y dureza en el riff, y algún parón con toques de batería diferentes, y una voz más heavy que para nada se parece a Lemmy. Pero está hecho con el corazón, con ganas de hacer un pequeño homenaje, y con la ayuda de Winfield y LaRocque como colaboradores especiales. “Iron Man”, de SABBATH, se presta a la banda, ya que es una pista que por sí sola ya tenía ese sonido y riffs tan adelantados a su tiempo, que solo ha habido que súper producirla algo más y darle más crudeza y limpieza a los riffs. Incluso en los solos y cambios instrumentales mantiene esa atmósfera densa detrás de la música. Un tema atemporal que no puede sonar de otra manera. “Speed King”, de PURPLE, quizás sea la que mejor ha quedado. Ese aire de los 70. Un Hard Rock durísimo respetando los riffs. En los cambios y solos se aprecia más la diferencia. No es Blackmore, pero sabe darle ese tono místico, dentro de lo posible. Al igual que el teclado. “Gypsy”, de URIAH HEEP, tiene el lujo de la colaboración de Snowy Shaw. Otra que ha quedado de lujo, sin perder esa esencia de los 70. También está adaptada a nuestro tiempo, dotando los riffs originales de más fuerza y pomposidad. Aquí con la voz de Snowy la cosa cambia. Sabe darle el juego HEEP, con esa teatralidad, e introducir un ápice metálico.

 
Crime Records (2017)
Puntuación: 8/10

 

Paco Gómez
Paco@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin